Este mes que celebramos la Fiesta de la Virgen de Guadalupe, es importante detenernos y aprender sobre el significado que esta tradición de fe conlleva y al mismo tiempo, el significado del nombre de la Virgen de Guadalupe.


En Oregon, las parroquias de la Arquidiócesis de Portland se unieron para celebrar esta tradición de fe de los mexicanos que llegan a este país en busca de un futuro mejor, pero que traen consigo la fe.

Cada año los Ministerios Hispanos se unen en una gran fiesta que empieza con las mañanitas desde el 11 de diciembre y se extiende hasta el gran día el 12 de diciembre. En un informe especial publicado por Aciprensa, el padre Eduardo Chávez, canónigo de la Basílica de Guadalupe y director del Instituto Superior de Estudios Guadalupanos, explicó en el “significado maravilloso” del nombre de Santa María de Guadalupe. Un nombre que es pronunciado una y otra vez, para orar, pedir bendiciones y sobre todo en momentos de incertidumbre. Los mexicanos lo llevan en sus labios cada día.

El Padre Chávez, que fue postulador de la causa de canonización de San Juan Diego, el vidente de la Virgen de Guadalupe, señaló que “en su nombre, Santa María de Guadalupe, está su misión”.

“María tiene tres significados: la elegida por Dios, la iluminadora, la más hermosa”, señaló, y destacó que “ella no es la luz, Jesucristo es la luz. Ella es la iluminadora, quien ilumina por Jesucristo Nuestro Señor”.

Por otra parte, dijo, Guadalupe tiene “origen árabe” y “su significado es el cauce del río. Ella no es el agua, sino que lleva. Ella transporta el agua, el agua viva es Jesús”.

Santa María de Guadalupe se apareció entre el 9 y 12 de diciembre de 1531 al indio San Juan Diego en el cerro del Tepeyac, y le pidió que se construya un templo católico en el llano, a los pies de la montaña.

Al presentarle el pedido al entonces Obispo de México, Fray Juan de Zumárraga, San Juan Diego llevó como signo su tilma llena de rosas aparecidas milagrosamente en el árido Tepeyac. Al abrir la tela, apareció la imagen de la Virgen de Guadalupe.

La tilma de San Juan Diego con la imagen original de la Virgen de Guadalupe se conserva hoy en la Basílica de Guadalupe, en Ciudad de México.
¿Un nombre de origen indígena?

El P. Chávez respondió también a quienes sostienen que el nombre de la Virgen de Guadalupe tiene un origen indígena en la lengua náhuatl, con vocablos como “tequatlanopeuh”, “cuahtlapcupeuh” o “tequatlasupe”.

Eso, aseguró, “es un error. Ella siempre dijo ‘Guadalupe’”.

“Vemos documentos incluso náhuatl en todo el siglo XVI, que tenemos tantos documentos, y también del siglo XVII, en donde es pronunciado el nombre de Guadalupe”.

El sacerdote mexicano precisó que si bien la Virgen de Guadalupe no corresponde a la advocación del mismo nombre que se venera en Extremadura (España), “toma la palabra Guadalupe. Su nombre es Santa María de Guadalupe. Y lo dice desde los documentos más antiguos”.

En el Nican Mopohua, por ejemplo, “perfectamente dice Santa María de Guadalupe, y así quiere ser conocida”.


RocíoR@ocp.org