Padre John Riccardo
Padre John Riccardo

Este es el primero de una serie de tres artículos sobre un movimiento espiritual en marcha en la arquidiócesis de Portland.

La oración en medio de la pandemia llevó a una espiritualidad de entrega y celo para el arzobispo Alexander Sample; la pasión está empezando a extenderse.

Durante la primera parte de la pandemia, la agenda del arzobispo Alexander Sample se colapsó. Tenía más tiempo para rezar.

Fue entonces cuando ocurrió algo grandioso.

 

Sacerdote desde hace más de tres décadas, el arzobispo Sample se dio cuenta de que había estado tratando de lograr cosas a través de su propia habilidad e ingenio. Le quedó claro que no estaba a la altura de la tarea.

 

A través de momentos oscuros y una oración más profunda, se dio cuenta de que el ministerio no es su trabajo, sino el de Dios. El arzobispo decidió que su trabajo principal era entregarse al Todopoderoso.

 

“El Señor parecía decirme: 'Por fin, Sample, te has quitado de en medio'”, dijo el arzobispo en junio durante “You Were Born for This” /“Has nacido para esto”, un podcast con el padre John Riccardo.

 

El personal del centro pastoral dice que nota a un arzobispo más relajado y flexible, pero aún más emocionado por seguir las indicaciones divinas.

“Hay algo muy liberador en ello”, dijo el arzobispo, admitiendo que una vez fue adicto a los planes estratégicos. “Esto realmente no depende de mí en el sentido último. Esta es la obra de Cristo. Esta es su iglesia”.

 

Coincidencias aparentes, encuentros fortuitos con consultores, convergencias... al arzobispo todo le parece la obra del Espíritu Santo.

 

“De tantos lugares posibles, Dios quiere hacer algo en Portland”, dijo en el podcast. “Qué sorpresa sería que Portland se convirtiera en un lugar de renovación para la Iglesia”.

 

No hay que temer

 

Para empezar, el arzobispo quiere que los sacerdotes tengan la oportunidad de vivir el mismo tipo de entrega. Por ello, en mayo, invitó al padre Riccardo, sacerdote de la arquidiócesis de Detroit, y a su equipo de la organización sin ánimo de lucro Acts XXIX de Michigan a dirigir un retiro de un día entero para el clero del oeste de Oregon.

 

El padre Riccardo explicó que el equipo de Acts XXIX se siente llamado al noroeste, que tiene fama de no tener iglesia. El grupo cree que hay potencial aquí.

 

Los lectores perspicaces recordarán que los Hechos de los Apóstoles sólo tienen 28 capítulos; la idea es que el siguiente capítulo está ahora en marcha con el Espíritu Santo al mando y los discípulos de hoy como figuras clave.

 

Hechos XXIX pretende ayudar a las parroquias a fundamentar su ministerio en la idea de que el Señor quiere transformar el comportamiento humano. “Nuestra visión es ayudar a Dios a recuperar su mundo”, dijo el padre Riccardo, que pasó varias décadas en el ministerio parroquial.

 

Los principios que promueve el padre Riccardo incluyen la readquisición de una visión bíblica del mundo, especialmente la aceptación de la verdad de que Jesús vino al mundo para salvar a los humanos del desastre que hemos hecho.

 

El sacerdote añadió que las parroquias deben tener no sólo empleados, sino una familia de discípulos. El padre Riccardo pide que se edifique confianza en las parroquias con base en comunicación transparente y vulnerable y un ambiente de conflicto sano.

 

Quizá el principio más importante del modelo del padre Riccardo sea darse cuenta de que Dios es el arquitecto.

Moisés no tuvo que ser creativo y depender de sí mismo a la hora de construir el tabernáculo mientras los israelitas se dirigían a la Tierra Prometida”, dijo el sacerdote.

 

“La tarea de Moisés consistió en ponerse a rezar para discernir lo que Dios ya había diseñado. Además, Dios también le hizo saber que había dotado a varias personas con dones particulares para la construcción del tabernáculo”.

 

El trabajo no recayó únicamente en Moisés, y no recae sólo en los sacerdotes u obispos, dijo el padre Riccardo. Uno de sus mensajes a los agentes pastorales: no tengan miedo.

 

Sacerdotes conmovidos

 

Durante el retiro de primavera, celebrado en la parroquia de Nuestra Señora de la Vang, en Happy Valley, cambiaron las cosas. El equipo de Hechos XXIX rezó por los sacerdotes y les ayudó a expresar sus dificultades.

