Anunciantes | Quiénes Somos | Suscríbase | Catholic Sentinel
El Centinela | Portland, OR Domingo, 30 de Abril de 2017

Inicio : Comunidad y Fe : Columnas Anteriores Arzobispo John Vlazny 30 de Abril de 2017

13 de Febrero de 2012 10:27:00 AM
Que la libertad religiosa sea restaurada

Arzobispo John Vlazny


Queridos Hermanos y Hermanas en Cristo,

Es importante saber que el gobierno federal acaba de darle un golpe duro a la población Católica y a los millones más que reciben algún servicio por los creyentes de la fe Católica.

El Departamento Estadounidense de Salud y Servicios Humanos anunció la semana pasada que casi todos los empleadores, incluyendo a los empleadores Católicos serán forzados a otorgar a todos sus empleados cobertura de salud que incluye esterilización, fármacos que inducen el aborto y la anticoncepción. Casi todas los entidades que ofrecen seguro médico serán forzadas a incluir esos “servicios” en las pólizas de seguro médico que ellos otorgan y casi todos los individuos serán forzados a comprar esa cobertura como parte de su póliza.

Por esta decisión, la Administración ha hecho a un lado la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, negando a los Católicos la primera y más fundamental libertad de esta nación, la de la libertad religiosa. Al menos que la decisión sea revocada, nosotros los Católicos estaremos obligados a violar nuestras consciencias o suspender la cobertura de salud para nuestros empleados (y sufrir las sanciones por suspender la cobertura). La única concesión que ofreció la Administración fue dar a nuestras instituciones un año para cumplir.

No podemos y no vamos a cumplir con esta ley injusta. La gente de fe no puede ser convertida en ciudadanos de segunda clase. Ya se unieron nuestros hermanos y hermanas de todas las religiones al igual que muchos otros de buena voluntad en esta causa tan importante de retomar nuestra libertad religiosa.

En generaciones pasadas, la Iglesia siempre ha podido contar que los fieles se levanten a proteger sus deberes y derechos sagrados. Tengo la esperanza y la fe que la Iglesia de nuevo pueda contar con esta generación de Católicos en hacer lo mismo. Nuestros hijos y nietos no se merecen menos.

Por lo tanto, pido de usted dos cosas: Primero, al ser miembros de una comunidad de fe, debemos comprometernos a la oración y al ayuno, para que la sabiduría y la justicia prevalezca y que la libertad religiosa sea restaurada. Sin Dios no podemos hacer nada. Con Dios nada es imposible. Segundo, le recomiendo que visite la página de internet www.usccb.org/conscience para aprender más sobre este asalto tan grave a la libertad religiosa y sobre cómo contactar al Congreso que está a favor de la legislación que revocaría la decisión de la Administración.

Gracias por todo lo que usted hace por construir la Iglesia y la sociedad.

Sinceramente suyo en Cristo,

Most Reverend John G. Vlazny.

Arzobispo de la Arquidiócesis de Portland en Oregon.



Noticias Relacionadas:
• La misión evangelizadora empieza aquí
• Obispos estudian nueva política de seguros anunciada por Obama



Búsqueda Avanzada


Claúsula de Privacidad | Contáctenos
Software © 1998-2017 1up! Software, All Rights Reserved