Durante muchas décadas, la comunidad católica hispana en Estados Unidos ha celebrado la Eucaristía en español, pero para hacerlo, siempre ha necesitado importar libros de un país de habla hispana-normalmente México. Esto ha sido un poco problemático, ya que el libro que utiliza el sacerdote (Misal Romano), varía de país a país. Esta situación también ha significado que los sacerdotes que celebran en español y en inglés, han tenido que adaptarse a las diferencias entre los dos libros, y esto no ha sido muy fácil a la hora de celebrar los distintos santos del calendario litúrgico propio de los Estados Unidos.


Pero esta situación se soluciona ahora, ya que el Vaticano recientemente aprobó la edición en español del Misal Romano para los Estados Unidos. Este Misal Romano utiliza el de México como texto base, pero incorpora las adaptaciones aprobadas por los obispos de los Estados Unidos, incluyendo los días de los santos del calendario de USA. El nuevo Misal tendrá, además, una estructura similar a la de la versión del Misal en inglés, facilitando así su uso a los sacerdotes. Por otra parte, este nuevo libro incluye Misas para los días de fiestas de diversos países de habla hispana, lo cual será beneficioso para las distintas comunidades hispanas presentes aquí en los Estados Unidos. El Misal Romano ha estado disponible desde el pasado 1o. de mayo en tres casas editoras: Catholic Book Publishing, Liturgical Press y Magnificat. Su uso está aprobado desde el Domingo de Pentecostés (20 de mayo), y será obligatorio para las Misas que se celebren en español en los Estados Unidos a partir del primer Domingo de Adviento (2 de diciembre).


Este Misal de Estados Unidos es una traducción de la tercera edición del Missale Romanum en latín, que fue aprobada por el Vaticano en el año 2000. Muchas parroquias de los Estados Unidos han estado utilizando misales en español basados en la segunda edición latina, que se publicó en 1975, pero los fieles notarán muy pocos cambios en sus respuestas de la Misa. Uno de los escasos cambios es el de la Aclamación Memorial “Por tu cruz y resurrección nos has salvado, Señor”, que ahora será: Salvador del mundo, sálvanos, tú que nos has librado por tu cruz y resurrección.


La mayoría de los cambios en la traducción afectan a las oraciones del sacerdote que ahora serán más fieles al texto latino y de una calidad literaria superior. Quizá el cambio más significativo es el uso de la forma ustedes en lugar de vosotros. Muchas personas ya están acostumbradas a esto, ya que otros países ya habían adoptado este cambio, y algunas parroquias aquí en Estados Unidos también lo habían hecho. Otro cambio importante en las oraciones del sacerdote es la fórmula sacramental para la consagración del vino, en que las palabras por todos cambian a por muchos.


Además, comparado con otras versiones en español del Misal Romano, la edición de Estados Unidos contiene un aumento significativo de textos musicalizados.


El Secretariado para el Culto Divino de USCCB trabajó con un equipo de compositores hispanos/latinos en la preparación de los cantos de todos los textos que se habían musicalizado en el Roman Missal en inglés. Es de esperar que muchos sacerdotes y parroquias se aprovechen de este recurso que puede añadir gran belleza y solemnidad a la Santa Misa.



*Carmen Fernández-Aguinaco, Multicultural Specialist for the U.S.A.