CIUDAD DEL VATICANO (CNS) — El clero siempre deben recordar que son parte del pueblo de Dios y no un grupo élite, superior a los fieles, dijo el papa Francisco.

En un mensaje de video enviado el 24 de enero al obispo peruano Miguel Cabrejos Vidarte de Trujillo, presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano, conocido como CELAM, el papa dijo que la próxima reunión del consejo con los laicos destaca la importancia de permanecer "junto con el pueblo de Dios".

"Esta asamblea eclesial no debe ser una reunión de la élite, separada del santo pueblo fiel de Dios", dijo. "No olviden que somos parte del pueblo de Dios".

El mensaje fue enviado a los participantes de una reunión virtual en la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe, en la Ciudad de México en preparación para la Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe, un acontecimiento importante para la iglesia de la región y que se llevará a cabo por primera vez entre el 21 al 28 de noviembre y cuya sede será la Ciudad de México.

Según el CELAM, la asamblea de una semana será "una experiencia de escucha, diálogo y encuentro" que busca abordar el "desafío, en el contexto de la pandemia COVID-19, de reactivar nuestro compromiso pastoral y de buscar nuevos caminos para que todos podamos tener vida en abundancia".

En su mensaje, el papa destacó la singularidad de la asamblea, que "no es una conferencia de los obispos latinoamericanos como se hizo en años pasados, siendo la última en Aparecida".

"No, es otra cosa", dijo. "Es un encuentro del pueblo de Dios: laicos y laicas, consagrados y consagradas, sacerdotes, obispos, todo el pueblo de Dios caminando juntos. Oran, hablan, piensan, discuten, buscando la voluntad de Dios."

Para asegurar que la asamblea "abra nuevos horizontes de esperanza", el papa Francisco dijo que la preparación debe enfatizar la unidad porque cualquier otra cosa daría lugar a "élites iluminadas por una ideología o por otra, y esa no es la iglesia".

"La iglesia se ofrece a todos, sin exclusión. Y la asamblea eclesial es un signo de esto: una iglesia sin exclusión", dijo el papa.

El papa Francisco dijo que otro aspecto esencial de la preparación es la oración, que sirve como recordatorio de que "el Señor está entre nosotros".