Anunciantes | Quiénes Somos | Suscríbase | Catholic Sentinel | EL CENTINELA ARCHIVO
El Centinela | Portland, OR Domingo, 17 de Diciembre de 2017
Peregrinos de Portland recorren las calles con la Virgen de Fátima Celebraciones por el Centenario de las apariciones de la Virgen de Fátima Misa Mariachi 2017 Cinco de Mayo 2017 Marcha del 1ro. de Mayo 2017 Conferencia Pastoral de Ministros 2017 Semana Santa 2017 Reliquia del Papa Juan Pablo II Caminando con Jesús PDX Rito de Elección 2015 Misa Maya con Arzobispo Alexander Sample Concierto 'Vive tu Fe' Misa Mariachi Cinco de Mayo Ordenación Obispo Peter Smith Canonización en Roma Semana Santa 2014 Misa del Santo Crisma Pascua Juvenil 2014-Turner, OR. Bring Them Home/Traerlos a Casa Libertad Religiosa Cinco de Mayo Visita del Papa a México y Cuba Ciudadanía para Mónica Diaz Virgen de Guadalupe 2011 Jornada Mundial de la Juventud- Madrid 2011 Misa Mariachi en el Cinco de Mayo con Arzobispo John Vlazny Terremoto y Tsunami en Japón Beatificación de Juan Pablo II Tornado en Aumsville, sureste de Salem Bicentenario de Independencia de México Congreso de Jóvenes de Portland Mundial Sudáfrica 2010 Terremoto en Chile Haití sumida en la destrucción Fiesta de la Virgen de Guadalupe Mes de la Hispanidad 2009 Visita de Obama al Papa en El Vaticano Papa en visita a Tierra Santa Posesión del Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama Bodas de Plata del Arzobispo John Vlazny Reunificación de la Familia Díaz Elecciones 2008 Beatificación en Roma Jornada Mundial de la Juventud 2008 en Sydney Ingrid Betancourt- Momentos de libertad Un año de la Redada en Portland-Junio 2008 Visita del Papa a Estados Unidos-Abril 2008 Galería de Fotos

Bodas 2013

Inicio : Noticias : Inmigración 17 de Diciembre de 2017

5 de Diciembre de 2017 3:38:00 PM
Católicos colombianos ayudan refugiados venezolanos
Servicio Católico de Noticias
Un voluntario ayuda a cocinar 150 libras de pasta para inmigrantes venezolanos el 17 de noviembre en el comedor Divina Providencia en Cúcuta, Colombia.
Servicio Católico de Noticias
Un voluntario ayuda a cocinar 150 libras de pasta para inmigrantes venezolanos el 17 de noviembre en el comedor Divina Providencia en Cúcuta, Colombia.
Servicio Católico de Noticias


CÚCUTA, Colombia (CNS) -- Son las 9 a.m. y los voluntarios en el salón comedor Divina Providencia ya están ocupados preparando el almuerzo. Mujeres con delantales rojos cortan docenas de zanahorias en una bandeja mientras un hombre de unos 50 años mezcla pasta en un perol.

Los voluntarios cocinan 1,000 porciones de comida cada día para inmigrantes venezolanos que han estado llegando a Colombia, escapando la pobreza y violencia en su país. Muchos tienen poco dinero en efectivo y para su única comida diaria dependen del comedor patrocinado por la iglesia.

"Estamos ahorrando mucho dinero aquí", dijo Daisy Blanco, excomerciante del estado venezolano de Guárico, quien llegó a Cúcuta en octubre. Blanco dijo que ahora gana unos $5 diarios en Cúcuta vendiendo café en la calle. Eso es más que lo que se estaba ganando en Venezuela semanalmente, pero todavía no es suficiente.

"Si yo comprara almuerzo aquí en Cúcuta tendría que pagar casi $2", ella explicó. "Así que somos muy afortunados de tener este lugar".

Funcionarios de inmigración colombianos dicen que más de 30,000 venezolanos están cruzando a pie todos los días hasta el pueblo fronterizo de Cúcuta buscando medicina, alimento y trabajo. Entre 2,000 y 3,000 llegan diariamente sin planes de regresar a su empobrecido país. En vez, intentan establecerse en Colombia o usarlo como plataforma para dirigirse hacia otros países sudamericanos.

