Hermanos y hermanas. ¡Alabado sea Jesucristo!

Los Obispos de los Estados Unidos se están uniendo en un compromiso de oración y reparación que conducirá a la asamblea general de obispos, donde tomaremos decisiones críticas en respuesta a la crisis de abuso sexual del clero. Con mis hermanos Obispos de todo el país, me dedicaré a siete días de oración y ayuno, desde el Lunes 5 de noviembre hasta el domingo 11 de noviembre. Las intenciones para este período de oración y sacrificio son tres:

• Por la curación y apoyo de todas las víctimas de abuso sexual del clero.


• Por la conversión y el castigo justo de quienes han perpetrado el abuso sexual.


• Que la fuerza de los Obispos sea la de santos pastores para proteger de todo este daño y guiar a nuestras ovejas del rebaño.


Los invito a unirse conmigo para orar por estas intenciones. También agradecería cualquier oración por mí y mis hermanos Obispos durante nuestra asamblea general, para que podamos seguir la guía del Espíritu Santo en respuesta a la tragedia del abuso sexual del clero en la Iglesia.


Este seguro de que estaré orando por usted.



Sinceramente en Cristo,

Arzobispo Alexander K. Sample