Anunciantes | Quiénes Somos | Suscríbase | Catholic Sentinel | EL CENTINELA ARCHIVO
El Centinela | Portland, OR Miércoles, 23 de Agosto de 2017
Peregrinos de Portland recorren las calles con la Virgen de Fátima Celebraciones por el Centenario de las apariciones de la Virgen de Fátima Misa Mariachi 2017 Cinco de Mayo 2017 Marcha del 1ro. de Mayo 2017 Conferencia Pastoral de Ministros 2017 Semana Santa 2017 Reliquia del Papa Juan Pablo II Caminando con Jesús PDX Rito de Elección 2015 Misa Maya con Arzobispo Alexander Sample Concierto 'Vive tu Fe' Misa Mariachi Cinco de Mayo Ordenación Obispo Peter Smith Canonización en Roma Semana Santa 2014 Misa del Santo Crisma Pascua Juvenil 2014-Turner, OR. Bring Them Home/Traerlos a Casa Libertad Religiosa Cinco de Mayo Visita del Papa a México y Cuba Ciudadanía para Mónica Diaz Virgen de Guadalupe 2011 Jornada Mundial de la Juventud- Madrid 2011 Misa Mariachi en el Cinco de Mayo con Arzobispo John Vlazny Terremoto y Tsunami en Japón Beatificación de Juan Pablo II Tornado en Aumsville, sureste de Salem Bicentenario de Independencia de México Congreso de Jóvenes de Portland Mundial Sudáfrica 2010 Terremoto en Chile Haití sumida en la destrucción Fiesta de la Virgen de Guadalupe Mes de la Hispanidad 2009 Visita de Obama al Papa en El Vaticano Papa en visita a Tierra Santa Posesión del Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama Bodas de Plata del Arzobispo John Vlazny Reunificación de la Familia Díaz Elecciones 2008 Beatificación en Roma Jornada Mundial de la Juventud 2008 en Sydney Ingrid Betancourt- Momentos de libertad Un año de la Redada en Portland-Junio 2008 Visita del Papa a Estados Unidos-Abril 2008 Galería de Fotos

Bodas 2013

Inicio : Noticias : Informes Especiales 23 de Agosto de 2017

17 de Diciembre de 2014 9:16:00 AM
Coronas navideñas hechas a mano por mujeres luchadoras
Foto de El Centinela por Rick Keating
Este grupo de mujeres de Woodburn trabajó incansablemente y elaboró 900 coronas para vender en esta época navideña.
Foto de El Centinela por Rick Keating
Este grupo de mujeres de Woodburn trabajó incansablemente y elaboró 900 coronas para vender en esta época navideña.
Rocío Rios


Es época de Navidad y de nuevo el año se acerca a su fin. Y en medio de las celebraciones de fin de año siempre se planea la decoración del hogar y sobre todo, tener la actitud para celebrar.

Y en Woodburn, hay un grupo de mujeres que se han unido este año para elaborar con sus propias manos cerca de 900 coronas navideñas, hechas con amor y laboriosidad y sobre todo, que al venderlas llegarán a las casas de quienes celebran esta época. 

La labor de estas mujeres es increíble pues han trabajado incansablemente para tener este número de coronas y enviarlas a los diferentes sitios. Se han vendido desde Eugene hasta Seattle por medio de pedidos, que se han ido organizando para hacer las entregas a tiempo.

El grupo de estas mujeres estuvo integrado este año por Lucía Zuriaga, Margarita Viveros, Marlen Torres, Guadalupe Ramírez, Isabel Díaz y la niña Jessica Dircio que se unió a esta labor. Estas hispanas pertenecen al Movimiento de Mujeres Luchadoras Progresistas, bajo la coordinación de Rebeca Velázquez.

Como su nombre lo indica, estas mujeres son luchadoras y ven el progreso como parte de sus vidas. Por eso, unirse para elaborar coronas navideñas es una actividad que les representará un apoyo económico en esta época del año.

En entrevista con El Centinela Margarita Viveros, quien vive en Woodburn y es miembro de la Iglesia de San Lucas, compartió sobre esta actividad. “Yo vengo elaborando coronas desde el año 2005 y recuerdo que en esa época el grupo tenía 13 mujeres haciendo este trabajo”. Y desde entonces ella lo disfruta. “Me gusta mucho porque todo es manual, desde hacer la corona, los moños y adornar cada una. Por eso desde el primer año que participé he seguido para participar de esta actividad”.

