Anunciantes | Quiénes Somos | Suscríbase | Catholic Sentinel
El Centinela | Portland, OR Domingo, 30 de Abril de 2017

Inicio : Noticias : Informes Especiales 30 de Abril de 2017

21 de Abril de 2015 2:24:00 PM
Nuestros niños ante la realidad migratoria
Foto de El Centinela por Jon DeBellis
En la comunidad el legado de la tradición se vive de generación en generación y los niños son epicentro de este legado.
Foto de El Centinela por Jon DeBellis
En la comunidad el legado de la tradición se vive de generación en generación y los niños son epicentro de este legado.

El próximo 30 de abril celebraremos nuevamente el Día del Niño. Y si vemos cuando se originó, podemos remontarnos al 20 de noviembre de 1952, cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas se reunió con la sola idea de reafirmar los derechos universales del niño, con el fin de que se celebrara en cada país del mundo.

Hoy se vive esa tradición y en Oregon celebramos el día con la fecha mexicana.

Pero a pesar de que es un día de juegos, risas, danza, comida y fiesta, no podemos olvidar la realidad que nuestros niños viven, cuando están en medio del debate por la reforma migratoria o el éxodo masivo que hemos presenciado hacia los Estados Unidos. Esto nos muestra la vulnerabilidad de sus derechos en un mundo que no tiene un espacio seguro para ellos. Porque cuando hay una migración masiva de niños que llegan sin sus padres a este país, indudablemente vemos la realidad tal cual, sin que se pueda distorsionar.

 La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emitió el año pasado un informe detallado sobre el estado de los niños migrantes en centros de detención del gobierno de los Estados Unidos y dijo que la detención generalizada y prolongada se trata de una medida “indeseable”.

Al analizar la situación, lo que se vio inmediatamente por los miembros de la Comisión fue la situación tan vulnerable de niños que viajaron solos a este país y que por no entender el idioma quedaron a la deriva enfrentando su dura realidad.

La Comisión visitó a los menores que permanecen en estos centros para vigilar el cumplimiento de las obligaciones internacionales en materia de derechos humanos por parte de los Estados Unidos, de conformidad con la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, la cual constituye la fuente de las obligaciones jurídicas internacionales de todos los Estados Miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA), según se dio a conocer a los medios de comunicación.

Luego de agradecer al gobierno haber facilitado la visita y entregado la información, la CIDH lamentó profundamente la decisión de la Patrulla Fronteriza y de las Autoridades de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), de negarse a permitir el libre y pleno acceso de la delegación a la Estación de Patrulla Fronteriza en McAllen y al Centro de Procesamiento Central del Valle del Río Grande. 

Según datos del Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés), hasta el 31 de agosto de 2014, la Patrulla Fronteriza aprehendió 66,127 niños y niñas no acompañados, cifra que superó el número elevado de 38,759 niños y niñas no acompañados que fueron aprehendidos durante el año fiscal 2013.

Los datos muestran igualmente en el informe del CBP que se detuvieron 66,142 miembros de familias hasta el 31 de agosto de 2014 a lo largo de la frontera sur del país. Este número revela un aumento del 412% en comparación con las aprehensiones de familiares realizadas durante el año fiscal 2013, las cuales ascendieron a 12,908. 

El reporte también denuncia que no hay suficientes abogados que estén dispuestos y puedan ofrecer a las familias detenidas representación legal a bajo costo o en forma gratuita, y asimismo, observa las dificultades expresadas por organizaciones y abogados que representan a familias detenidas, con respecto al ingreso a los centros y a poder llevar con ellos los elementos necesarios, tales como teléfonos y computadoras para poder realizar su trabajo y atender los casos en forma más eficiente.

De las condiciones de detención, otra preocupación planteada por el informe es la forma en que el hecho de estar detenidos crea experiencias traumáticas y genera nuevos traumas en las familias detenidas.

“Con respecto a los niños y niñas mexicanos no acompañados, la comisión considera que el Departamento de Seguridad Interna aplica la presunción de que estos niños y niñas no necesitan protección internacional”, cuando es algo que es vital para el cuidado de los menores desamparados en un país que no es el suyo. Es imperativo que se determine si un niño o niña tiene necesidad de protección.

 

*Información de Agencias Noticiosas y Redacción Local.

 

 

 

 





Búsqueda Avanzada


Claúsula de Privacidad | Contáctenos
Software © 1998-2017 1up! Software, All Rights Reserved