Anunciantes | Quiénes Somos | Suscríbase | Catholic Sentinel | EL CENTINELA ARCHIVO
El Centinela | Portland, OR Domingo, 25 de Junio de 2017
Peregrinos de Portland recorren las calles con la Virgen de Fátima Celebraciones por el Centenario de las apariciones de la Virgen de Fátima Misa Mariachi 2017 Cinco de Mayo 2017 Marcha del 1ro. de Mayo 2017 Conferencia Pastoral de Ministros 2017 Semana Santa 2017 Reliquia del Papa Juan Pablo II Caminando con Jesús PDX Rito de Elección 2015 Misa Maya con Arzobispo Alexander Sample Concierto 'Vive tu Fe' Misa Mariachi Cinco de Mayo Ordenación Obispo Peter Smith Canonización en Roma Semana Santa 2014 Misa del Santo Crisma Pascua Juvenil 2014-Turner, OR. Bring Them Home/Traerlos a Casa Libertad Religiosa Cinco de Mayo Visita del Papa a México y Cuba Ciudadanía para Mónica Diaz Virgen de Guadalupe 2011 Jornada Mundial de la Juventud- Madrid 2011 Misa Mariachi en el Cinco de Mayo con Arzobispo John Vlazny Terremoto y Tsunami en Japón Beatificación de Juan Pablo II Tornado en Aumsville, sureste de Salem Bicentenario de Independencia de México Congreso de Jóvenes de Portland Mundial Sudáfrica 2010 Terremoto en Chile Haití sumida en la destrucción Fiesta de la Virgen de Guadalupe Mes de la Hispanidad 2009 Visita de Obama al Papa en El Vaticano Papa en visita a Tierra Santa Posesión del Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama Bodas de Plata del Arzobispo John Vlazny Reunificación de la Familia Díaz Elecciones 2008 Beatificación en Roma Jornada Mundial de la Juventud 2008 en Sydney Ingrid Betancourt- Momentos de libertad Un año de la Redada en Portland-Junio 2008 Visita del Papa a Estados Unidos-Abril 2008 Galería de Fotos

Inicio : Comunidad y Fe : Columnas Anteriores Arzobispo John Vlazny 25 de Junio de 2017

11 de Junio de 2012 4:39:00 PM
Repique de campanas por la libertad religiosa

Arzobispo John Vlazny


Como católicos y americanos, nunca hemos tenido que elegir entre la religión y la nación. Así planearon los fundadores de nuestro país cuando dieron vida a la Constitución, el documento que garantiza que los ciudadanos de cualquier fe tengan el derecho de practicar su religión y contribuir a nuestra vida en común.

Los Obispos de los Estados Unidos nos vemos obligados a hacer un llamado a los católicos y nuestros conciudadanos para estar vigilantes, porque la libertad religiosa está en peligro.

La amenaza más reciente es el mandato del Departamento de Salud y Servicios Humanos que requiere que los empleadores católicos paguen por los anticonceptivos, la esterilización y las drogas abortivas, en sus planes de seguro médico. Si esto se aplica haría que las instituciones religiosas faciliten y financien un programa que va en contra de su propia enseñanza moral. Además, el mandato pretende definir cuáles instituciones religiosas son “suficientemente religiosas” para merecer la protección de su libertad religiosa.

Enfrentados con esta amenaza tan grave, los Obispos Americanos estamos haciendo lo que podemos para reunir toda la energía de la comunidad católica en defensa de la Libertad Religiosa.

Los Obispos americanos hemos propuesto un “Fortnight for Freedom” (Dos Semanas por la Libertad), durante las cuales, las iglesias locales se enfocarán en la importancia de defender nuestra primera libertad. Sugerimos que los 14 días entre el 21 de junio (la vigilia de la fiesta de San Juan Fisher y Santo Tomás Moro) hasta el 4 de julio (el Día de Independencia) sean dedicados a esta causa. Estas dos semanas serán un tiempo para que nosotros podamos crecer en nuestro entendimiento de las enseñanzas de la Iglesia sobre la libertad religiosa y un tiempo de oración y acción dedicado a proteger este derecho. Estoy pidiendo que nuestros sacerdotes prediquen sobre este tema por lo menos, uno de los domingos durante estas dos semanas. Se pedirá a las iglesias católicas de todo el país que den repique de campanas en honor de la libertad religiosa al mediodía en el horario del Este, es decir las 9.00 de la mañana en el tiempo del Pacífico, el próximo 4 de julio.

Se distribuirá información a los pastores con recomendaciones de cómo observar estas dos semanas a nivel local. Durante este tiempo tendremos la oportunidad de trabajar juntos para proteger nuestros derechos y promover la paz duradera y la justicia, en nuestros hogares y en el extranjero.