El Ministerio de Asuntos Extranjeros de Colombia dice que ya hay 470,000 venezolanos viviendo en el país. Agencias del gobierno han intentado apoyar a estos migrantes con ayuda médica y han ayudado a algunos a obtener residencia temporal.

Pero no hay ayuda gubernamental para los migrantes hambrientos ni para los que no tienen dónde dormir. En varias partes del país la iglesia católica está tratando de ayudar con esas necesidades.

En el vecindario La Parada, en Cúcuta, justo al otro lado de la frontera con Venezuela el comedor Divina Providencia ha estado sirviendo comidas diarias por seis meses.

Padre Hugo Suárez, uno de los líderes de esta iniciativa, dice que comenzó como una comida mensual para los necesitados. Pero en tres meses se convirtió en un servicio diario, con ayuda de equipos de voluntarios de parroquias y grupos locales debido a la enorme necesidad de los migrantes venezolanos.

"Estamos recibiendo muchos profesionales de Venezuela que han caído en tiempos difíciles y ahora sobreviven aquí vendiendo dulces y refrescos en las calles", dijo padre Suárez.

Algunas personas están cruzando la frontera solamente para la comida gratis por la escasez en Venezuela.

Jaime Angulo, era contador en Venezuela, pero acudió al comedor en noviembre con su esposa y tres hijos pequeños. Angulo dijo que ahora para sobrevivir está fumigando casas en el pueblo San Antonio, cerca de la frontera con Venezuela, pero el saldo no es suficiente para alimentar apropiadamente a su familia de cinco personas. Así que su familia viaja al comedor varias veces durante la semana.

"Aprovechamos la generosidad de la iglesia", él dijo mientras esperaba, llevando a su hijo menor en un cochecito. "Hay un poco de espera aquí, pero es mejor que estar hambriento".

Los alimentos del comedor Divina Providencia son mayormente de grupos eclesiales y negocios locales que han decidido ayudar a los migrantes venezolanos después de ver tantos de ellos trabajando y durmiendo en las calles del pueblo.

"No recibimos nada del gobierno", dijo padre David Canas, quien ha ayudado a recaudar fondos para el comedor y también colecta alimento en su parroquia. "Muchos funcionarios hablan de actuar pero nada sucede, así que decidimos hacer algo por cuenta propia".

En otros lugares del país muchas personas que trabajan en la iglesia han estado ayudando a la gran población migrante.

Barranquilla, una gran ciudad en la costa caribeña del país, ha recibido por lo menos 20,000 migrantes, y la arquidiócesis está regalando regularmente alimento y ropa a un grupo vulnerable de 160 familias, dice Cáritas Colombia. La arquidiócesis también está organizando un "maratón" de dos días de donaciones en sus 156 parroquias para reunir alimentos para los migrantes venezolanos.

En Bogotá, la capital de Colombia, la iglesia ha anunciado planes de abrir un segundo albergue para migrantes venezolanos. Su albergue actual en el centro urbano de Bogotá ya ha recibido más de 400 personas este año.

Según Cáritas Venezuela, el 82 por ciento de los venezolanos actualmente vive en la pobreza. Se espera que la inflación en ese país llegue al 2,000 por ciento el próximo año, según proyecciones del Fondo Monetario Internacional, porque el partido gobernante, que ha malgastado los recursos del país durante años, está acuñando cantidades masivas de dinero para intentar cubrir la deuda pública.

Un cambio en políticas económicas o en el gobierno es improbable a corto plazo, ya que el Partido Socialista gobernante controla el sistema electoral y la milicia, dijo Ronal Rodríguez, analista venezolano en la Universidad El Rosario en Colombia.

Eso significa que los venezolanos muy probablemente continuarán dirigiéndose hacia Colombia y otros países de la región buscando una mejor vida.

En Cúcuta los padres Canas y Suárez dicen que su comedor está listo para continuar dando ayuda mientras duren las donaciones.

"El papa ha pedido que la iglesia se fije en los inmigrantes y los pobres", dijo padre Canas. "y en la base de la iglesia eso es lo que estamos intentando hacer".





Búsqueda Avanzada







Anunciantes online

Claúsula de Privacidad | Contáctenos
Software © 1998-2017 1up! Software, All Rights Reserved