México se va del Mundial de Fútbol, pero sale con la frente en alto, pues su desempeño hasta ahora fue del nivel del torneo mundial.
México se va del Mundial de Fútbol, pero sale con la frente en alto, pues su desempeño hasta ahora fue del nivel del torneo mundial.

México desarrolló una buena actuación en el Campeonato Mundial de Fútbol Rusia 2018, pero en los octavos de finales, la superioridad y el talento de Brasil fue sencillamente decisivo frente a la capacidad de juego de los pupilos del técnico colombiano, Juan Carlos Osorio, cuya tarea, por el momento, queda para la historia y hasta el día de hoy, quedó sellada para que termine su era con el balompié mexicano.

Los primeros 45 minutos del encuentro, terminaron sin que el marcador se abriera, tras una magnífica actuación del seleccionado de México, que no entregó mucho terreno y luchó denodadamente por la posesión de la pelota, en el primer tramo del compromiso, hasta el punto que hubo igualdad en la tenencia del balón. 

Sin embargo, Guillermo Ochoa, el guardavallas mexicano, fue el hombre sobresaliente de la cancha, atajando par de disparos que pedían camino al fondo de la red, en momentos de asedio por parte de los brasileños que, clasificaron para la ronda de cuarto de finales, como lo vienen haciendo desde hace 28 años, de manera consecutiva. 

Para la etapa complementaria, cuando apenas transcurrían los 6 minutos de juego, una jugada que inició Neymar desde fuera del área, tocando la pelota con el taco para que la recibiera Willian, quien enviando la pelota a ras de piso, superó a la defensa de los mexicanos y de paso, al propio arquero Ochoa, para que con la punta de su botín, Neymar consiguiera la primera anotación de los brasileños.

Los mexicanos no encontraron la ruta deseada para igualar el tablero, aun cuando lo intentaron en tres o cuatro ocasiones, pero la defensa de los brasileños controló en medio de angustiantes jugadas, los ataques de los aztecas, que finalmente se estrellaban sobre la humanidad de los defensores suramericanos y los detenía el arquero brasileño. 

En un contraataque bien hilvanado por los brasileños, Neymar volvió a inspirarse, para centrar la pelota a los 88 minutos del cotejo, para que Firmino, quien había entrado a la cancha en reemplazo de Coutinho dos minutos antes, marcara la segunda anotación para Brasil, que despejaba de esa manera su paso hacia los cuartos de finales de este campeonato. 

Termina una era 

Durante el desarrollo del juego, el árbitro principal, el italiano Gianluca Rocchi, mostró seis tarjetas amarillas, para detener el juego brusco, cuatro de ellas para jugadores mexicanos y dos para brasileños. Las amarillas fueron para los mexicanos Edson Álvarez, Carlos Salcedo, Héctor Herrera y Andrés Guardado; mientras que para los brasileños vieron la tarjeta Felipe Luis y Casemiro. 

Para Brasil es la séptima oportunidad en liquidar con triunfo a México en sus aspiraciones de llegar a los cuartos de finales de un campeonato mundial de fútbol, mientras que los mexicanos no llegan a esa instancia de los torneos universales del balompié, desde 1986, cuando fue anfitrión de un certamen de esta naturaleza y jerarquía.

Con la derrota de México, para el fútbol de ese país, concluye la era del colombiano Juan Carlos Osorio como técnico nacional, un estratega que le cambió la mentalidad a sus jugadores pero que, al final, no consiguió los resultados esperados, como era llegar a la vuelta de cuartos de finales.

Desde luego, algo que es aceptado por todo el mundo, es que derrotar a Brasil y su grupo de talentosos jugadores, no es nada fácil en  una contienda de este nivel.

Los miles de aficionados mexicanos que acompañaron a la selección de su país, mostraron rostros desencajados tras la terminación del partido, y muchos de ellos, salieron con lágrimas sobre sus mejillas, porque esperaban para esta ocasión, mucho más del equipo nacional. 

México que venció al campeón mundial Alemania 1 gol por 0 en el primer compromiso de este torneo, siguió con su marcha triunfal superando a Corea del Sur 2 goles contra 1, pero cayó frente a Suecia 3 goles por 0, para terminar sus presentaciones en el grupo F del Campeonato Mundial, y pese a esa derrota ante los suecos, pasó a los octavos de finales, para perder este lunes 2 de julio, frente a Brasil 2-0. 

En cambio, Brasil igualó a 1 tanto en su primera actuación dentro de este mundial, frente a Suiza; venció 2 goles por 0 a Costa Rica; y por idéntico tablero superó a Serbia, para llegar a los octavos de finales, de manera invicta. 

Otros clasificados 

Además de Brasil, ya están clasificados para la ronda de cuartos de finales hasta la fecha, los seleccionados de Bélgica, Croacia, Francia, Rusia y Uruguay. 

Uruguay y Francia se enfrentarán el viernes 6 de julio; y en esa misma fecha, en el otro encuentro de cuartos, Croacia se mide a Rusia. 

El sábado 7 de julio, Brasil se medirá a Bélgica, en la rueda de cuartos, luego de que los europeos vencieran esta tarde a Japón 3 goles a 2, en un partido de muchas alternativas y cerrado de principio a fin. 

La definición del otro encuentro de cuartos, saldrá de los resultados de los partidos de mañana miércoles 3 de julio, entre Suecia y Suiza; y Colombia ante Inglaterra, cuyos triunfadores disputarán el mismo 7 de julio, su paso a las semifinales. 

México volvió a ser un onceno luchador, que no se entrega fácilmente, pero a sus jugadores les hace falta más roce a nivel internacional, especialmente con el fútbol de los europeos, en donde las exigencias físicas y tácticas, son decisivas en momentos cruciales como los que vivieron los mexicanos en este torneo mundial.