El arzobispo Alexander Sample aseguró hoy a los católicos que funcionarios de la arquidiócesis están en contacto con la oficina de la gobernadora Kate Brown con respecto a las últimas directrices del uso de tapabocas al asistir a misa y que la arquidiócesis está alerta sobre las preocupaciones de los católicos sobre este aspecto.

 

“Seguimos orando por el fin de la pandemia de COVID-19”, se lee en el anuncio del arzobispo de Portland del 21 de mayo.

 

“Las directrices recientes de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) ofrecen la esperanza de que volvamos a formas de vida más normales pronto".

 

"Desde el comienzo de la pandemia, hemos estado haciendo todo lo posible por mantener a las personas seguras y saludables cuando llegan a la iglesia".

 

"Escuchamos y entendemos sus preocupaciones sobre la verificación del estatus de vacunación y la segregación. Con este fin, estamos en contacto con la oficina de la gobernadora sobre los nuevos cambios. Mientras tanto, agradecemos a todos nuestros párrocos y líderes laicos por su buen trabajo en guiar y conducir a sus comunidades durante estos tiempos difíciles".

 

“Bendiciones a todos mientras nos acercamos a la festividad de Pentecostés”

 

El arzobispo Sample ha confiado a los párrocos y administradores que tomen las mejores decisiones posibles para sus parroquias de acuerdo con los respectivos niveles de riesgo del condado y las circunstancias locales.

 

La arquidiócesis no pide a las parroquias que revisen las tarjetas de vacunación.

 

"Mirando en retrospectiva y siendo objetivo, este estado confuso no va a durar mucho tiempo", dijo Todd Cooper, director de ministerios especiales del arzobispo. “La trayectoria es muy positiva”.

 

El anuncio y comunicación previa sobre el uso de máscaras y distanciamiento físico están en archdpdx.org/covid-19-resources.

 

Si tiene alguna pregunta, comuníquese con Todd Cooper, director del equipo de respuesta a COVID-19 al correo electrónico tcooper@archdpdx.org.