El arzobispo Alexander Sample busca ayuda para el futuro de la iglesia en el oeste de Oregon.

 

Se necesitan nuevos sacerdotes como voces proféticas y para llevar la presencia de Dios en los sacramentos, dijo el arzobispo Sample en una misa que en la que hizo el Llamado anual para apoyar a los seminaristas.

 

Se necesita alrededor de $ 1 millón por año para la educación, formación y apoyo de los futuros sacerdotes, explicó el arzobispo durante una liturgia transmitida en vivo desde la Catedral de Santa María de la Inmaculada Concepción.

 

Actualmente hay 29 seminaristas en formación para la arquidiócesis.

 

  

 

“Si voy a proporcionarles párrocos, necesito su ayuda y su apoyo”, dijo el arzobispo a los fieles y espectadores en línea. “Todo el mundo piensa que la Iglesia Católica está forrada y tenemos mucho dinero por ahí. Nosotros no. Te necesitamos”.

 

Elegir líderes, y luego agregar más ayuda, es un patrón en la acción de Dios, dijo el arzobispo. Sucedió en el tiempo de Moisés, cuando Jesús seleccionó a sus apóstoles, y en la iglesia primitiva cuando los Doce encontraron más pastores o sacerdotes. La tendencia continúa.

 

El arzobispo Sample dijo que él solo no puede cuidar a los 450.000 católicos en el oeste de Oregón e instó a la generosidad para los futuros sacerdotes.

 

“Estos hombres están entregando sus vidas, dejando de lado cualquier otra actividad mundana que pudieran haber tenido en la vida para dedicarse con todo su corazón, mente, alma y fuerza para servirte”, dijo el arzobispo, y agregó que los seminaristas se sienten amados y apoyados cuando las personas aportan a la campaña.

 

Dos seminaristas ayudaron como monaguillos. En la congregación había padres de seminaristas.