"

“El Señor nos está haciendo un llamado a cuidarnos el uno al otro, a tener una compasión más profunda. Oramos por todos y nos ofrecemos en oración al Señor”,

 

" John Henderson Pastor de la iglesia San Antonio en Tigard

El sacerdote John Henderson, pastor de la iglesia San Antonio en Tigard, anunció que la iglesia realizará distribución gratuita de cajas con alimentos para las familias de la comunidad afectadas por la pandemia, a partir del 18 de mayo.

La distribución se realizará autoservicio, de lunes a viernes, desde la 1:00 p.m. hasta las 4:00 p.m. en el estacionamiento de la iglesia.

A medida que la crisis por el brote del Covid-19 avanza, muchas familias enfrentan dificultades económicas para subsistir, debido al desempleo ocasionado por el cierre temporal de miles de establecimientos y la parálisis económica surgida por la pandemia.

"Somos bendecidos con esta oportunidad”, dijo el sacerdote Henderson, al tiempo que expresó su agradecimiento a Pacific Coast Fruit Company por su “increíble generosidad”.

Jerry Voelker, gerente administrativo de la iglesia, explicó que la ayuda alimentaria se logró gracias a una subvención federal del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA por sus siglas en inglés) aprobado a la compañía Pacific Coast Fruit Company. 

"Las familias Nemarnik y Brugato, propietarios de la compañía y feligreses de la parroquia, hicieron alianza con la iglesia San Antonio y la Arquidiócesis de Portland, entre otras para la para la distribución de los alimentos", añadió. 

"Con su ayuda, queremos llegar a familias en necesidad del área metropolitana de Portland y comunidades vecinas”, dijo. 

El sacerdote Henderson explicó que el programa de alimentos para la comunidad está también apoyando a la economía local, comprando productos de excelente calidad a agricultores y productores de Oregon afectados por la pandemia.

El número de reclamos por desempleo en Oregon llega a 382.000 hasta la fecha, mientras el departamento de empleo se sumerge en un caos total que desbordó su capacidad humana y técnica para procesar los reclamos de subsidio por desempleo, dejando a miles de oregonianos esperando semanas sin que aún reciban respuesta.

Se solicitan voluntarios

Para el logro de los objetivos del programa con la distribución de los alimentos, la contribución del voluntariado se hace indispensable. 

“Vamos a necesitar entre 15 y 20 voluntarios por semana”, dijo el sacerdote Henderson. “Los interesados pueden comunicarse con la oficina de la parroquia”, agregó.

La donación de alimentos está dirigida a las familias en necesidad, residentes en las ciudades vecinas de Portland, en los condados de Washington, Multnomah y demás. “Las familias podrán recibir una caja de alimentos por semana. Hay tres diferentes opciones: Una caja con frutas y verduras, una con productos lácteos y una combinada de frutas, verduras y lácteos”, explicó Jerry.

“El Señor nos está haciendo un llamado a cuidarnos el uno al otro, a tener una compasión más profunda. Oramos por todos y nos ofrecemos en oración al Señor”, concluyó el padre Henderson.

patriciam@ocp.org