El día viernes se publicó una fotografía del entrenador del equipo de fútbol brasileño, Adenor Leonardo Bacchi, más conocido como Tite, asistiendo a una Misa en la que agradeció la participación de su equipo en la final de la Copa América que se disputará este fin de semana.



El equipo de Brasil, que es sede de la final de la Copa América, enfrentará el domingo 7 de julio al seleccionado Perú. Actualmente, se encuentra concentrada en Granja Comary, el centro de entrenamiento ubicado en la ciudad de Teresópolis.



La presencia de Tite se registró y se compartió el 5 de julio en la página de Facebook de la parroquia de Santa Teresa de Ávila, en Teresópolis. Según la página oficial del templo, el entrenador “siempre viene a buscar lo más necesario para fortalecernos, santificarnos y perseverar: ¡La comunión con nuestro Señor Jesucristo!”.



Según el portal Terra, que acompañó la presencia de Tite en la celebración eucarística, el párroco, el P. Fabiano Mota, saludó al entrenador y le dijo: “Es un gran honor tenerlo aquí. Ganemos fielmente este título”.



Tite, por su parte, respondió: “Tengo que agradecerle, padre. Si Dios quiere, seremos campeones”.



El entrenador brasileño es un católico devoto de Nuestra Señora Aparecida y de San Jorge, y tiene la costumbre de rezar antes de los partidos de fútbol.



En 2018, con motivo de la Copa del Mundo en Rusia, el P, Jeferson Mengali, asesor espiritual de Tite, concedió una entrevista al sitio Globo Esporte, en la que aseguró que el técnico “es un hombre de gran fe”.



Además, en ese momento, el sacerdote reveló una costumbre de Tite: “En cualquier concentración, pide tener una iglesia cerca del hotel”.



Durante el Campeonato Mundial en Rusia, el entrenador reservó un momento para orar en la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús en Samara antes del partido contra México por los octavos de final.