¿Qué es la Cuaresma?

Es la pregunta que hicimos a católicos de Oregon y aquí compartimos sus reflexiones.

 

1) La Cuaresma es una temporada penitencial para arrepentirnos y volver a Cristo. En familia practicamos el ayuno, la abstinencia y nos enfocamos más en la oración porque a través de ella nos encontramos a nosotros mismos y reconocemos nuestros pecados.

Magdalena Santiago, iglesia Santa Cecilia, en Beaverton.



2) La Cuaresma en nuestra familia es un tiempo especial para recordar la vida y muerte de Nuestro Señor en la cruz. Es un tiempo de penitencia como acto de reflexión y oración, especialmente por las personas más necesitadas o que sufren.

Yadi Acevedo, iglesia Sagrado Corazón, en Medford.



3) Una palabra que describe la Cuaresma es sacrificio. Dios sacrificó a su único hijo por amor a nosotros y Jesús aceptó con amor el sacrificio para que podamos alcanzar la vida eterna, aún sabiendo que muchos de nosotros no lo apreciamos ni valoramos.

Rosaura Rodríguez, iglesia San Antonio, en Tigard



4) La Cuaresma es un tiempo para reflexionar y arrepentirme de mis pecados. Es tiempo de penitencia, ayuno y oración como preparación espiritual para la Pascua. La abstinencia y la penitencia me unen más a Jesús y su sufrimiento.

Lorena Caballero, iglesia Santa Ana, en Gresham



5) La palabra que usaría para resumir la Cuaresma es “rendición”. La Cuaresma es una oportunidad para entregar nuestro ego y orgullo. Es el momento de renunciar a las esperanzas y metas mundanas y simplemente rendirnos a su voluntad y dejar que El nos moldee.

Danny Rauda, ministerio de justicia social, iglesia San Antonio, Tigard



6) La Cuaresma significa un tiempo para reflexionar qué le estoy dando a Dios, pues El vino para salvarme y yo quiero corresponderlo. Es unirme al dolor de María, pero también tener esperanza en que un día estaré con ellos.

Karla Vásquez, iglesia San Antonio, Tigard



7) La Cuaresma es un tiempo en el que se nos invita a reflexionar, a la expiación de la culpa, el arrepentimiento y a la conversión. Nos invita a vivir con actitudes cristianas que nos ayudan a parecernos más a Cristo, ya que debido a nuestros pecados, nos alejamos más de Dios.

Padre José González, pastor iglesia Santa Ana, Gresham



8) Cada Cuaresma renuncio a la música. Mi vida se vuelve más tranquila y uso ese silencio para orar a Dios y escucharlo. Mi relación con Él siempre se hace más fuerte.

Kelsey Sánchez, iglesia Sagrado Corazón, coordinadora del ministerio de Jóvenes, Medford.



9) Para mí, la Cuaresma son 40 días para apartarme de los “ruidos de todos los días” y ser más sensible a los movimientos del Espíritu en mi interior. Así lo hizo Jesús durante los 40 días en el desierto.

Padre Guillermo Ameche, SJ. Catecismo Misionero



10) La Cuaresma significa conversión espiritual en preparación para vivir la fiesta de la Pascua. Jesús nos invita a través de su iglesia, a vivir 40 días con El, en oración, penitencia, reflexión, meditar sobre los misterios de su vida, pasión, muerte y redescubrir que su vida fue por amor a mí, para mí y por todos.

Virginia López, feligresa iglesia Santa Ana, Gresham



11) La Cuaresma es tiempo de abrir el corazón a Dios de manera renovada para acoger al Dios Misericordioso que entrega su vida por mi. Es tiempo de proponer vivir mi vida con oración más intensa y prolongada. Es tiempo de acompañar a Jesús, desde el desierto a la cruz.

Padre Rito Guzmán, MSpS., Pastor iglesia San Mateo, Hillsboro



12) Una palabra que describe la Cuaresma es Sacrificio: Esta palabra me recuerda todo lo que Jesús nuestro Señor hizo por la humanidad, la manera tan horrible que Dios escogió para mostrarnos y dar a conocer cuanto nos AMA. Ese Amor incalculable que se hace presente en nosotros solo con mirar la Cruz.

Diácono José Montoya, iglesia San Pedro, en Newberg



13) La Cuaresma salva vidas, es edificante, nutritiva y transformadora, porque durante estos 40 días se nos anima a detenernos y escuchar la Palabra de Dios, ayunar de las cosas y personas negativas, participar en las devociones tradicionales y convertirnos en una nueva creación.

