Servicio Católico de Noticias
Los hispanos se benefician con los programas de la Arquidiócesis de Portland y su contribución en la Colecta Católica del Arzobispo es fundamental para apoyar estos programas.
Servicio Católico de Noticias
Los hispanos se benefician con los programas de la Arquidiócesis de Portland y su contribución en la Colecta Católica del Arzobispo es fundamental para apoyar estos programas.

¡Alabado sea Jesucristo!

Hermanos,

El enfoque de nuestra Colecta Católica del Arzobispo 2018 destaca el camino de fe de nuestros hermanos católicos en la Arquidiócesis de Portland.

Igual que las personas destacadas de estas historias, yo también estoy en mi propio camino de fe. Después de llegar a Portland y ser instalado como el Arzobispo he llegado a querer y servir en esta Arquidiócesis. Yo he tenido mis propios desafíos en este camino, incluyendo balancear un horario de tiempo completo y a la misma vez cuidar de mi madre en edad avanzada y ayudarla en todas sus necesidades. A mediados de septiembre, tomé un descanso y dirigí un peregrinaje a Portugal a visitar el Santuario de Nuestra Señora de Fátima. Fátima es la pequeña ciudad al norte de Lisboa donde Nuestra Señora se apareció seis veces a tres niños en el año de 1917.

He sido parte de otros peregrinajes antes, pero este viaje en particular fue un momento esencial para mi propia vida de fe y camino espiritual. Nuestro tiempo en Fátima estuvo lleno de gracia. Tuve el honor de dirigir el Rosario y la procesión y después celebrar la Misa en el sitio exacto de las apariciones de Nuestra Señora. Podíamos sentir  su presencia maternal. 

Me gustaría que los fieles de la Arquidiócesis de Portland sepan que dejé peticiones especiales y me postré en oración  por nuestra Iglesia local, a los pies de Nuestra Señora de Fátima. 

Estas incluyeron oraciones por todos los fieles, por nuestros sacerdotes y por más vocaciones sacerdotales. 

Muchas de las peticiones especiales y oraciones por nuestra Iglesia local también necesitan de su ayuda. Ya les he pedido a muchos de ustedes que recen diariamente el Rosario y que participen en las devociones de los cinco primeros sábados, como lo pidió Nuestra Señora. Además, les pido que consideren en oración su participación en la colecta de este año. Juntos, con su apoyo y el poder de la oración, podremos mantener y ayudar a los ministerios del oeste de Oregón a crecer. 

Por favor acepten la tarjeta de oración que les doy, como un gesto de mi aprecio por su apoyo y como un recordatorio de nuestro camino juntos.