La iglesia de San Mateo en Hillsboro lanzó el taller “Peregrinaje hacia la Santidad”, e invita a la comunidad de fieles a participar. “El objetivo es incentivar la espiritualidad como medio para acercarse a Jesucristo y de esta manera caminar juntos hacia la santidad, utilizando el modelo de Conchita”, dijo a El Centinela el padre Agustín Rodríguez, quien será el guía espiritual del taller.

Concepción Cabrera de Armida, más conocida como Conchita, fue una laica mexicana, madre de familia, esposa, viuda, abuela, mística y escritora que le recordó al mundo que no hay Salvación sin Cruz, y que la santidad es posible para todos. Fue beatificada el 4 de mayo de 2019, en la Basílica de Santa María de Guadalupe, en la ciudad de México.

El taller será totalmente en español y se llevará a cabo en las instalaciones de la casa parroquial de San Mateo, a las 7:00 p.m. en el salón C. Las fechas previstas para el primer semestre del 2020 son: 23 de enero, 27 de febrero, 26 de marzo, 30 de abril 30, 28 de mayo y 25 de junio, informó Ana Noyola, miembro del consejo pastoral. 

“El taller nació de la necesidad de seguir los pasos y atender el llamado a la santidad, de apoyar ese trabajo al que estamos llamados todos los cristianos”, dijo el sacerdote Rodríguez.

“El proyecto de nosotros y el consejo pastoral de la iglesia, añadió, es comenzar a investigar en nuestra propia vida y encontrar de una manera individual, ese llamado personal que se adapte a nuestro estilo de vida, empezando por una etapa de cuestionamiento personal. En el proceso vamos a ir viendo la vida de Conchita como ejemplo y modelo de vida, para ayudarnos a entender qué le ayudó a ella en su caminar hacia la santidad. Para este fin, nos apoyamos en el libro “Pueblo Sacerdotal”, del padre Ricardo Zimbrón Levy, M.sp.S. explicó el sacerdote Rodríguez.

 “La idea es ser un grupo de apoyo y caminar juntos en nuestro peregrinar hacia Jesucristo. La santidad no es cosa de obispos, o de sacerdotes, sino que la santidad es asunto de todos y cada uno de nosotros los cristianos, todos estamos llamados a ser santos, de acuerdo con el Concilio Vaticano II”, dijo Ana Noyola.

“El padre Agustín nos recordó que, aunque existen muchos caminos y espiritualidades que nos conducen a Dios, este grupo se enfocará en una: La Espiritualidad de la Cruz, manteniéndonos conscientes que la meta final es llegar a Dios, el origen de toda santidad”, concluyó Noyola.