Hermana Juanita Villarreal, SSMO, Iglesia San Alejandro, Asociada Pastoral, Cornelius



14) Una palabra que describe la Cuaresma es “arrepentimiento”, porque es el inicio para un cambio en mi vida y me prepara espiritualmente para la conversión personal. Meditar en el sufrimiento de Jesús en la cruz me ayuda a arrepentirme de mis pecados.

María Elena Ruiz, iglesia San José, Salem, Coordinadora Ministerio Hispano



15) La Cuaresma significa un tiempo de reflexión y caminar en la presencia de Jesucristo, para recordar más todo su amor por nosotros que se refleja en la cruz

Jesús Rodríguez, iglesia San Mateo, Hillsboro.



16) La Cuaresma significa el sacrificio y la entrega de sí mismo hacia nuestros semejantes. La visita del Santo Padre a la tierra que vio nacer a nuestro padre Abraham me inspira a seguir convirtiéndome en mente, alma y corazón hacia el Padre.

Christian Romero, iglesia Santa Elizabeth Ann Seton, Aloha



17) La Cuaresma es una invitación a reflexionar en el sufrimiento de Jesucristo y prepararnos mediante el sacramento de la confesión. Es en la Cuaresma cuando me siento liberada de mis culpas y pecados y más cerca de Dios.

Marcela Santos, iglesia San Mateo, Hillsboro



18) La Cuaresma es un despertar a dos realidades; que soy un pecador quebrantado y al mismo tiempo un hijo amado por Dios. El ayuno, la oración y la limosna me ayudan a preparar y estar listo para hablar con El, recibirlo y festejar la Eucaristía.

Diácono Jesús Espinoza, iglesia Santa Elizabeth Ann Seton, Aloha



19) “Arrepiéntete y cree en la Buena Nueva”. Durante la Cuaresma planeo recordar esta exhortación todos los días mientras leo “Fratelli Tutti”. La buena noticia es que “nos necesitamos unos a otros” —papa Francisco y “nos pertenecemos unos a otros”—Madre Teresa.

— Trudie Atkinson, iglesia Santo Tomás More, Eugene



20) La Cuaresma es mirar hacia la Pascua. ¿Mis decisiones reflejan las promesas bautismales que debo renovar? ¿Cómo se me desafía a ajustar la forma en que vivo para que mi vida refleje mejor esas promesas? Oración. Crecimiento. Transformación.

— Valerie Chapman, iglesia San Juan Bautista, en Milwaukie



21) Paso más tiempo reflexionando sobre la gracia, la generosidad y la creación de Dios. La Cuaresma es un tiempo para disminuir el ritmo y meditar en el amor de Dios, un tiempo en que hago todo lo posible para transmitir el amor de Dios.

— Gordon Dick, iglesia Reina de la Paz, en Salem



22) Sabemos que Dios siempre llama a la puerta de nuestros corazones, pero la mayoría de nosotros estamos demasiado ocupados o distraídos para escuchar realmente. La Cuaresma nos permite prestar atención a los dulces sonidos y susurros de nuestro Señor.

— Britt Dwyer, iglesia Santa María Nuestra Señora de las Dunas, en Florence



23) La Cuaresma nos conduce del frío fangoso a una nueva vida increíble en los bosques y huertos de primavera. Mi práctica cuaresmal diaria favorita es 20 minutos de oración silenciosa al aire libre, llueve o truene. Cristo lentamente trae vida a la tierra.

— Ellen Grush, iglesia Nuestra Señora de la Montaña, en Ashland



24) La vida es un viaje. La Cuaresma consiste en ceder a la voluntad de Dios, no de sacrificar. El Señor dice: “Deseo compasión y no sacrificio” (Mt 9, 13). La Cuaresma es un llamado al arrepentimiento, recordando la cruz de Cristo. Comparto su cruz.

— Lisa Hoffman, iglesia San Antonio, en Waldport



25) La Cuaresma para mí es un tiempo de reflexión y preparación para la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo. Lo veo como un momento para la meditación y la lectura espiritual para ayudarme a ser más consciente del amor de Dios por nosotros.

— Rosa Ana Horning, Iglesia San Juan Apóstol, en Reedsport.



26) La Cuaresma es un tiempo para hacer una pausa y estar plenamente presente en cada momento, por ti y por los demás. Es un momento para dar gracias y valorar todas las bendiciones. Es una época para dejar que la luz de Cristo brille radiantemente.

