El padre Mark Bentz, párroco de la iglesia Santa Alicia, en Springfield, posa junto a Ximena, a la izquierda, vestida de la Virgen María. A la derecha, Daniela, vestida de Santa Teresa de Lisieux y Leonardo, vestido de San Francisco de Asís. (Cortesía parroquia Santa Alicia)
El padre Mark Bentz, párroco de la iglesia Santa Alicia, en Springfield, posa junto a Ximena, a la izquierda, vestida de la Virgen María. A la derecha, Daniela, vestida de Santa Teresa de Lisieux y Leonardo, vestido de San Francisco de Asís. (Cortesía parroquia Santa Alicia)

“En la iglesia tenemos héroes verdaderos que nos sirven como modelos reales a imitar frente a una cultura que promueve personajes irreales”, dijo el padre Mark Bentz, párroco de la iglesia Santa Alicia, en Springfield, a El Centinela.

 

El 31 de octubre, fiesta de Halloween y víspera de la festividad de Todos los Santos, algunos padres de familia feligreses de la parroquia, aceptaron la invitación del sacerdote Bentz a promover la santidad, vistiendo a sus niños de santos.

 

“La santidad es posible”, enfatizó el padre. “Los santos tienen poder y virtudes otorgados por la gracia de Dios que son dignas de imitar”, agregó.

 

“Los santos son signos de esperanza para la sociedad”, expresó.

 

“Ellos con sus ejemplos de vida y fe cristiana nos demuestran que podemos lograr la santidad en esta vida y nos animan a acercarnos a Dios”, prosiguió.

 

Para América Jaime-Ochoa, feligresa de la parroquia Santa Alicia por más de cinco años y madre de Leonardo y Daniela, dos pequeños vestidos de San Francisco de Asís y Santa Teresa de Lisieux, es motivo de gran alegría la oportunidad de motivar a nuestros hijos, despertar su curiosidad y guiarles a descubrir y conocer la vida de los santos.

 

América expresó que la mayor bendición es que los niños conozcan las virtudes de los santos y les sirva como ejemplos a seguir.

 

Elizabeth Morales, feligresa y madre de Ximena, la pequeña de siete años que se vistió de Virgen María, da gracias a Dios por la bendición de tener un sacerdote que los guía, motiva e inspira.

 

“No olvidaré sus palabras cuando llegó a nuestra comunidad: “Quiero ser santo y quiero que ustedes también lo sean y me acompañen en este camino”, agregó. “Y él, realmente lo está haciendo”, agregó.

 

Elizabeth dijo que en su familia son muy devotos de la Virgen Maria y rezan el rosario todas las noches. Contó que Ximena, de siete años, es la encargada de distribuir el rosario y el librito de oraciones a cada miembro de la familia.

 

Los pequeños San Francisco de Asís, Santa Teresa de Lisieux, la Virgen María, entre otros caminaron en procesión junto al padre Mark en la celebración de la Santa Misa en español.

 

El padre Mark, en su homilía de la misa el 31 de octubre hizo énfasis en la necesidad de entregarnos completamente a la causa de buscar nuestra santidad porque “solo hay santos en el cielo”.  

 

El presbítero advirtió que, en el mundo moderno estamos expuestos a una cultura que glorifica la maldad con mensajes que llegan a través de la televisión, las noticias, las redes sociales y más.

 

"Es una cultura de caos y confusión", dijo. “Hoy en nuestra cultura se celebra Halloween, pero para nosotros los cristianos es la víspera de Todos los Santos”, dijo.

 

¿Cómo llegan los santos al cielo?  

 

El presbítero explicó que los santos dedicaron tiempo para estar íntimamente ligados a Dios. "Aunque hay sufrimiento, debemos aceptar

nuestra cruz con dignidad", señaló.

 

"Sé que ustedes han sufrido muchos traumas y sabemos que las familias no son perfectas. Todos tenemos el amor de nuestra familia espiritual, el padre Celestial que es Dios, nuestra madre espiritual que es la Madre de Dios y nuestro hermano Jesucristo.

 

Los santos son modelos para purificar la familia.

 

El padre Mark señaló que, aunque la cultura nos presenta personajes como Superman, Iron Man, Spider Man y otros, esos personajes no existen.

 

"Para nosotros ‘Supermán es Jesucristo", manifestó. "Su única debilidad es su amor por nosotros. El permitió que le traspasaran su corazón por la salvación de todos nosotros".

 

"Todos queremos tener súper poderes y los santos pueden inspirarnos a lograrlo", dijo.

 

El presbítero citó ejemplo de héroes reales que vivieron como Santa Catalina de Siena, el padre Pío, San Agustín, entre otros. El sacerdote reiteró el mensaje de que los santos son un camino seguro por tanto debemos tenerlos presente siempre como modelos a seguir.

 

patriciam@ocp.org