Por casualidad, pero providencialmente, acaba de estrenarse en todo el país una película que trata de los católicos que lucharon por su libertad religiosa frente a la persecución violenta de la Iglesia por el gobierno mexicano durante la Cristiada en la época de  1920. Se llama “For Greater Glory” y muestra gráficamente las circunstancias difíciles en que vivieron los católicos de entonces y cómo murieron por su fe.

Puede resultar difícil imaginar cómo vivir en un país donde el gobierno ha cerrado todas las parroquias católicas —un país sin campanas, misas, confesiones, ni el matrimonio por la Iglesia—. Si proclamaras tu fe en público, irías a la cárcel o aún peor, te habrían matado. Pero así pasó en México hace 85 años.

Espero que sea una exageración pensar que algo similar podría pasar aquí en nuestra nación, pero ¿quién habría pensado que tendríamos que abogar por la libertad religiosa aquí en los Estados Unidos?

La película se estrenó en México en el mes de abril y tiene el apoyo de la Conferencia del Episcopado Mexicano. Cuando el Papa Benedicto XVI celebró la misa en México en marzo, pusieron un símbolo de los cristeros, quienes tenían su grito de combate: ¡Viva Cristo Rey!, debajo de la estatua de Cristo Rey.

Espero que todas nuestras parroquias y familias guarden un tiempo cada día, durante estas dos semanas, para orar por la libertad religiosa aquí en nuestro país.

Visita Ad Limina a Roma
Hace poco escribí sobre nuestra visita de Ad Limina a Roma a finales de abril con los demás Obispos del Noroeste Pacífico. Como siempre, para mí, la experiencia fue inspiradora, pero, a la vez, me ofreció muchos desafíos.

El primer día en Roma, visitamos el Consejo Pontificio para la Familia. Visita que me inspiró a pensar en la forma en que nosotros  como Iglesia local, podemos apoyar más eficazmente el matrimonio y la vida doméstica en nuestra Arquidiócesis.

También visitamos la Congregación para los Obispos, la Congregación para la Doctrina de la Fe, la Congregación para el Culto Divino y la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada. Cada una de estas reuniones trató asuntos que son pertinentes a nuestro papel como maestros de la fe y pastores del rebaño.

Dimos las gracias por el nombramiento reciente del nuevo Obispo de Baker, Liam Cary, un antiguo presbítero de nuestra Arquidiócesis. Hablamos sobre algunos programas posibles para el Año de Fe venidero, revisamos la implementación de la nueva traducción inglesa del Misal Romano en nuestras diócesis y hablamos de algunas de las preguntas serias que han surgido recientemente cerca de la vida consagrada en los Estados Unidos.

Fuimos a una misa temprano en la  Tumba de San Pedro y visitamos la Congregación para el Clero y el Consejo Pontificio para los Laicos. También tuvimos la oportunidad de reunirnos con los sacerdotes americanos que están trabajando en Roma y viven en la Villa Stritch, una residencia establecida por los obispos americanos a finales de los años 1960. Nuestro propio Monseñor John Cihak es uno de los residentes.

Celebramos la misa en la Archibasílica de San Juan de Letrán, la Catedral del Papa, y luego visitamos el Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos.
El último día de nuestra visita, celebramos la misa en la Basílica de San Pedro al Altar dedicado a Juan Pablo II y visitamos la Congregación para la Educación Católica y el Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización.

El tiempo que pasamos con el Papa Benedicto XVI fue, como siempre, uno de los puntos culminantes de nuestra visita a Roma. Los obispos de la Provincia de Portland nos reunimos con el Papa Benedicto quien nos habló brevemente y nos dio una oportunidad a cada uno de nosotros de hablar sobre algún aspecto de la vida católica en nuestra diócesis.

Le dije al Papa que, a pesar de la tendencia en el resto de los Estados Unidos, el número de católicos decididamente estaba aumentando aquí en Portland. Ojalá que fuera un resultado de la predicación y enseñanza que hemos dedicado como principio de nuestro trabajo pastoral del pueblo de Dios. La verdad es que hemos experimentado una gran afluencia de hispanos quienes, sobre todo, son católicos. Es un don maravilloso pero también un reto imponente. El Papa sonrió y sugirió que extendamos el corazón, los brazos y las iglesias un poco más.



Noticias Relacionadas:
• Libertad religiosa el tema que nos concierne a todos



Búsqueda Avanzada


Claúsula de Privacidad | Contáctenos
Software © 1998-2017 1up! Software, All Rights Reserved