Anunciantes | Quiénes Somos | Suscríbase | Catholic Sentinel | EL CENTINELA ARCHIVO
El Centinela | Portland, OR Jueves, 21 de Junio de 2018
Primera Comunión Parroquia de Pan Pedro 2018 Semana Santa 2018 Peregrinos de Portland recorren las calles con la Virgen de Fátima Celebraciones por el Centenario de las apariciones de la Virgen de Fátima Misa Mariachi 2017 Cinco de Mayo 2017 Marcha del 1ro. de Mayo 2017 Conferencia Pastoral de Ministros 2017 Semana Santa 2017 Reliquia del Papa Juan Pablo II Caminando con Jesús PDX Rito de Elección 2015 Misa Maya con Arzobispo Alexander Sample Concierto 'Vive tu Fe' Misa Mariachi Cinco de Mayo Ordenación Obispo Peter Smith Canonización en Roma Semana Santa 2014 Misa del Santo Crisma Pascua Juvenil 2014-Turner, OR. Bring Them Home/Traerlos a Casa Libertad Religiosa Cinco de Mayo Visita del Papa a México y Cuba Ciudadanía para Mónica Diaz Virgen de Guadalupe 2011 Jornada Mundial de la Juventud- Madrid 2011 Misa Mariachi en el Cinco de Mayo con Arzobispo John Vlazny Terremoto y Tsunami en Japón Beatificación de Juan Pablo II Tornado en Aumsville, sureste de Salem Bicentenario de Independencia de México Congreso de Jóvenes de Portland Mundial Sudáfrica 2010 Terremoto en Chile Haití sumida en la destrucción Fiesta de la Virgen de Guadalupe Mes de la Hispanidad 2009 Visita de Obama al Papa en El Vaticano Papa en visita a Tierra Santa Posesión del Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama Bodas de Plata del Arzobispo John Vlazny Reunificación de la Familia Díaz Elecciones 2008 Beatificación en Roma Jornada Mundial de la Juventud 2008 en Sydney Ingrid Betancourt- Momentos de libertad Un año de la Redada en Portland-Junio 2008 Visita del Papa a Estados Unidos-Abril 2008 Galería de Fotos

Inicio : Comunidad y Fe : Comunidad y Fe 21 de Junio de 2018

11 de Mayo de 2018 4:06:00 PM
Homenaje a las Madres en la Misa Mariachi
Durante la Homilía del Arzobispo John Vlazny en el Cinco de Mayo
Francisco Lara/El Centinela
Arzobispo John Vlazny con el Mariachi de la Ciudad de Guadalajara y los bailarines del Ballet México en la Piel de Portland, momentos antes de iniciar la Misa Mariachi del Cinco de Mayo, el pasado 6 de mayo en el Waterfront Park de Portland.
Francisco Lara/El Centinela
Arzobispo John Vlazny con el Mariachi de la Ciudad de Guadalajara y los bailarines del Ballet México en la Piel de Portland, momentos antes de iniciar la Misa Mariachi del Cinco de Mayo, el pasado 6 de mayo en el Waterfront Park de Portland.
Rocío Rios
De El Centinela

Las palabras fueron escuchadas por más de 900 asistentes que llegaron para participar de la Misa Mariachi, que en la Fiesta del Cinco de Mayo, celebraron el XXXIV Aniversario.

Estas palabras fueron las del Arzobispo John Vlazny, quien presidió la Eucaristía para todos los asistentes y en español.

Inició su homilía diciento: “Estamos aquí pidiéndole al Señor una bendición grande a beneficio de nuestras dos patrias: México y los Estados Unidos del norte. Como he dicho es un privilegio celebrar esta Misa anual con ustedes mis queridos hermanos y hermanas.

Sí, estamos celebrandoel 5 de mayo, pero también en México y en los Estados Unidos del norte, vamos a celebrar el Día de las Madres, dijo en la Misa Mariachi del pasado 6 de mayo, en el Waterfront Park de Portland.

