Francisco Lara/El Centinela
Gabriela Reséndiz dirige a los niños en la actividad que incluye música en español.
Francisco Lara/El Centinela
Gabriela Reséndiz dirige a los niños en la actividad que incluye música en español.

La Parroquia de Santa Ana en Gresham, realizó por noveno año consecutivo la escuela de verano, “De Vacaciones con Jesús”.

Virginia López, es la creadora y organizadora de esta escuela de verano, y junto con el Ministerio Hispano de la parroquia, catequistas, la madre María de los Ángeles y voluntarios, llevaron a cabo este evento que es el favorito y esperado por los niños de la comunidad. Los niños son separados por grupos y cada grupo tiene su catequista y sus asistentes.

La madre María de los Ángeles, las hermanas Misioneras de la Reparación de las Sagradas Llagas de Jesús, “De Vacaciones con Jesús”, se encarga de la música en inglés y Gabriela Reséndiz se encarga de la música en español.

Este año la actividad se realizó los días 7,8,9,10 de agosto en la Parroquia Santa Ana en Gresham 

La primera parte del día, durante esta interesante actividad, los niños son motivados durante el aprendizaje de cantos, tanto en inglés como en español. Luego participan en cortas charlas y una obra dramatizada cada día en la cual ellos personifican la vida de los santos. 

Durante la semana se programan momentos de oración, reflexiones y todos conviven durante la comida.

Las presentaciones de las obras son muy interesantes. Hay una obra por día. Este año las dramatizaciones fueron sobre la vida de Moisés,  San Francisco de Asís, Santa Justina, San Tarsicio, Santa Teresa de Calcuta, la Anunciación, Visitación y el Nacimiento de Jesús. 

La actividad de verano ya tiene 9 años de historia, y con el paso del tiempo ha dado grandes frutos. Hay niños que han crecido en esta escuela de verano y ahora siguen participando con su trabajo como voluntarios.

 Diana López Pelayo de 10 años, compartió con El Centinela que le gusta mucho asistir a la escuela de “Vacaciones con Jesús”, pues ha aprendido mucho de Dios. Le gusta estar con sus amigos y tocar instrumentos.

Allen Reyes, también es otro niño a quien le gusta aprender sobre Dios, cantar y estar con sus amigos. Cuando él llegó no tenía amigos y ahora se siente muy feliz. Cada día estuvo acompañado por todos sus amigos, jugando aprendiendo y tocando instrumentos.


       franciscol@ocp.org