Anunciantes | Quiénes Somos | Suscríbase | Catholic Sentinel | EL CENTINELA ARCHIVO
El Centinela | Portland, OR Martes, 22 de Agosto de 2017
Peregrinos de Portland recorren las calles con la Virgen de Fátima Celebraciones por el Centenario de las apariciones de la Virgen de Fátima Misa Mariachi 2017 Cinco de Mayo 2017 Marcha del 1ro. de Mayo 2017 Conferencia Pastoral de Ministros 2017 Semana Santa 2017 Reliquia del Papa Juan Pablo II Caminando con Jesús PDX Rito de Elección 2015 Misa Maya con Arzobispo Alexander Sample Concierto 'Vive tu Fe' Misa Mariachi Cinco de Mayo Ordenación Obispo Peter Smith Canonización en Roma Semana Santa 2014 Misa del Santo Crisma Pascua Juvenil 2014-Turner, OR. Bring Them Home/Traerlos a Casa Libertad Religiosa Cinco de Mayo Visita del Papa a México y Cuba Ciudadanía para Mónica Diaz Virgen de Guadalupe 2011 Jornada Mundial de la Juventud- Madrid 2011 Misa Mariachi en el Cinco de Mayo con Arzobispo John Vlazny Terremoto y Tsunami en Japón Beatificación de Juan Pablo II Tornado en Aumsville, sureste de Salem Bicentenario de Independencia de México Congreso de Jóvenes de Portland Mundial Sudáfrica 2010 Terremoto en Chile Haití sumida en la destrucción Fiesta de la Virgen de Guadalupe Mes de la Hispanidad 2009 Visita de Obama al Papa en El Vaticano Papa en visita a Tierra Santa Posesión del Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama Bodas de Plata del Arzobispo John Vlazny Reunificación de la Familia Díaz Elecciones 2008 Beatificación en Roma Jornada Mundial de la Juventud 2008 en Sydney Ingrid Betancourt- Momentos de libertad Un año de la Redada en Portland-Junio 2008 Visita del Papa a Estados Unidos-Abril 2008 Galería de Fotos

Cuidado de tu salud

Inicio : Noticias : Deportes 22 de Agosto de 2017

1 de Septiembre de 2016 11:18:00 AM
Una mirada a los Juegos Olímpicos y su legado
Foto Servicio Católico de Noticias
Emoción, talento y dedicación en todas las disciplinas deportivas que entregaron el oro a los mejores.
Foto Servicio Católico de Noticias
Emoción, talento y dedicación en todas las disciplinas deportivas que entregaron el oro a los mejores.
Antonio Andraus Burgos
Especial para El Centinela

Lo que parecía imposible se hizo posible y realidad.

En medio de tantos conflictos sociales, económicos y principalmente políticos, Río de Janeiro pudo desarrollar los Juegos Olímpicos 2016 y darle el testimonio a Tokio, ciudad japonesa que por segunda vez los organizará en el 2020, para que el espectáculo organizado por la multinacional llamada Comité Olímpico Internacional, cuyo presidente, Tomás Bach, de Alemania, parece no importarle mucho lo que sucede alrededor de la gran cita deportiva, a cambio de que a las arcas de la organización ingresen cientos de miles de millones de dólares, a costa de los deportistas de todo el mundo, siga su ritmo sin detenerse por nada ni ante nada.

Se apagó el pebetero de Río de este 2016, en medio del jolgorio, la alegría, la samba y el calor humano suramericano, y dentro de cuatro años, en Tokio 2020, volverá a encenderse para que durante dos semanas, los mejores deportistas del mundo disputen las medallas, las marcas, los títulos y la defensa de sus colores patrios.

Le quedan cosas buenas a Río, y algunas malas también. Pero ese balance de perdidas y ganancias quedará en manos de sus habitantes, de sus dirigentes políticos y deportivos, de los exagerados costos de las obras y el desgreño administrativo que hubo en algunas, demostrándose una vez más el alto grado de corrupción que vive el país; además de las sanciones a atletas por el uso de sustancias prohibidas, la venta ilegal de boletas para los eventos, en fin.

Por ahora, hay que decir una vez más que Estados Unidos barrió como la gran potencia deportiva del mundo, encumbrándose como lo es, en el sitial de honor de la tabla de medallas, de las marcas y de la gloria que le otorgan sus atletas, pese al lunar ofrecido por algunos de sus representantes, que dejan mucho que desear en el ámbito ético, cultural y deportivo, cuando ya tenían listas las maletas de regreso a casa, como el es el caso de los nadadores que diciendo mentiras, levantaron una polvareda en un caso de atraco o robo que jamás sucedió, y en el que estuvo involucrado el medallista de la natación, Ryan Lochte, quien ya empezó a sufrir las consecuencias por algo inadmisible, al perder el respaldo publicitario de dos de las firmas empresariales mundiales que lo patrocinaban.

