Foto Cortesía Teatro Milagro
La fiesta del cumpleaños del Teatro Milagro fue un espacio de celebración en el que participó toda la comunidad.
Foto Cortesía Teatro Milagro
La fiesta del cumpleaños del Teatro Milagro fue un espacio de celebración en el que participó toda la comunidad.

Desarrollar talento local, acoger artistas y músicos internacionales, y producir obra teatrales de los países emergentes y de renombrados dramaturgos latinos, son ejemplos sobresalientes de obra milagrosa del Milagro. 

En 1984, José Eduardo González y Dañel Malán fundaron Milagro (Milagro Theatre Group), y hoy los está cordialmente invitando a ¡celebrar su cumpleaños número 30!

Las emociones no están limitadas por el idioma o la cultura, y a través de los años, Milagro ha ganado una excelente reputación por la producción de espectáculos atractivos y culturalmente relevantes. 

Desde dramaturgos ganadores del premio Pulitzer a galardonadas producciones con el premio de teatro local Drammy, Milagro siempre va mas allá en la manera enque busca sorprender, retar, participar y salir del estereotipo dramático. 

Su casa, el Centro Milagro se ha convertido en un centro comunitario, un oasis de la cultura latina, que ha abierto sus puertas como un escenario, estudio e incluso un salón de clases. Milagro se extiende por toda la ciudad y la nación, cautivando, invitando a la interacción y la participación, e inspirando al público a través de auténticas obras de arte y cultura latina que ayudan a reflejar aspectos de la más profunda  naturaleza humana.

El gran logro de todos estos años llega a sus 30 años, la ocasión para celebrar un gran cumpleaños.

¡Feliz Cumpleaños, Milagro!  fue la ocasión para degustar deliciosos bocadillos, sangría hecha en casa y un gran pastel de cumpleaños todos acompañados por los sonidos de auténtica música flamenca. 

Durante nuestra celebración todos pudieron disfrutar de los sonidos, las escenas y algunos de los personajes que han hecho de Milagro lo que es hoy y que nos ayuda a forjar lo que será en el futuro. 

¡Tres décadas de arte y cultura latina en Oregón no habrían sido posibles sin el apoyo de los generosos donantes, amigos y aliados comunitarios!