El sacerdote Lucio Villalobos, pastor de la iglesia San Mateo, en Hillsboro, continúa su proceso de recuperación de COVID-19 en casa con terapia de oxígeno suplementario, informó el padre Rito Guzmán, pastor asociado de la iglesia.

El sacerdote Villalobos había sido hospitalizado nuevamente el 30 de diciembre, según anunció la Casa Provincial Cristo Sacerdote de la congregación Misioneros del Espíritu Santo, en Banks, Oregon.

“Después que el resultado de exámenes de sangre y rayos X mostrara afección pulmonar, el padre Lucio fue readmitido en el hospital”, señala un anuncio del 30 de diciembre en la página en Facebook de la congregación.

El sacerdote Villalobos se encontraba en recuperación y bajo observación médica tras ser dado de alta del Hospital San Vicente el 11 de diciembre.

El presbítero Villalobos fue hospitalizado inicialmente el 6 de diciembre, luego de dar positivo por COVID-19.

La Casa Provincial pide unirse en oración. “En su bondad, por favor continúen orando por todos aquellos con COVID-19; las miles de personas que actualmente se encuentran enfermas, las que sufren las consecuencias del virus en sus cuerpos, sus mentes y sus corazones, por las personas que los cuidan, y por quienes han fallecido. Entre los enfermos se encuentran nuestros hermanos sacerdotes Eugenio Cárdenas, Roberto Saldívar, Celso Márquez, el obispo Francisco Daniel Rivera y el sacerdote Lucio Villalobos”, afirma la publicación.

Los presbíteros Agustín Rodríguez y Rito Guzmán, también párrocos de la iglesia San Mateo, afortunadamente se encuentran bien.

El arzobispo Alexander Sample instó a los católicos el cuatro de diciembre a tomar la nueva oleada de coronavirus con mucha seriedad y urgió a seguir los protocolos de seguridad, incluyendo el uso de máscaras faciales, mantener la distancia física y lavarse las manos con frecuencia.

“Esta pandemia es un asunto muy serio y empeora con la misma velocidad con la que hablo”, dijo recientemente el arzobispo en una de sus charlas semanales transmitidas en vivo desde la capilla de su residencia.

Aunque el estado de Oregon ya comenzó a administrar la vacuna contra Covid-19, el virus continúa propagándose.

Los casos de Coronavirus en Oregon continúan en aumento. El reporte de la Autoridad de Salud de Oregon al 3 de enero de 2021 registra 1421 nuevos casos y la muerte de ocho, incrementando el número total de fallecidos por la enfermedad a 1500 en el estado.

Un total de 117.745 casos, según el reporte al 3 de enero del 2021, se han registrado en Oregon desde que comenzó la pandemia.



Vacunación en Oregon

“Hasta hoy, la Autoridad de Salud de Oregon registra 3.430 dosis de vacuna administradas, lo que eleva el número total del estado de las primeras dosis de vacunas aplicadas a 48.725. Esta cifra se basa en informes preliminares de 1.717 dosis administradas ayer, así como 1.713 administradas en días anteriores que no se habían registrado”, afirma en un comunicado de prensa de enero 3.

“Todas las vacunas se realizaron en hospitales de Oregon, centros de cuidado prolongado, agencias de servicios médicos de emergencia (EMS), centros de atención de urgencia y autoridades locales de salud pública (LPHAs)”, continúa.

“Hasta la fecha, 190.500 dosis de vacunas se han distribuido en sitios de Oregon”, afirma.