Frumencio Ruiz Carapia, de 56 años, murió el 23 de agosto mientras trabajaba para contener las llamas de verano en Oregon. (Cortesía de Grizzly Firefighters Inc.)
Frumencio Ruiz Carapia, de 56 años, murió el 23 de agosto mientras trabajaba para contener las llamas de verano en Oregon. (Cortesía de Grizzly Firefighters Inc.)

El 23 de agosto, un veterano bombero católico murió mientras trabajaba para combatir un incendio forestal al sureste de Eugene.

Frumencio Ruiz Carapia, feligrés por más de 20 años de la parroquia Sagrado Corazón, en Medford, estaba estacionado en el incendio Gales, parte del incendio forestal Middle Fork Complex en el Bosque Nacional Willamette.

 

Frumencio de 56 años, falleció cuando un árbol se rompió inesperadamente y le cayó encima. A pesar de los esfuerzos inmediatos de quienes lo rodeaban, Ruiz Carapia murió en la escena, según un comunicado de prensa del condado de Lane. Es el primer bombero forestal de Oregon que fallece este año.

 

A Ruiz Carapia le sobreviven su esposa, Alejandra González, cuatro hijos, un nieto de 7 años y una nieta por nacer.

 

"Su partida tan temprana nos duele mucho", dijo Yadi Acevedo, feligresa del Sagrado Corazón. Su esposo, Tomás Gómez, trabajó recientemente con Ruiz Carapia luchando contra el incendio Bootleg, en Klamath Falls, considerado en un momento dado el incendio más grande de la nación.

 

Gómez expresó su admiración por el arduo trabajo y la experiencia de Ruiz como bombero.

 

"Frumencio se había retirado de hacer este trabajo, pero sus antiguos jefes lo convencieron de volver a combatir incendios debido a su gran conocimiento, experiencia y habilidad", dijo Gómez. "Perdió la vida trabajando como un héroe".

 

Esteban González, propietario de GE Forestry, la empresa privada de extinción de incendios y empleador de Ruíz Carapia, emitió un comunicado tras su muerte. “Estamos desconsolados por la familia y los amigos”, dijo González. “Frumencio ha estado con nuestra empresa desde el primer día y de hecho era como parte de la familia”.

 

“Frumencio Ruíz Carapia era un hombre muy trabajador, era esposo, padre, hijo, hermano y tío. Desgraciadamente perdió la vida trabajando en lo que a él le gustaba”, afirmó su sobrina Cristina Durán en una cuenta de GoFundMe  establecida por la familia para recaudar fondos destinados a apoyar la familia en la repatriación del cadáver a su país de origen México.

 

Arnold Sicairos, vecino de Ruiz Carapia, estableció una página de GoFundMe para ayudar a la familia con los gastos funerales relacionados.

 

Ruiz Carapia fue "la primera persona en saludarme cuando me mudé a este vecindario e incluso me prestó herramientas cuando todavía estaba esperando que llegaran mis enseres domésticos", dijo Sicairos en la página de recaudación de fondos. "Era un caballero honesto y humilde que se preocupaba por los que lo rodeaban”.

 

El 26 de agosto, el cuerpo de Ruiz Carapia fue recuperado y una caravana de vehículos lo acompañó a Perl Funeral Home & Siskiyou Memorial Park en Medford.

 Una misa fúnebre está programada para las 10 a.m., el miércoles primero de septiembre, en la Iglesia del Sagrado Corazón.

 

Su cuerpo será enviado a Querétaro, México, donde viven su madre y sus hermanas.

 

La Asociación Nacional de Supresión de Incendios Forestales llevará a cabo una ceremonia en su honor al mediodía del jueves 9 de septiembre en el Centro de Exposiciones del Condado de Jackson en Central Point.