Abdias Unbaldo Ruiz, un catecúmeno de la parroquia St. Matthew en Hillsboro, durante el rito de elección el 10 de Marzo en la Catedral St. Mary of the Immaculate Conception en Portland. (Ed Langlois/Catholic Sentinel)
Abdias Unbaldo Ruiz, un catecúmeno de la parroquia St. Matthew en Hillsboro, durante el rito de elección el 10 de Marzo en la Catedral St. Mary of the Immaculate Conception en Portland. (Ed Langlois/Catholic Sentinel)
El mes pasado, cerca de 750 personas en Oregón manifestaron su intención de convertirse en católicos durante la Pascua.

En las liturgias, llamadas Ritos de Elección, los nombres de los futuros católicos se escriben en grandes libros firmados por un obispo, un acto de bienvenida y esperanza de la Iglesia Católica entera.

Ahora llamados los electos, el grupo incluye catecúmenos, aquellos que no han sido bautizados y candidatos, quienes fueron bautizados en otras comunidades cristianas. El 20 de Abril, se celebrará en las parroquias de la región la Vigilia de Pascua donde a la luz de las velas los catecúmenos serán bautizados y los candidatos harán una profesión de fe.

“Mientras la Cuaresma continúa hasta la Vigilia de Pascua, rezamos para que Dios nos llene del Espíritu Santo, para que purifique nuestros corazones y para que nos fortalezca en el amor”, dijo el Obispo Auxiliar Peter Smith el 10 de Marzo en la Catedral St. Mary of the Immaculate Conception.

Durante la lectura del Evangelio en los ritos, Jesús va al desierto y Satanás por supuesto trata de derrotarlo. Todos los cristianos enfrentan tentaciones similares, explicó el Obispo Smith.

“El demonio iba a hacer todo lo que pudiera para que Jesús se rindiera, se comprometiera o renunciara a su llamado”, el obispo le dijo a la multicultural audiencia que llenó la catedral hasta el balcón.

“Mientras empezamos la Cuaresma, nos enfrentamos a la tentación de desperdiciar los dones que se nos han dado, a comprometer el llamado del Evangelio para nuestras vidas, y en el momento de la verdad, no confiar en el Señor”.



Las tentaciones apuntan a una profunda realidad, le dijo el Obispo Smith a los futuros católicos, sus padrinos y patrocinadores.

“Todas esas tentaciones estaban encaminadas a desviar a Jesús de su llamado a ir a la cruz”, dijo el Obispo. “Si Jesús no va a la cruz, el pecado y la muerte no son destruidos, no resucita, no nos da nueva vida y no recibimos el Espíritu Santo en Pentecostés”.

Los Ritos de Elección se llevaron a cabo en la Catedral con el Obispo Smith, mientras el Arzobispo Alexander Sample salió de viaje, a oficiar en Grants Pass, Bandon y Eugene antes de regresar a Portland para un gran rito bilingüe en la catedral el 10 de Marzo.

En Bandon en la costa sur, mujeres de la Asociación Filipino-Americana prepararon abundante comida para una animada recepción después del rito.

Ver Video.