Mientras que muchas personas pueden estar sintiéndose ansiosas, el arzobispo Alexander Sample pidió a los católicos mantenerse con la mirada fija en Jesús y trabajar unidos hacia el mismo objetivo.

 

En la charla transmitida en vivo desde la capilla de su residencia la noche antes del 20 aniversario de los ataques del 9/11, el arzobispo Sample leyó dos pasajes del Evangelio, uno en el que Jesús calma la tormenta y otro en el que Jesús camina sobre el agua para rescatar a los apóstoles atrapados en otro vendaval.

 

En la segunda historia, San Pedro es capaz de mantenerse a flote mientras fija la mirada en Jesús. Pero cuando Pedro se distrae con el viento y las olas, se hunde.

 

Las historias, explicó el arzobispo, muestran que cuando las personas se enfocan en Jesús, el resultado es la paz.

 

“Sé que hay muchas razones para estar descontento ahora”, dijo el arzobispo, citando el nuevo aumento en los casos de la pandemia de Covid-19 y los debates y polémicas relacionados. "Pero tenemos que mantener nuestra mirada fija en lo que en última instancia es más importante: nuestra fe en el Señor Jesús y sus promesas para nosotros".

 

El arzobispo contó la historia de la muerte de su padre y como en medio del dolor y la tristeza, la lectura de las oraciones rituales de la iglesia le permitió a él y al resto de la familia obtener paz, esperanza y valentía para seguir adelante.

 

"Nuestra verdadera paz está siempre en el Señor Jesús", dijo. "Él es el único que puede traernos esta paz".

 

Satanás busca explotar los tiempos difíciles para aumentar el miedo, la ansiedad y la división, advirtió el arzobispo, y agregó que el antídoto es confiar más en el Señor y trabajar por la unidad.

 

"Necesitamos mantenernos unidos", dijo el arzobispo. "Necesitamos ser uno".

 

La transmisión de la charla del arzobispo tuvo casi 3.000 visitas.

 

"Sus palabras fueron un gran consuelo para mí en este momento", comentó la espectadora Ann Austin. "Ver las noticias locales diarias y toda la cobertura de COVID me ha dejado tan conmocionada y temerosa. Pero ahora me siento más fuerte y menos temerosa al darme cuenta de lo que usted ha dicho. Jesús lo es todo”.

 

Ed Langlois de Catholic Sentinel