Anunciantes | Quiénes Somos | Suscríbase | Catholic Sentinel
El Centinela | Portland, OR Miércoles, 26 de Abril de 2017

Inicio : Comunidad y Fe : Hecho en la Fe 26 de Abril de 2017

7 de Mayo de 2012 11:13:00 AM
Un llamado a proteger la libertad religiosa
La petición viene del Arzobispo John Vlazny a la comunidad hispana
Foto de El Centinela por Kim Nguyen
El Arzobispo John Vlazny bendijo la imagen de la Virgen de Guadalupe que fue hecha por Yolanda Valdéz.
Foto de El Centinela por Kim Nguyen
El Arzobispo John Vlazny bendijo la imagen de la Virgen de Guadalupe que fue hecha por Yolanda Valdéz.
Foto de El Centinela por Kim Nguyen
El diácono Jesus Espinoza hace la lectura del Santo Evangelio durante la Misa Mariachi del 6 de mayo.
Foto de El Centinela por Kim Nguyen
El diácono Jesus Espinoza hace la lectura del Santo Evangelio durante la Misa Mariachi del 6 de mayo.
+ Ver más fotos
Foto de El Centinela por Kim Nguyen
El Arzobispo John Vlazny pidió a la comunidad defender y respetar el derecho a la libertad religiosa.
Rocío Rios


Este año la Misa Mariachi fue un evento memorable. Más de 500 personas se reunieron en la carpa principal del Waterfront para orar, compartir la fe y sobre todo, ser testimonio de una cultura que se hizo presente en los Hispanos a través de la música del Mariachi que sirvió para amenizar la misa celebrada por el Arzobispo John Vlazny.

Esta Misa Mariachi es el marco de la fiesta del Cinco de Mayo es el evento cívico más importante al que es invitado el Arzobispo John Vlazny, quien preside la hermosa ceremonia en español. Este año lo acompañaron el diácono Jesús Espinoza de Santa Elizabeth en Aloha y el padre Jorge Hernández de la parroquia de la Ascensión.

El Arzobispo Vlazny saludó a la congregación diciendo: “Cada año nos reunimos en esta fiesta del Cinco de Mayo para celebrar la cultura hispana de nuestra ciudad y fortalecer la unidad que es nuestra como ciudadanos y también como discípulos de Jesús. Por supuesto, todos queremos vivir bien, con paz y justicia para todos”.

Y se refirió al Evangelio. “Como acabamos de oír en el Evangelio de hoy, Jesús dice que para vivir bien, el cristiano tiene que mantenerse cerca de él. Se compara a sí mismo, como una vida y nosotros somos los sarmientos. Como un sarmiento no puede producir uvas si se quita de la vid, tampoco nosotros podemos hacer buenas obras y tener éxito en nuestras luchas de la vida diaria, apartados de él. Sin él, no podemos dar alivio a los pobres ni podemos guiar a nuestros propios hijos a la madurez verdadera”.

Igualmente, el Arzobispo se dirigió a la comunidad con un ejemplo que ilustró la importancia de la unidad. “Un hombre tiene una numerosa familia, pero sus hijos no viven en buena armonía. Por causa de sus incesantes querellas, sus negocios peligraban. Pues unos malvados intentaban aprovecharse de la discordia. Un día el padre convocó a todos sus hijos y puso delante de ellos un haz de varas y les dijo: “Intenten romperlo”. Todos probaron pero en vano. El haz resistió. Pues dijo el padre, “separen las varas”. Los hijos separaron las varas y las rompieron una por una. Pues añadió el padre: “Queridos hijos, ya ven el efecto de la concordia. Mientras están unidos , los malos no prevalecerán contra ustedes. Pero si viven reñidos, sucederá con ustedes lo que con estas varas”.