El Comité Olímpico de Estados Unidos, por su lado, anunció medidas disciplinarias y sanciones para los implicados en el caso, para que esa clase de hechos bochornosos, no vuelvan a presentarse por parte de los deportistas de la Nación.

De las medallas

Estados Unidos evidenció que su inversión en los atletas de todo el gigante país, vale la pena; que la tarea deportiva aleja, sin la menor posibilidad de equívocos, a la juventud de las malas compañías y de andar por caminos poco aconsejables, y que las medallas, las marcas y la sana competencia, ganando o perdiendo, hacen parte del sistema moderno para la especie humana.

Las 121 medallas en la tabla de los Estados Unidos, contra 67 de Gran Bretaña, la representación que se adjudicó la segunda posición, refleja sin discusión alguna, que la ventaja es enorme entre los deportistas estadounidenses y el resto del mundo, en donde participaron representantes de más de 200 países.

46 de oro, 37 de plata y 38 de bronce, contabilizan las 121 preseas de Estados Unidos, frente a 27 de oro, 23 de plata y 17 de bronce de Gran Bretaña, para sumar las 67 medallas conquistadas, cuya representación hace 20 años, en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, apenas consiguió una presea dorada, mostrando fehacientemente el vuelco que ha dado el deporte británico, después de las pasadas olimpíadas efectuadas en Londres 2012, y las proyecciones que se hacen para el inmediato futuro.

La tercera casilla en la tabla de medallas, fue para China, con 26 de oro, 18 de plata y 26 de bronce, para 70 en total; la cuarta fue ocupada por Rusia, con 19 de oro, 16 de plata y 19 de bronce, para 56, y la quinta posición fue para Alemania, con 17 de oro, 10 de plata y 15 de bronce, con 42 en total.

Cara por América Latina

Se esperaba mucho más de Brasil, en muchas disciplinas y con mayor número de preseas, no solo por ser el equipo anfitrión sino por las calidades de sus deportistas. Pero las cosas no funcionaron.

Brasil apenas compiló 19 medallas, para quedarse en la casilla 13 de la tabla, con 7 de oro, 6 de plata y 6 de bronce; mientras que Cuba, que siempre ha sido una representación batalladora en esta clase de competencias, disminuyó su accionar y quedó en la casilla 18, con 11 preseas en total, 5 de oro, 2 de plata y 4 de bronce.

La revelación fue Colombia, en la casilla 23, con 3 de oro, 2 de plata y 3 de bronce, la mejor actuación de toda la historia de esa nación en Juegos Olímpicos, para un total de 8, superando a delegaciones con mejores antecedentes en esta clase de eventos como Argentina, Chile, Perú, México y Venezuela, siendo otra de las caras amables del deporte para América Latina.

Grandes figuras

Michael Phelps, ya tiene un lugar asegurado en la historia de los Juegos Olímpicos. Sus 23 medallas de oro, 4 de ellas conquistadas en Río 2016, para apenas citar las doradas, de un gran total de 28 preseas, lo instalan a nombre de Estados Unidos al lado de los dioses del Olimpo y por muchos años será referente histórico para la natación y los Juegos de la era moderna.

Lo mucho o poco que se diga o se escriba sobre el ‘’Tiburón’’ de Baltimore, será escaso para la hazaña que ha alcanzado Phelps, quien a sus 31 años, se establece como un extraordinario deportista como muy pocos lo han hecho en toda la historia del deporte mundial. Para Michael ya todo es historia, pero desde hace pocos días, su nombre perdurará en la mente de los aficionados y del mundo del deporte, como el más grande entre los grandes de los atletas olímpicos de todos los tiempos.

Usain Bolt, ‘’la bala’’ de Jamaica, engrandece a la pequeña isla caribeña con su marca personal de 9 medallas de oro de manera consecutiva en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, con tres; Olímpicos de Londres 2012, con otras tres; y Olímpicos de Río 2016, con tres más, al triunfar en las pruebas de velocidad de los 100 y los 200 metros planos, al conformar el equipo de 4X100 de su país.

Bolt es una figura indiscutible del atletismo mundial, pero a sus 30 años, acaba de anunciar que no espera estar presente en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, pero que sí estará compitiendo en los próximos dos mundiales.

Shaunae Miller, de Bahamas, se destacó al conseguir la medalla de oro en los 400 metros planos femenino, en otra actuación que fue reconocida por la crítica deportiva que cubría los Juegos por la sensacional actuación de la caribeña y por el desempeño durante todo el rápido trayecto de la prueba.