Sus palabras en referencia al Día de las Madres llegaron a toda la comunidad.  “Por todo el mundo, durante el mes de mayo recordamos con mucho gusto que la Madre de Jesús,  María la Virgen de Guadalupe es también nuestra Madre. Y hermanos es verdad que son nuestras madres, quienes nos proveen la experiencia primera y más duradera del amor incondicional”.

Reflexionando sobre ese amor, compartió con todos los fieles. “Una vez, una joven que estaba estudiando en una universidad, fue con el sacerdote para buscar consejo espiritual y cuando la conversación se acabó, el sacerdote le dijo que ser emotivo, es típico al principio del tiempo de ser estudiante en una universidad grande. Y la joven le miró con ojos tristes y le dijo al sacerdote: ‘sí yo sé, pero padre: ¡extraño a mi mamá!’ Y seguramente muchos de nosotros pueden identificarse con las palabras de esta joven”.

“Todos anhelamos un hogar, amor incondicional, seguridad bendita. Una mamá representa ese tipo de amor. En las escrituras de esta Misa, Dios habla con nosotros del mandamiento del amor y tal instrucción es muy apropiada este mes. Casi siempre son las madres nuestras, las primeras maestras de los caminos del amor. Son maestras que influyen tanto en el éxito, como en la felicidad de sus hijos”.

El Arzobispo Vlazny reiteró el mensaje del Evangelio. “Escuchamos estas palabras: “Ámense unos con otros, como yo los amo a ustedes”. Y además el Señor dijo: ‘Les digo amigos, yo que los escogí a ustedes, los he escogido para que produzcan fruto y ese fruto permanezca’. Al fin y al cabo, es el amor que penetra y resume todo el mensaje de Jesús, y toma sentido en la vida cristiana”.

“El amor es esencial para vivir como Jesús nos enseñó. Donde hay amor, hay éxito. Donde nos falta el amor, generalmente hay chasco y fracaso. En la vida diaria de la familia se justifican los sacrificios desinteresados y amorosos de las buenas madres y los buenos padres en beneficio de sus hijos. Y por eso, es natural que las madres y los padres tengan mucho orgullo y respeto por los éxitos de sus hijos”, dijo el Arzobispo Vlazny.

 

Cantar al amor

 “Y no es muy difícil hablar del amor. Cantar al amor. Admirar el amor”, enfatizó en su homilía.

“De otro lado, el amor casi siempre demanda algunos sacrificios. Algunas incomodidades. Muchos gastos personales, para que sea más que un deseo o solas palabras. Para que ese amor sea una realidad”.

Con respecto a la realidad de las familias en la actualidad, reflexionó. “Jesús habló mucho del amor. Pero hoy en día es muy difícil hablar de los mandamientos. Nadie quiere hablar de los mandamientos. ‘Yo quiero hacer lo que yo quiero y nada más’. Pero hay un mandamiento que todos los jóvenes reconocen y no hablan mucho de esto. Pero los jóvenes lo conocen muy bien. Y este mandamiento es: “Honrar a tu Padre y tu Madre”.

En su reflexión utilizó un ejemplo: “Un sacerdote después de su visita a la prisión, con muchos hombres endurecidos, comentó cómo esos hombres hablaron de sus papás, con cariño y con amor. Y este sacerdote después de su visita dijo que estos encarcelados todavía sentían el dolor, porque habían deshonrado a sus madres y a sus padres”.

“Este amor de los padres es algo profundo en todos nosotros. Queremos que nuestras madres y nuestros padres puedan decirnos: ‘Bien hecho. Buen trabajo. Te quiero’. Queremos darles ese honor y ese amor. Y este mandamiento del amor está plantado en la profundidad de nuestro ser”.

“Es importante recordar las palabas de Jesús: ‘Como el Padre me ama, así los amo yo’. Además, “permanezcan en mi amor”. Si cumplen mi mandamiento, permanezcan en mi amor”.

                                     

rocior@ocp.org   





Búsqueda Avanzada


Claúsula de Privacidad | Contáctenos
Software © 1998-2018 1up! Software, All Rights Reserved