Foto de El Centinela por Ed LangloisMonseñor Richard Paperini, párroco de Cristo Rey se acerca para dar las condolencias a la esposa de Rick Best durante las exequias que contaron con la presencia de la gobernadora de Oregon, Kate Brown.
Foto de El Centinela por Ed Langlois
Monseñor Richard Paperini, párroco de Cristo Rey se acerca para dar las condolencias a la esposa de Rick Best durante las exequias que contaron con la presencia de la gobernadora de Oregon, Kate Brown.

MILWAUKIE - La mañana siguiente, después del evento en el que la policía de Portland detuvo a 14 manifestantes por disturbios en las marchas políticas de  protesta, unos 800 feligreses mostraron su apoyo al hombre que actuó heróicamente por la igualdad.

Los restos mortales de Ricky Best, descansan en paz en el Cementerio Nacional del Willamette, a donde fueron llevados en medio de honores el pasado 5 de junio, después de las exequias que se realizaron en la Iglesia Cristo Rey. La ceremonia contó con la presencia de católicos, cristianos, musulmanes, judíos, activistas por la paz y miembros de un club de motociclistas que respalda al Presidente Trump.

“Muchos lo consideramos un héroe. Otros en su iglesia lo consideran un mártir”, dijo Monseñor Richard Paperini, Párroco de la Iglesia Cristo Rey.

Best de 53 años, empleado de la ciudad de Portland, fue uno de los tres hombres que el 26 de mayo defendió a dos adolescentes en un tren del MAX en Portland.

Las jóvenes, una vestía con un velo musulmán y la otra de raza negra, fueron atacadas verbalmente con comentarios anti-musulmanes y racistas, por Jeremy Christian, de 35 años. Cuando Best, (junto con Taliesin Namkai-Meche de 23 años y Micah Fletcher de 21 años), lo confrontaron, Christian sacó una navaja y atacó a los hombres. Best y Namkai Meche murieron a consecuencia del ataque y Fletcher fue hospitalizado. La policía capturó a Christian, quien ha sido acusado de homicidio agravado.

Una de las jóvenes víctima del incidente, Destinee Mangum de 16 años, asistió al funeral con su familia.

Durante las exequias, el hijo de Best de 19 años, habló a los asistentes. “Miro a los ojos de mi padre y veo el amor de Dios que se ha manifestado,” dijo Erik Best, estudiante de Clackamas Community College. Y continuó con voz entrecortada: “Él amaba a todos”.

Toda la familia utilizó una banda blanca en la cabeza, símbolo de luto y honor en la tradición vietnamita de Myhanh, esposa de Rick Best.

“Estamos agradecidos con Ricky, por el ejemplo que nos dio”, dijo Monseñor Paperini durante la homilía, citando la lectura del Evangelio de San Juan, que dice: “Nadie tiene mayor amor, que el que da su vida por sus amigos”. Igualmente dijo a toda la familia de Best, que la parroquia está con ellos ahora y en el futuro.

“Vio la oportunidad de amar como un privilegio”, dijo Monseñor Paperini, quien recuerda que Best un día le dijo: “No es realmente lo que pueda ser, sino lo que podamos hacer por los demás”. 

El Arzobispo Alexander Sample, dijo que Best cumplió al llamado que reciben aquellos que siguen a Jesús, con un acto que vivirá para siempre en la memoria de las personas y cambiará el mundo.

El Arzobispo Sample, dijo que incluso él mismo se pregunta: “¿Por qué?” cuando ocurre una tragedia como ésta, pero con el paso del tiempo, “siempre llego a la conclusión de que Dios es capaz de sacar algo bueno, aún de la más horrible de las tragedias humanas”.

Dijo que el acto de heroísmo de Best, ya ha dado sus frutos, reuniendo a cristianos y musulmanes en un frente común contra el odio y la violencia.

Harris Zafar de la Comunidad Musulmana Ahmadiyya en Portland, dijo que desearía haber podido agradecer a Best en vida. “Le hubiera agradecido por ser el padre que yo quiero ser y el ser humano que aspiro”, dijo Zafar. “Me gustaría decirle gracias, por ayudarme a ser capaz de ir a casa, con mis hijos y decirles, “Papá estaba equivocado. Los superhéroes sí existen”.

Zafar citó el Corán que dice: “si matas a una persona, es como si hubieras matado a todos; y si salvas una vida, es como si salvaras a todos”.

El Alcalde de Portland Ted Wheeler y el Senador Jeff Merkley asistieron al funeral y dieron sus condolencias a la familia.

Durante la procesión fúnebre hacia el cementerio, las personas agitaban banderas y saludaron ofreciendo sus respetos. En el cementerio, más de 50 motociclistas con banderas recibieron la carroza fúnebre. Best, quien sirvió en el ejército durante 23 años, fue enterrado con todos los honores militares.

La gobernadora del estado de Oregon, Kate Brown asistió a la ceremonia y  fue la encargada de presentar a la esposa de Rick Best, la bandera que cubría el féretro. Solemne momento en su honor.