Libertad Religiosa

El mensaje central de la homilía del Arzobispo Vlazny este año estuvo centrado en lo siguiente: “La enseñanza de Jesús por este ejemplo de la vid y los sarmientos es bien clara: sólo darán verdadero fruto y tendrán buen éxito en la vida, cristianos que están unidos a la Vid, al Señor Jesús resucitado que todavía está con nosotros en la Iglesia. Es importante recordar que antes de su Ascensión al Padre Jesús estableció la primera comunidad cristiana, la primera Iglesia para mantener y extender su presencia y sus enseñanzas por toda la tierra hasta el fin del mundo. Esto quiere decir que somos nosotros, los fieles cristianos, que tenemos que ser la presencia de Jesús y predicar su mensaje precioso, con palabras y por hechos, aquí en Portland, en Guadalajara, en Roma, de hecho, por toda la tierra”.

¿Tendremos éxito en esta tarea? Sin unidad en la iglesia, no. Según la Palabra de Dios que escuchamos hoy. De hecho, en este momento aquí en los EE.UU tenemos un peligro bien grande porque hay la posibilidad de perder nuestra libertad religiosa, un derecho designado en el Derecho de la Tolerancia, la primera ley en nuestra nación de proteger los derechos de libertad de conciencia del individuo. Esta libertad requiere vigilancia, unidad y protección contínua, de lo contrario puede desaparecer. Seguro al principio había problemas, pero a finales del siglo dieciocho, los fundadores de esta nación adoptaron la libertad religiosa como una condición esencial de una sociedad libre y democrática. Cuando se ratificó la Declaración de Derechos, la libertad religiosa se distinguiría en ser la primera de nuestras libertades”.

Con sus palabras en español, Vlazny explicó a la comunidad: “Pues, cuál es el problema del asunto de hoy en día? Es el reciente mandato de nuestro gobierno nacional que requiere que casi todos los planes privados de seguros médicos cubran la anticoncepción, la esterilización y las drogas abortivas. Por primera vez, en nuestra historia, el gobierno federal obligará a las instituciones religiosas a facilitar y pagar por algo que es contrario a nuestras enseñanzas morales. Además, es el gobierno, no la Iglesia, que definirá cuáles instituciones son “suficientemente religiosas” para ameritar la protección de su libertad religiosa. ¿Es posible que vayamos a perder nuestros derechos y nuestra libertad religiosa cristiana? Sí, si pueden dividirnos en esta lucha. Sí, si pueden separar los sarmientos, que somos nosotros, de la Vid, que es Jesús mismo, presente en el mundo de hoy por su Iglesia”.

Llamado la Unión

Hermanos y hermanas, cortados de Jesús nuestra vid, nos hacemos secos en nuestros esfuerzos de vivir la vida cristiana y de construir el Reino de Dios en nuestra Nación bien querida. Queremos producir buen fruto por medio de nuestro trabajo como ciudadanos y discípulos de Jesús. Por eso, hay que mantenernos unidos en la lucha y fortalecidos por la gracia de la Eucaristía que celebramos aquí hoy y en nuestras parroquias cada domingo. Es la palabra de Dios que nos limpia las ideas erróneas. Por ejemplo, en la primera lectura hoy, estaba propuesto el amor mutuo como nuestro objetivo en la vida. Tal amor vale mucho más que divertirse o enriquecerse a sí mismo. Además en la Eucaristía, tomada con la reverencia debida, que nos provee con el sumo testimonio del amor desinteresado y de la verdad indisputable que se vé en la Cruz de Jesucristo, podando nuestros vicios y divisiones”.

Ante una comunidad en silencio, Vlazny reiteró: “Sí hermanos y hermanas, ser testigos del amor, y de la verdad como discípulos misioneros en Portland, en Guadalajara, en Roma y en el mundo de hoy, tendrá éxito si nos mantenemos unidos a la Vid, que es Jesús, y a los demás sarmientos, que son todos los fieles cristianos. Ojalá que por medio de estos días en que celebramos nuestra cultura y nuestra unidad, saldremos de aquí más comprometidos a la misión evangelizadora de nuestra iglesia, y a la protección de los derechos humanos, especialmente hoy día a la libertad religiosa, la primera de las libertades del pueblo americano.



Noticias Relacionadas:
• Misa Mariachi en español
• La Misa Mariachi fue el espacio de cultura y fe
• Aplauso y reconocimiento a John Vlazny Arzobispo Emérito en el Cinco de Mayo



Búsqueda Avanzada


Claúsula de Privacidad | Contáctenos
Software © 1998-2017 1up! Software, All Rights Reserved