CIUDAD DEL VATICANO (CNS) —  El papa Francisco expresó sus condolencias a las víctimas del trágico ataque en un desfile navideño en Waukesha, Wisconsin, que cobró la vida de seis personas y dejó decenas de heridos.

 
En un mensaje enviado por el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado del Vaticano, al arzobispo Jerome E. Listecki de Milwaukee, el Papa expresó “su cercanía espiritual a todos los afectados por el trágico incidente que tuvo lugar recientemente en Waukesha”.

 El Papa “encomienda las almas de los que murieron a la misericordia amorosa de Dios Todopoderoso e implora los dones divinos de sanación y consuelo para los heridos y afligidos".

 

"Él se une a ustedes para pedirle al Señor que otorgue a todos la fuerza espiritual que triunfa sobre la violencia y vence el mal con el bien”, afirma el mensaje publicado el 23 de noviembre por el Vaticano.

 

Las autoridades informaron el 22 de noviembre que cinco personas murieron cuando una camioneta SUV roja rompió una barricada alrededor de las 4:39 p.m. hora local y condujo por la calle en la que se estaba llevando a cabo el desfile. Un niño, hospitalizado después del ataque, murió el 23 de noviembre.

 

Un video publicado en el sitio web del Milwaukee Journal Sentinel mostró el vehículo SUV acelerando por la calle entre los participantes del desfile y los espectadores sentados o de pie en la acera.

 

Más de 60 personas, incluidos 18 niños, resultaron heridas en el ataque, dijeron las autoridades.

 

La policía detuvo a Darrell E. Brooks Jr., un hombre de Milwaukee con antecedentes penales, incluidos numerosos delitos violentos.

 

Según The New York Times, las autoridades dijeron que Brooks abandonó la escena de un disturbio doméstico antes del ataque y actualmente enfrenta cinco cargos de homicidio intencional. La noticia de la sexta muerte llegó después de los cargos.

 

El desfile es uno de los eventos anuales más grandes y queridos de la ciudad, que atrae a espectadores y participantes de todo el sureste de Wisconsin.