El grupo ha trabajado duro este año. “Cuando va a entrar una persona nueva, se le da el entrenamiento de dos días, para que aprenda a elaborar la corona. Cuando la persona va en la mitad, se le desbarata para que aprenda. Es frustrante pues te la desbaratan, pero ahí está la clave del aprendizaje”, dijo a El Centinela.

 

Pero ha sido gratificante, por eso este es su segundo año entrenando a las mujeres que han llegado. “Yo les digo: ‘no se enojen, ni se desesperen. Este es mi trabajo de enseñarles a armarlas y la forma de aprender es desbaratando cada una”. Este año, ella ha enseñado a dos personas y el grupo en total tuvo 7 mujeres trabajando en la elaboración de las coronas navideñas. “Somos las mujeres luchadoras progresistas que buscamos salir adelante. Este año elaboramos 900 coronas y las vendimos a $35 dólares cada una”.

Cuando ella explica los materiales que se utilizan habla del “alhambre, la rama de pino, el aro donde se forma la corona, los conos de los pinos y una bolita roja que se llama ‘holly’ que es el adorno de la corona. Los materiales los compramos en Portland, pero nos vamos a un rancho para cortar con nuestras propias manos el holly en una labor que nos toma tres o cuatro horas. Hemos recogido 10 bolsas con el material que necesitamos para la corona”. Marlene Avendaño y Margarita Viveros fueron las encargadas de esta parte de la labor.

Y es una labor difícil que requiere mucha precisión. Además de que el frío por la bajas temperaturas de esta época del año lo hace más difícil. 

“Cuando vamos a cortar el  holly nosotros sabemos como es, porque estamos acostumbradas a trabajar en el campo. Cuando vamos allá a ese rancho, los árboles son muy altos y tenemos que poner una escalera para alcanzar las ramas que tienen espinas. Una de las dos está cortando y la otra se dedica a juntar todo lo que se corta. Utilizamos unas podadoras especiales para poder cortar con precisión y tiene que ser exacto para no dejar que las espinas nos hagan daño. Llevamos guantes para poder hacer esta labor”.

Pero cuando toda esta labor se realiza y se vé el producto final, siempre hay una gran satisfacción. “Al ver la corona hecha, ya no pienso en el trabajo. No, porque quedan hermosas las coronas y no pienso más en el trabajo que nos llevó hacer todo”.

Y para ella, como para cada una de las mujeres de este grupo, cada corona es muy especial. “Yo me siento muy bien con mi trabajo y al final es un sentimiento especial. Uno se siente bien de que se la lleven y les explicamos lo que es el grupo de las mujeres y el trabajo a mano”.

Ese trabajo representa mucho. “Porque es manual en todo sentido, se cansan las manos, se adormecen por la labor y nos salen ampollas. Eso se lo lleva cada persona en cada corona, pues es el mensaje de lo que somos en el grupo. Somos mujeres que nos encanta luchar y sabemos sortear los obstáculos y por eso hacemos las coronas para que las pongan en la puerta en esta época”.

Cada corona se entrega con una tarjeta. “Es el nombre de la organización y para que la gente tenga en cuenta nuestra labor y la pongan con la corona en la puerta de su casa”, dijo Margarita Viveros a El Centinela.

Cuando ha pasado la temporada de la elaboración de las coronas, este grupo de mujeres sigue unido y todas se apoyan mutuamente.

“Somos luchadoras como el nombre lo indica. Buscamos el progreso y cuando estamos juntas nos contamos las historias de cada una y si una no tiene trabajo lo comparte con las otras y comparte su historia. Así platicamos de nuestras vidas, problemas  y necesidades, para apoyarnos. Somos como un consejo para apoyarnos mutuamente”.

 “Somos cabeza de familia algunas. Algunas han entrado al grupo y se sienten sin depresión cuando forman parte de él. Nos ayudamos mutuamente y sobre todo, buscamos trabajo para la que lo necesita. Tener trabajo y apoyo es fundamental y así podemos salir adelante”.

Al pensar en las coronas, “se siente muy bien saber que van a decorar las puertas de las familias en Navidad”.



Noticias Relacionadas:
• Tradición de las Posadas en el Programa Hispano



Búsqueda Avanzada







Por tu matrimonio

Claúsula de Privacidad | Contáctenos
Software © 1998-2017 1up! Software, All Rights Reserved