Anunciantes | Quiénes Somos | Suscríbase | Catholic Sentinel
El Centinela | Portland, OR Domingo, 30 de Abril de 2017

Inicio : Noticias : Inmigración 30 de Abril de 2017

2 de Junio de 2016 11:37:00 AM
Testimonios sobre deportación en el foro "Conozca sus Derechos"
El foro informativo se realizó en la Iglesia San Andrés de Portland
Foto de El Centinela Rocío Rios
Alejandro Bautista y Many Avila dirigen el foro con los abogados de inmigración invitados a la Iglesia San Andrés de Portland.
Foto de El Centinela Rocío Rios
Alejandro Bautista y Many Avila dirigen el foro con los abogados de inmigración invitados a la Iglesia San Andrés de Portland.
Foto de El Centinela por Rocío Rios
Eva Ramos comparte su testimonio con la experiencia de deportación que ha sufrido su familia.
Foto de El Centinela por Rocío Rios
Eva Ramos comparte su testimonio con la experiencia de deportación que ha sufrido su familia.
Rocío Rios
De El Centinela

El Padre David Zegar dio la bienvenida a los asistentes al Foro Educativo de Inmigración “Conozca sus Derechos” en la Iglesia San Andrés de Portland. En español, el sacerdote hizo la lectura de la biblia y enfatizó “nuestra comunidad está viviendo la misma realidad de Jesús y María”, mientras todos sentados prestaban atención.

El foro informativo se realizó con el fin de educar a la comunidad en caso de una redada y para llevar información específica sobre el DACA y el DAPA, pues muchos hispanos pueden aplicar y no saben que pueden hacerlo. La intención también fue la de escuchar los testimonios de quienes han vivido la deportación con el fin de abrir un espacio de expresión, seguro para las familias de mexicanos, que son parte de la parroquia.

Manny Dávila de MACG, Metropolitan Alliance for Common Good y Alejandro Bautista coordinador del grupo Caminando con Jesús PDX fueron quienes se unieron para organizar el evento. Durante la jornada que se inició a las 7 pm hasta las 9.30 pm el pasado 31 de mayo, se tocaron temas importantes como: lo derechos al hablar con ICE o la policía; Cómo prepararse en caso de una redada e información sobre servicios legales de inmigración. Todos tenían muchas preguntas y en el ambiente se sentía la incertidumbre de quienes no tienen documentos legales. Una realidad para casi todas las familias hispanas.

Voces hispanas

Y como es una realidad. Voces como la de la joven Eva Ramos, quien compartió su testimonio al inicio de la sesión, fueron escuchadas. El silencio cubrió el recinto mientras Eva, compartió su doloroso testimonio. Estas fueron sus palabras…

El jueves 22 de mayo mi vida cambió. Desperté porque parecía que querían tumbar la puerta de mi casa. Eran las 7 de la mañana y me levanté a ver qué pasaba. Al llegar a la puerta ví que era la policía que me decía que despertara a los demás y que les dijera que salieran. Yo asustada fui y levanté a mi papá y le dije que la policía estaba ahí. El se levantó lo más pronto que pudo y salió. Al salir, mi papá fue esposado y lo dejaron afuera.

Mi mamá sufre de presión alta, y con el susto, se puso mal y en ese momento fui a buscar su medicamento para dárselo, pero a los policías no les importó; ellos querían que me saliera. Al ver a mi mamá tan mal, agarré el medicamento para dárselo y al dar la media vuelta para regresar había 3 o más policías apuntándome con pistolas. En ese entonces tenía 17 años y pues en ese momento yo estaba muy asustada. Mi mamá todavía estaba mal y sólo entonces se dieron cuenta de que necesitaba ayuda.

Cuando regresé con ellos me esposaron y me llevaron con el resto de mi familia. Al salir vi a mi hermano menor sentado sin esposas. Yo estaba esposada, al igual que mi prima, mis tíos y mi papá y rodeados de policías como si fuéramos unos criminales. Después de una dura y largag media hora me dejaron ir a la escuela. Yo iba muy confundida y me fui sin saber qué iba a pasar. Al regresar de la escuela enteré que también habían ido a la casa de dos de mis tíos que vivían juntos. Mis tíos, a los que iban buscando, fueron dejados en paz por un tiempo. Cuatro meses después, ICE llegó a donde trabajaban mis tíos y se llevaron a uno de ellos sin dar explicación de quienes eran o por qué se lo llevaban. El fue deportado 5 meses después al cumplir el castigo que les imponen por lo que ellos consideran ser ilegal en este país. Y ahí fue donde empezó la desintegración de mi familia.

Meses después, el 17 de septiembre, llegó ICE a mi casa a las 6 de la mañana  tocando a la puerta. El uniforme que usaban era muy similar al de la policía. Usan chalecos antibala, pero atrás dice ICE, las mangas y las chamarras también dicen ICE. Mi familia pensaba que eran policías y les abrieron la puerta y  nuevamente los dejamos entrar.

Buscaban a uno de mis tíos pero daban el nombre de uno de mis primos. Ellos presionaban para que les diéramos el lugar donde estaba. Hacían muchas preguntas pero nosotros no teníamos la respuesta. Al final, de toda esa pesadilla, 3 tíos y hasta mi primo fueron deportados. Ellos dejaron a 2 familias sin padre y hace como dos meses, mi primo fue diagnosticado con cáncer y las cosas se han puesto aún más difíciles para su mamá. Ella tiene dos trabajos y apenas puede con los gastos de la casa ella sola. Toda la familia ha sufrido de manera u otra por la deportación de parte de mi familia.  Mis primos, hasta el día de hoy, tienen miedo cada vez que escuchan que tocan a la puerta o ladra el perro, y ese trauma no lo han podido superar. Hasta hoy han deportado a 3 de mis tíos y a dos de mis primos. Poco a poco vamos asimilando que puede que ellos estén allá por mucho tiempo.





Búsqueda Avanzada


Claúsula de Privacidad | Contáctenos
Software © 1998-2017 1up! Software, All Rights Reserved