Francisco Lara/El Centinela
Bryan, Martha y Gaby Adame, tres de los confirmados en la Iglesia de Santa Ana
Francisco Lara/El Centinela
Bryan, Martha y Gaby Adame, tres de los confirmados en la Iglesia de Santa Ana

La Parroquia de Santa Ana en Gresham, celebró en comunidad el Sacramento de la Confirmación de 84 jóvenes.

El Arzobispo Alexander Sample, presidió la ceremonia, junto al Padre David Jaspers, párroco de la Iglesia de la Ascensión y el Padre José Luis González párroco de Santa Ana, en Gresham.

“Han sido preparados bien y están listos para iniciar su proceso de iniciación en la Iglesia”, dijo el Padre José Luis González al dar la bienvenida al Arzobispo Alexander Sample al inició de la celebración.

En su mensaje a todos los candidatos el Arzobispo hizo la siguiente pregunta: ¿Por qué estamos aquí esta noche?

Ellos respondieron con diferentes razones. Unos dijeron, que era porque era el día de su confirmación. Otros para recibir el Espíritu Santo y otros porque “Dios nos ama”. A estas respuestas dijo: “Todas estas son excelentes respuestas, pero no la respuesta que estoy buscando”. 

Y en su homilía el Arzobispo Sample expresó: 

“La única razón por la que todos estamos unidos aquí, es porque Jesucristo realmente resucitó de entre los muertos y debemos tener certeza de eso, porque los apóstoles lo vieron, convivieron con Él, incluso comieron con Él. Y después de esto, ellos estuvieron dispuestos a morir por esa verdad. Por eso, el día de hoy, quiero que tengan la certeza y así el día de hoy al igual que a los apóstoles, el Espíritu Santo les dará la valentía para seguir dando testimonio en el mundo”. 

Y posteriormente preguntó de nuevo: ¿Creen ustedes, que si no hubiera realmente resucitado nosotros estuviéramos aquí? Y nosotros lo sabemos, por el testimonio en los evangelios, que nos recuerdan todo lo que pasó. Todos los milagros y los actos que realizó Jesús. 

La Resurrección

Y, aun así, el mundo les dirá que todo eso es una fantasía, una mentira.

“Pero la resurrección sucedió. No hay duda de que sucedió porque tenemos el testimonio de aquellos que lo vieron regresar de la muerte. Como ha dicho el Evangelio en semanas anteriores, que se apareció a los discípulos y que ellos al sentirse con miedo por haberlo abandonado en el momento de su arresto, pensaron que era un fantasma que venía a cobrar venganza. Él les pidió meter sus dedos en sus heridas para comprobar que era real, y les pidió comida para comprobar realmente que su cuerpo estaba vivo”.

En su reflexión dijo: “Pero aún así, nos preguntamos: ¿Eso será verdad? ¿Cómo sabremos si  su testimonio es real? Y es, porque ellos fueron capaces de ser arrestados, torturados y dar su vida sólo por demostrar esa verdad”. 

¿Por qué les estoy compartiendo eso esta noche?, preguntó de nuevo el Arzobispo Sample. “Porque quiero que tengan confianza y den su testimonio. ¿Por qué? Porque su testimonio es real. Porque como los apóstoles ustedes también son testigos. Así que confíen en Jesús, porque el mundo los tratará de alejar todos los días y  cada vez más de Jesús.  No quiero que se den por vencidos, pues tenemos a Jesús de nuestro lado”.

Finalizando, dijo a los jóvenes: “Recuerden que la Confirmación no es una graduación. Que al recibirla quiere decir que ya terminaron con su formación cristiana. No, ahora es cuando todo empieza. Es ahora, que están llamados al compromiso de ser testigos frente a su familia, sus amigos, sus compañeros de escuela y trabajo. Testigos durante el resto de sus vidas”.

 “Para terminar les pido  creer en el amor de Jesucristo y el sacrificio de sus apóstoles”. Sus palabras llegaron a los 84 jóvenes que recibieron el Sacramento de Confirmación.