El coro Harpa Dei lanzó un video en el que entona la canción de cuna llamada “Iavnana” con la que, según la tradición cristiana de Georgia, la Virgen María habría arrullado al Niño Jesús. Ahora estos jóvenes la ofrecen para todos los niños, especialmente los no nacidos.

El coro de música sacra Harpa Dei está formado por los hermanos Nikolai, Lucía, Mirjana y Marie-Elisée Gerstner.

Esta última explicó a la agencia de noticias ACI Prensa que “a todos nos pasó lo mismo cuando escuchamos por primera vez el canto. Realmente nos dejó enamorados la melodía que inspira tanta ternura y tanta paz y más cuando comenzamos a cantarlo y grabarlo porque tiene una resonancia en el corazón”. 

Esta experiencia la “tenemos nosotros como cantantes y la gente que lo escucha. El canto transmite justamente esa relación tiernísima de la madre con su hijo y es imposible no sentir ahí esa relación de ternura que la Madre Dios tiene por su hijo y por todos nosotros que somos sus hijos”.

Marie-Elisée dijo a ACI Prensa que el canto lo conocieron a través de unas religiosas ortodoxas de Georgia, quienes afirman que sería un canto que la Virgen María cantaba al Niño Jesús.

Parte del canto, compartido por Harpa Dei, dice lo siguiente: 

¡Ojalá duermas dulcemente 

y sin preocupación! 

Has encontrado un dulce hogar 

en el pecho de tu madre.

Pequeño canario, ramo de rosas,

¿Escuchaste bien mi canto hoy?

Y si lo escuchaste, ¿te agradó?". 

Marie-Elisée explicó a la agencia de noticias ACI Prensa que en Georgia, donde el canto de cuna está ampliamente extendido, las madres suelen variar la segunda estrofa “y cada mamá le canta a su niño su propia versión”, pero normalmente las líneas compartidas de la primera estrofa son las que “siempre se mantienen”.

En la descripción del video en Youtube, el hermano Elías, religioso responsable de Harpa Dei, relata que un hombre en Estados Unidos le envió el canto entonado por unas religiosas ortodoxas de Georgia, país europeo que hacía parte de la Unión Soviética.

“Me dijo que Harpa Dei ‘tenía que aprender este canto’, y añadió que era la canción más bella que jamás había escuchado. Según él había podido averiguar, era un canto de cuna, y en alguna fuente había leído que la Virgen María se lo habría cantado al Niño Jesús”.

El hermano Elías, que pertenece a la comunidad Agnus Dei en Alemania, dice que el canto le pareció apropiado para “nuestros ‘preferidos’: los niños no nacidos, que están aún en el vientre de su madre. ¿No podría la belleza de este canto acaso tocar a las madres o a los padres, para mover sus corazones a amar y aceptar al niño en el vientre? ¡Y que los niños sepan que los esperamos!”.

El canto, continuó el religioso, está dedicado a “todos los niños: para los no nacidos, pero también para aquellos que no han experimentado el amor de una madre, así como para aquellos otros que sí tuvieron la dicha de crecer rodeados de amor”. 

“Si lo creen, será ahora la canción de la Virgen María, que Ella canta junto a nosotros con la intención de consolar y salvar a sus hijos”, aseguró. 

“Por eso, nuestro gran pedido como Harpa Dei es que acompañéis con vuestras oraciones el canto Iavnana, para que traiga bendición, y que lo difundáis. ¡El Cielo y los niños os lo agradecerán!”, concluyó.

Entre sus diversas iniciativas, Harpa Dei también promueve el memorial llamado “La Gruta de Raquel”, dedicado a los niños víctimas del aborto y que está ubicado junto a la capilla de adoración perpetua del monasterio de Frauenberg, en el sur de Alemania, donde vive el hermano Elías.

“Las madres que se arrepienten de haber abortado a su hijo le dan un nombre, y este nombre lo colocamos sobre una placa de mármol, a modo de lápida, para así dar una especie de ‘sepultura espiritual’ al niño que fue privado de la vida y sacarlo del anonimato. Si no es la madre la que hace este gesto, puede ser cualquier persona que sepa de un niño que fue abortado”, explicó Mirjana a ACI Prensa el pasado mes de mayo.

Para ponerse en contacto con “La Gruta de Raquel” y solicitar una lápida para un niño abortado, se puede escribir al correo grutaderaquel@gmail.com o al número de WhatsApp o Telegram +972 58-397-5335.