— Lillian Kidwell, Iglesia Santa Clara en Portland



27) La Cuaresma para mí es un momento muy necesario para restablecer mi enfoque y fortalecer mi relación con Cristo a través de una mayor reflexión, oración, arrepentimiento, acción y gratitud. Es un tiempo en el que me recuerdan de nuevo el alcance del amor perfecto de Dios.

– Elizabeth Millager, Parroquia de San Wenceslao en Scappoose



28) Siempre espero con ansias la temporada cuaresmal porque nos ayuda a disminuir la velocidad, hacer un balance en nuestras vidas, caminar con Jesús y entrar en su Pasión, luego celebrar alegremente su resurrección y nuestra salvación el Domingo de Pascua.

— Susan Morrison, iglesia Sagrado Corazón, en Newport



29) La Cuaresma es el período más triste y feliz del año. Jesús pasó por su Pasión para redimirnos de nuestros pecados y resucitar hasta el Cielo. En la Última Cena compartió su cuerpo y su sangre.

— Priscilla San Nicolás Muna, iglesia San José en Salem



30) Durante la Cuaresma, recordamos que todos somos pecadores y fácilmente tentados. Esta temporada nos recuerda hacer sacrificios y establecer buenos hábitos. Jesús murió en la cruz para salvarnos a todos; tratemos de estar a la altura de eso.

—Tu Linh Nguyen, iglesia Nuestra Señora de La Vang en Happy Valley



31) La Cuaresma es un momento para mirarnos hacia adentro, para enfocarme en obras de misericordia por los demás y no en mi lista de sacrificios. Mi oportunidad de ser las manos, los pies y la luz de Jesús aquí en el norte de Portland.

— Jana Ripley, iglesia Santa Cruz en el norte de Portland



32) La Cuaresma es la preparación para la celebración del Señor Resucitado, el Cordero que murió por nosotros, el Pueblo pascual, es limpiar y despejar nuestras almas de los escombros que nos impiden entrar plenamente en unión con él.

— Dick Safranski, iglesia Santo Redentor en el norte de Portland



33) Me gusta aprovechar el tiempo de Cuaresma para reflexionar, repasar y renovar mi camino espiritual católico en preparación para la Pascua.

— Don Schantz, iglesia San Enrique en Gresham



34) La Cuaresma es una época de renovación espiritual, más que un tiempo de privación, una oportunidad para acercarse y escuchar a Dios y encontrar maneras de profundizar mi relación con Cristo.

— Mike Welter, iglesia San Eduardo en Keizer



35) En esta época de gracia, reflexiono sobre dos de las preguntas de Jesús: ¿Quién dices que soy? ¿Te das cuenta de lo que he hecho por ti? Cada vez, las respuestas me llaman a una conversión más profunda y menos egoista.

— Paul Westby, iglesia Santa Rosa de Lima en el noreste de Portland



36) La Cuaresma significa todo. Tener vida, es decir que Dios te creó, te convertiste en quien eres. Debemos estar agradecidos por eso.

— Giovanna Zanotto, iglesia Inmaculada Concepción en Stayton



37) En lugar de renunciar a algo por la Cuaresma, estoy invirtiendo más tiempo, dedicado y espontáneo a Jesús y pidiendo al Espíritu Santo que abra mi corazón para escuchar la voz de Dios.

— Peggy Wallace, iglesia San Miguel Arcángel en Sandy



38) La Cuaresma es una reflexión sobre las abundantes bendiciones de Cristo. La penitencia y el ayuno nos ayudan a centrarnos en los sacrificios que Cristo hizo por nuestra salvación. Aumento mis propias oraciones y sacrificios. Es un tiempo de esperanza para la recompensa de Cristo de la salvación eterna.

— Pamela Thompson, Sagrado Corazón en Newport



39) En la adoración, el Señor puso lo siguiente en mi corazón: Cuando miro todo el ayuno, sufrimiento y sacrificio que Jesús hizo voluntariamente por su novia, la iglesia, sé que tengo que hacer lo mismo por mi novia Cathy.

— Bill Diss, iglesia Santo Rosario en el noreste de Portland



40) La Cuaresma es el momento para reexaminar las prácticas de fe que me nutren espiritualmente. Es un tiempo para enfocarse en la autodisciplina y una mayor conciencia de ofrecer sacrificios de tiempo, energía y dinero para profundizar mi comprensión y amor por Dios.

— Therese Kent, Santísima Trinidad en Bandon