Las norteamericanas Katie Ledecky, con cuatro medallas de oro y una de plata, en natación; y Simone Biles, con cuatro de oro y una de bronce, en gimnasia, se convierten en la nueva semblanza para el deporte de los Estados Unidos, camino al futuro con proyecciones firmes y decididas a mantener la hegemonía en esta clase de citas olímpicas, renovando aquella sangre que, como Serena y Venus William, han dejado de ser portadoras del oro para esta nación en su respectiva disciplina, porque la renovación hace parte inevitable del acontecer deportivo y del mundo en todos los quehaceres de la vida.

Para muchos expertos, Almaz Ayana, de Etiopía, va a ser la atleta a derrotar en los próximos Juegos Olímpicos 2020 de Tokio, en los 10.000 metros. Su actuación en Río la eleva al pedestal de triunfadora nata en la distancia.

Algunos latinos

Mónica Puig le ha dado una enorme satisfacción a Puerto Rico, al ganar la medalla de oro en tenis femenino en sencillo, la primera y única presea dorada que ha conquistado la pequeña isla asociada a los Estados Unidos.

La Isla del Encanto encontró en Mónica, a sus 22 años, el punto de apoyo para el futuro del deporte de su país, en donde crece silvestre la calidad de los peloteros que brillan con luz propia en las Grandes Ligas, pero que inexplicablemente ha dejado de lado muchos otros deportes.

Ni que decir de Mariana Pajón, de Colombia, que ha conquistado en dos ocasiones consecutivas, la medalla de oro en los Juegos Olímpicos en la prueba del BMX. La primera en Londres 2012 y ahora la segunda en Río 2016.

Detrás de ella, Caterine Ibargüen, la colombiana, que con su salto triple le entregó la segunda medalla dorada para su país; y la sensacional actuación de Oscar Figueroa, en levantamiento de pesas, capturando la que seria la primera de las tres medallas de oro para su país.

Quizás, después de la medalla de oro conseguida en el fútbol, la que históricamente le había sido esquiva, Brasil debe mirar con aprecio la presea dorada adquirida por Thiago Braz Da Silva, en el salto con pértiga, tras una formidable actuación en el campo.

Thiago fue en solitario el único gran triunfador del atletismo del Brasil en los Juegos conquistando la presea dorada para su país.

Brasil en fútbol

Lo que nunca antes había podido conquistar, por fin Brasil alcanzó la medalla de oro en un torneo de fútbol de Juegos Olímpicos.

Derrotando a la fuerte representación de Alemania en el encuentro final, a la que superó al conseguir más penales anotados que sus rivales, 5 contra 4, pues tanto el tiempo reglamentario de 90 minutos, como el suplementario de 30 minutos, la pizarra señalaba igualdad a un gol, de la mano de Neymar pudo por fin capturar el único título que no había logrado Brasil en su larga y brillante trayectoria dentro de esta disciplina.

El partido fue vibrante de principio a fin, pero la afición fue aun más emotiva, cuando se declaró campeón a Brasil en la contienda, dando por terminada la bautizaron ‘’la maldición olímpica’’, la que hacia imposible conseguir el oro en los Juegos, que durante tantos años persiguieron.

México era el campeón vigente del torneo pero el onceno azteca no pasó de la ronda clasificatoria.

La medalla de plata fue para Alemania, mientras que la de bronce se la llevó Nigeria, al vencer a Honduras 3 goles por 2, en la disputa por la casilla, en muy buena actuación del onceno ‘’catracho’', dirigido por el estratega, Jorge Luis Pinto, de Colombia, un cuarto lugar que sin duda alguna, honra al equipo centroamericano y se proyecta con más ambiciones en la órbita de esta disciplina a nivel mundial.

USA etiqueta ganadora

Y si de ganadores hay que hablar, en este breve resumen de los Juegos de Río, nadie puede negar la etiqueta ganadora de los quintetos de Estados Unidos en el torneo de baloncesto.

Las damas una vez más se llevan la presea dorada de la competencia, en un destacada e indiscutible actuación de su quinteto, tanto en la ronda eliminatoria como en la gran final.

Estados Unidos superó sin dificultad alguna a España por tablero de 101 puntos contra 72, que cargó con la medalla de plata del torneo. El bronce fue para Serbia que estrechamente derrotó a Francia 70-63.

Pero la actuación de USA en el torneo masculino de baloncesto, es para enmarcar. Ganó la rueda eliminatoria y la ronda final, de manera invicta.

Fácilmente superó a Serbia 96-66, en la disputa por la medalla de oro, acumulando de esta manera tres oros consecutivos en esta clase de eventos en la cita olímpica, ganando en Beijing 2008, Londres 2012 y ahora, Río 2016, y 15 títulos olímpicos en 18 oportunidades en donde ha participado, algo sencillamente para no olvidar.

