El Concurso de Altar de Muertos regresará este año a la iglesia San Antonio de Padua, en Forest Grove y la parroquia convoca a la comunidad católica a unirse a la celebración y participar en su edición virtual 2021.

 

Debido a las restricciones vigentes por la pandemia del coronavirus, este año nuevamente el concurso se llevará a cabo de manera virtual y los participantes deberán enviar fotografías de su altar al correo electrónico de la parroquia: office@safg.org a más tardar el 2 de noviembre.

 

El altar se montará en algún lugar del hogar con espacio suficiente iluminado para su realización y deberá dedicarse a un familiar que recuerden con cariño. Cabe destacar que el altar deberá incluir todos los elementos tradicionales de un altar de muertos.

 

Las fotografías de los altares se exhibirán en una galería fotográfica que se publicará en el sitio web y en la página en Facebook de la parroquia. El padre Ben Tapia calificará a los tres mejores altares.  

 

El Día de los Muertos, que inicia con el Día de Todos los Santos el primero de noviembre y culmina con el Día de los Fieles Difuntos el dos de noviembre, es una celebración para honrar la vida de los seres queridos que ya se han ido.

 

El presbítero Ben Tapia, párroco de San Antonio de Padua lanzó la primera edición del Concurso de Altares en el 2018, con una respuesta de participación de la comunidad católica altamente positiva.

 

Delma García, asistente administrativa de la parroquia informó que este año no se realizarán las actividades usuales, pero animan a todos los feligreses y la comunidad católica a unirse a esta bella celebración, de una manera segura desde casa.

 

La parroquia acostumbraba a celebrar ‘Trunk or Treat’, un evento divertido para toda la familia que se celebraba el 31 de octubre y en el que se anima a los niños a participar disfrazados de santos. Sin embargo, este año tampoco se llevará a cabo por razones de seguridad sanitaria por la pandemia de Covid-19.

 

“Construir el altar brinda una oportunidad para explicar a los niños la tradición cultural y religiosa al recordar y celebrar la vida de las personas que aún viven en nuestros corazones y también se convierte en material didáctico en casa para enseñar una tradición arraigada en nuestra cultural”, dijo el padre Ben Tapia, párroco de San Antonio de Padua, al invitar a la comunidad a construir un alta en casa debido a la pandemia de Covid-19 en el 2020.

 

Durante la pandemia del Coronavirus, muchas familias están de luto y con el dolor de no haber podido asistir a velorios ni realizar honras fúnebres, menos despedir ni enterrar a sus familiares fallecidos.

 

En muchos países hispanos la tradición católica del Día de todos los Santos y los Fieles Difuntos se funde con las tradiciones prehispánicas o indígenas. La celebración del Día de Muertos que tiene lugar en México fue reconocida como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.

 

“El recuerdo de los difuntos, el cuidado de los sepulcros y los sufragios son testimonios de confiada esperanza, arraigada en la certeza de que la muerte no es la última palabra sobre la suerte humana, puesto que el hombre está destinado a una vida sin límites, cuya raíz y realización están en Dios”, afirmó el Papa Francisco en 2014.

 

patriciam@ocp.org