 

El arzobispo Sample y el obispo auxiliar Peter Smith dieron un testimonio honesto sobre cómo Cristo solucionó problemas. Esto creó un tono de autenticidad y vulnerabilidad.

 

“Fue un material estupendo”, dijo el padre Don Gutmann, párroco de la parroquia de Santa Clara en el suroeste de Portland. “En mis 30 años de sacerdocio, fue claramente la experiencia más conmovedora que he tenido”.

 

El humilde testimonio de ambos obispos impresionó al padre Gutmann y le ayudó a ver cómo el Espíritu Santo actúa en las vidas. Se maravilló cuando los equipos de Hechos XXIX ayudaron a los sacerdotes a acercarse a la curación interior.

 

“Esas no son cosas que solemos recibir como sacerdotes”, dijo el padre Gutmann, que espera que el retiro y el movimiento espiritual afecten pronto a la vida de los feligreses.

 

“Seguiremos volviendo a la misión principal: El poder salvador de Jesús en nuestras vidas y en nuestro mundo”, dijo.

 

Al padre Sean Weeks, párroco de la parroquia de San Pío X, en el noroeste de Portland, le gusta la idea de volver a ese mensaje básico y crear una oportunidad para que la gente se encuentre de nuevo con Jesús.

 

“Nosotros, como presbiterio, tenemos que mejorar nuestra estrategia”, dijo el padre Weeks. “Necesitamos una misión común. Hemos sido muy parroquiales”.

 

El padre Weeks pretende invitar a los feligreses al renacimiento espiritual.

 

“Fue una gran experiencia y una gracia para muchos de nosotros”, dijo el padre Matt Libra, párroco de Santa Rosa de Lima en el noreste de Portland. “Sólo queremos llegar a lo que el Espíritu Santo quiere hacer y quiere hacer con nosotros”.

 

El Padre Libra dijo que el retiro le hizo darse cuenta de que Dios siempre está hablando - especialmente en las Escrituras - pero que no siempre escuchamos.

 

El padre Libra disfrutó de algo que es demasiado raro: el tiempo con los hermanos sacerdotes.

 

“Fue uno de los mejores retiros en los que he estado”, dijo el padre Bill Holtzinger, párroco de la parroquia de Santa Ana en Grants Pass. “Fue muy real”.

 

El padre Holtzinger aprecia que los sacerdotes estuvieran en el extremo receptor del ministerio. Encontró una sesión de tres horas de adoración y confesiones “poderosa”. Incluso escuchó a los sacerdotes disculpándose por no ser tan fraternales como habrían podido, y esto lo sorprendió.

 

Espíritu Santo: ‘Tu trabajas para mí'

 

“Es un momento emocionante”, dijo Todd Cooper, un asistente cercano al arzobispo Sample.

 

“Hay una sensación creciente de que el Espíritu Santo está haciendo algo grande aquí, un movimiento, una renovación, una vitalización dentro de la iglesia”. El arzobispo está dando algunos pasos para prepararse a cooperar con el Espíritu Santo. Quiere quitarse de en medio y dejar que el Espíritu Santo trabaje".

 

Después de los sacerdotes, el esfuerzo se centrará en volver a proponer la Buena Nueva a los feligreses. Entonces, dijo Cooper, se podrá ofrecer el entusiasmo a los que aún no son discípulos.

 

El padre Riccardo, de Hechos XXIX, alaba al arzobispo Sample por su apertura al Espíritu y su vulnerabilidad. “El verdadero renacimiento y la renovación van a fluir desde Portland”, predijo el padre Riccardo.

 

El arzobispo Sample dijo que ha estado rezando la novena de entrega, cuya antífona dice: “Oh Jesús, me entrego a ti. Cuida de todo”.

 

“Veo a Dios haciendo algo nuevo”, dijo el arzobispo. “Veo que viene una renovación, una reforma, un renacimiento”.

 

No se trata sólo de Portland. El arzobispo dijo que otros líderes de la iglesia en la nación están pasando por una experiencia similar.

 

Un obispo habló a sus compañeros sobre un mensaje que el Espíritu Santo parece estar dándole: “Recuerda, obispo, que yo no trabajo para ti. Tú trabajas para mí”.

 

Escuche el podcast:

 

actsxxix.org/you-were-born-for-this-  (Desplázate hasta el episodio 133)

 

Más información: actsxxix.org

 

Próximo artículo: Cómo un grupo llamado Amazing Parish está ayudando a iniciar un cambio en la vida de la iglesia en el oeste de Oregon.