Múltiples e inolvidables grandes figuras han hecho parte de las nóminas de los Estados Unidos en los torneos olímpicos, pero ninguno ha logrado lo de Carmelo Anthony, quien para su orgullo, es el único basquetbolista en haberse colgado las últimas tres medallas que ha conseguido el quinteto y seguramente será la última, pues para Tokio 2020, aparentemente ha dicho que no estará disponible.

La medalla de plata fue para Serbia, mientras que la de bronce se la llevó España al derrotar en sensacional encuentro y con tablero muy ajustado, a Australia, con pizarra de 89 a 88 puntos, lo que refleja exactamente lo que ocurrió en el rectángulo, un partido de tú a tú.

Marcas mundiales

Siete marcas mundiales en natación, cinco en levantamiento de pesas, dos en atletismo y una más en tiro, integran la marca de 15 nuevos registros mundiales superados durante los Juegos Olímpicos Río 2016, entre los hechos más destacados aun cuando hubo otros en diferentes disciplinas.

Las nueva las siete marcas en natación son:

Peaty Adam, de Gran Bretaña, en los 100 metros pecho, con registro de 57.13.

Katie Ledecky, de Estados Unidos, en los 400 metros libre, con tiempo de 3:56.46.

Ryan Murphy, de Estados Unidos, en los 100 metros espalda, con tiempo de 51.85.

Wayde Van Niekerk, de Sudáfrica, en los 400 metros libre, con marca de 43.03.

Katinka Hosszu, de Hungría, en los 400 metros combinados, con tiempo de 4:26.36.

Sarah Sjostrom, de Suecia, en los 100 metros mariposa, con registro de 55.48.

Y el equipo de Australia, en la prueba de los 4X100 femenino libre, con tiempo de 3.30.65.

Las cinco en levantamiento de pesas, son:

Lasha Talakhadze, de Georgia, en la categoría de más de 105 kilos de peso corporal, con el gran total de 473 kilogramos sobre la barra.

Kianoush Rostami, de Irán, en la división de los 85 kilogramos de peso, con 396 kilos levantados en la barra sumados los dos movimientos.

Nijat Rahimov, de Kazajistán, en la categoría de los 77 kilos de peso, con 214 kilos en la barra en los dos movimientos.

Deng Wei, de China, en los 63 kilos de peso corporal en damas, con 262 kilogramos en la barra.

Y Long Qingquan, de China, en la división de los 65 kilogramos, con 307 kilos en la barra sumados los dos movimientos.

En atletismo, las dos nuevas marcas mundiales fueron:

Ana Wlodarczyk, de Polonia, en el lanzamiento del martillo, al enviar el objeto a 82.29 metros.

Y en los 10.000 metros planos para damas, con Almaz Ayana, de Etiopía, quien detuvo el cronómetro en 29:17.45.

Finalmente, el nuevo registro mundial en tiro, fue de Kim Woojin, de Corea del Sur, al lograr puntuación de 700 sobre 700 posibles, en el tiro con arco desde los 70 metros.

El adiós de Río… y Tokio 2020

En medio de fanfarria de la jornada de clausura, que fue sencillamente espectacular, de la alegría y la tristeza de decirle adiós a Río de Janeiro, ya la mirada se concentran al otro lado del mundo, a Japón, en donde Tokio será sede de los Juegos Olímpicos del 2020.

Tan ceremoniosos y serios como son los japoneses, causó sensación que el primer ministro de su país, Abe Shinzo, apareciera en la parte final del espectáculo de clausura de Río, para recibir el testimonio de la responsabilidad de organizar la próxima cita olímpica, con el atuendo de Mario Bros, en una muestra que el deporte lo puede todo, y aun cuando las competencias son serias, severas y arduamente disputadas, el espectáculo hace parte de la era moderna del deporte mundial.

La caja registradora de la multinacional conocida como Comité Olímpico Internacional, hace compañía como empresa con todo lo que le sea favorable, a costa de los atletas que nunca saben cómo se escogen las sedes, y mucho menos, a dando van los cientos de miles de millones de dólares que se recaudan con el gigante espectáculo por todo tipo de ingreso, porque todo es controlado, cual dictador de nación, por el organismo internacional.

Hace sólo unos días se apagó el pebetero de Río 2016, pero dentro de cuatro años, se encenderá de nuevo en Tokio 2020, para la cita de los próximos Juegos Olímpicos.

 

 





Búsqueda Avanzada







Cartas al Editor 2013

Claúsula de Privacidad | Contáctenos
Software © 1998-2017 1up! Software, All Rights Reserved