Ed Langlois/El Centinela
Arzobispo Alexander Sample durante las sesiones del V Encuentro escuchó y compartió con los jóvenes, durante la reunión en la Iglesia San José, en Salem.
Ed Langlois/El Centinela
Arzobispo Alexander Sample durante las sesiones del V Encuentro escuchó y compartió con los jóvenes, durante la reunión en la Iglesia San José, en Salem.

SALEM- Los Católicos del Oeste de Oregón llegaron para dejar sus tarjetas a los pies de la santa cruz. Se comprometieron a vivir como discípulos misioneros que irán por sus vecindarios, calles y mercados para cumplir con su misión de compartir su encuentro personal con Jesús.

El ritual fue un momento clave durante la reunión del V Encuentro realizada el 27 de enero por la Arquidiócesis de Portland, que reunió a más o menos 170 delegados hispanos de las parroquias y que se llevó a cabo en la Parroquia San José en Salem. El día fue parte del movimiento nacional que incluirá reuniones desde ahora hasta el mes de junio, como preparación para el Encuentro Nacional del 20 al 23 de Septiembre, en Grapevine, Texas.

Además de enviar discípulos misioneros, los Obispos de toda la nación están usando el V Encuentro para conocer las dificultades que atraviesan los Hispanos Católicos.

Durante una Misa realizada después de las sesiones, el Arzobispo Alexander Sample, de la Arquidiócesis de Portland reconoció los problemas especiales que enfrentan los inmigrantes, además de los problemas cotidianos del matrimonio, paternidad y empleo.

“En medio de todo esto, el Señor nos reta a no tener miedo”, dijo el Arzobispo Sample a los asistentes hispanos.

El día anterior, más o menos 360 Católicos Hispanos del Oeste de Oregón llenaron una encuesta en línea explicando sus necesidades y esperanzas. Los temores migratorios encabezaron la lista, la cual también incluyó el deseo de gozar de salarios justos, de aprender el idioma, de tener más oportunidades de servir en la iglesia y de que haya más vocaciones hispanas para el sacerdocio y la vida consagrada. El Diácono Félix García, coordinador del Ministerio Hispano para la Arquidiócesis de Portland, entregó los resultados impresos de la encuesta. “Aquí están los sueños de la gente”, dijo a los asistentes.

De los 455.000 Católicos del Oeste de Oregón, 60 por ciento son hispanos. No obstante, muchos no participan en la iglesia. Los delegados del 27 de enero, son las mejores personas para acercarse a sus compañeros inactivos.

“Todos están llamados a ser discípulos de Jesucristo, y a ser misioneros de los demás” dijo el Arzobispo Sample, quién declaró que el momento de actuar es ahora. “Nadie se escapa de esta responsabilidad”. El trabajo de los discípulos misioneros empieza con un encuentro con Cristo Resucitado, explicó el Arzobispo.

Un equipo de jóvenes asistió al V Encuentro y se sentó en la mesa de discusión con el Arzobispo Sample, durante todo el día. Hubo traducción simultánea a través de una aplicación telefónica.

Este es el V Encuentro Nacional. El primero fue en 1972. En todo el país, hay 163 diócesis y Arquidiócesis y más de 2.500 parroquias participan.

Entre todos los Encuentros, casi un cuarto de millón de Católicos ha participado. Como resultado de las sesiones, casi 300 parroquias en la nación han creado nuevos Ministerios Hispanos, dijo Pedro Rubalcava, quien está en la junta directiva Nacional del V Encuentro.

“Crean en la misión de salir y proclamar las buenas noticias”, dijo Rubalcava al nutrido grupo participante del V Encuentro en Salem.

Él dijo que los Encuentros diocesanos ayudan a que la gente vea más allá de sus parroquias y observen sus comunidades en toda su “profundidad y extensión. Vean que todos estamos unidos en este propósito”.

Los delegados compartieron buenas ideas para el ministerio parroquial. El Vicariato de Tualatin Valley, por ejemplo, reportó que cada retiro juvenil incluye un panel de personas que hablan de las vocaciones. Napo Reina de la Parroquia San Patricio en Portland, explico el programa de evangelización de la parroquia.   

“Hay muchas necesidades, especialmente para las personas que no se encuentran legalmente aquí”, dijo el Diácono Raúl Rodríguez de la Parroquia St. James en McMinnville. “¿Cómo podemos atenderlos? Podemos llevarles a Jesús, pero ¿qué pasa con sus necesidades sociales?”

El Encuentro regional para el Noroeste está programado en el mes de junio entre el 22 y el 24 en la Universidad Portland State.

Eloisa Hernández, miembro de la Parroquia San Vicente de Paúl en Salem que ha formado parte de pasados Encuentros, asiste de nuevo. “La Luz que desarrollamos aquí es el trabajo que vamos a realizar en los siguientes 10 a 20 años”, dijo. “Es muy importante que expliquemos nuestras necesidades”.