Cortesía SMHA
Miembros de Student Mental Health Advocates durante el evento IntroDucktion que busca llegar a todos los estudiantes con información sobre salud mental.
Cortesía SMHA
Miembros de Student Mental Health Advocates durante el evento IntroDucktion que busca llegar a todos los estudiantes con información sobre salud mental.

Los trastornos mentales están altamente vinculados con el tema de los derechos de las personas.

El estigma, la discriminación y las violaciones de los derechos humanos de las personas y las familias que se ven afectadas por estos trastornos mentales, que pueden ser intensos y en algunos casos permanentes. 

Student Mental Health Advocates (S.M.H.A) es una organización estudiantil de la Universidad de Oregon, la cual utiliza la voz de los estudiantes para cambiar la visión que se tiene acerca de la salud mental.

El enfoque principal de su mensaje consiste en el entendimiento de problemas como: la depresión, el estrés y la ansiedad; y cómo reconocerlos entre las personas.

SHMA “promueve” todo tipo de servicios de salud mental, y tiene disponible ayuda para toda la comunidad, tanto como los programas que son ofrecidos solamente para los estudiantes.

SMHA, puede llegar a toda la comunidad gracias a que cuenta con el apoyo de “NAMI” (National Alliance on Mental Illness) Oregon, de Lane County, la cual ofrece servicios a la comunidad en diferentes áreas. Tanto en información, orientación y talleres. También ofrece ayuda para familias, estudiantes, o programas para adultos, entre otros servicios.

Tanto en inglés, como en español (De Familia a Familia). Ya que SMHA es sólo para estudiantes que están en la Universidad.

Juan Rivera, estudiante hispano y uno de los 3 fundadores de esta organización, comentó que empezando la universidad, notó que los servicios de Salud Mental que se ofrecían no eran suficientes. Así que al encontrar a otros estudiantes  con la misma inquietud, “decidimos hacer algo para promover este tipo de servicios de la universidad y creamos una organización de apoyo para los estudiantes con problemas de salud mental. De esta manera, para ayudarnos y ayudar a los demás”. 

El primer programa con el cual nosotros empezamos, lo llamamos StressLess. Los cuatro nos involucramos en este proyecto juntos, empezamos con pequeñas reuniones, y así comenzamos a planear proyectos para promover nuestro mensaje”, dijo en entrevista con El Centinela.

Juan nos comentó que ellos han notado que con la voz de los estudiantes, se puede cambiar más rápido la manera en la que esta problemática es vista, cómo ayudar y como tratar los trastornos mentales, “Podemos cambiar la universidad de Oregón”, dijo Juan Rivera.

“SMHA, me ha ayudado a entender mucho más los problemas que otros jóvenes y yo hemos tenido. Los estados mentales de los estudiantes son muy importantes, y el entendimiento de las situaciones es importante, para poder mejorar las situaciones en que nos encontramos”, reiteró.

SMHA, tiene juntas todos los miércoles, a las 6 de la tarde, en un salón de la universidad (UO). Estas reuniones son para promover su mensaje con otros estudiantes que están interesados en utilizar los servicios e información con la que cuentan. Y también para platicar, ya que como  comenta Juan, algunas veces los compañeros sólo vienen puesto que no tienen a nadie con quien platicar. También montan mesas en los pasillo o patios del campus en los cuales tiene mucha interacción con más estudiantes, al ofrecer agua y comida.

 

Eventos Stress-Less

Se organizan eventos StressLess, cada 3 meses, en los cuales el mensaje es la nutrición y la relación que tiene el estrés en el cuerpo del estudiante. 

Cómo reducir el estrés y que maneras alternativas hay para sobrellevar ese estrés cada día, no solamente como estudiante, sino también en el trabajo, con los amigos y la vida en general. El objetivo es reducir, entender y aceptar el estrés.

Juan Rivera indicó que durante estos años, en la organización se ha dado cuenta de que ellos no sólo han ayudado a estudiantes con problemas mentales, sino  también a estudiantes los cuales estando lejos de su familia y con la carga de las cuotas tan altas por la educación, no conocen a nadie, no tienen amigos y muchos de ellos no han comido por días. 

 

Depresión y soledad

Esta y otras realidades que enfrentan día a día, conlleva a la depresión, ya que quizás muchos de ellos nunca tuvieron que preocuparse por nada, y en otros casos -muchos de ellos-, sus familias dieron todo por mandarlos a la universidad, sin pensar en todo lo que esto implicaba, como sucede en  la comunidad hispana.

Dentro de la misma universidad hay muchísimos otros estudiantes que nunca sufren de este mal, por lo cual no entienden por la situación que muchos de sus compañeros viven, y esto puede pasar también en nuestra casa, nuestra parroquia o trabajo, por lo cual es importante para todos tratar de entender y conocer sobre el tema para no prejuzgar a los demás. 

Hay días, dice Juan que los jóvenes “solo vienen por una manzana o para platicar sobre su día”, y ellos después de atenderlos tratan de encaminarlos a otras organizaciones dentro de la misma universidad, según sus necesidades,

Una de las organizaciones es el “Ministerio Católico” de la universidad, con la cuál ellos trabajan muy de cerca y también sirve a estudiantes con esta necesidad. “Toda ayuda es buena y necesaria”, dijo.

Para finalizar Juan Rivera comentó que “nuestro principal objetivo es remover el estigma y cumplir nuestros 3 pasos: Be an Advocate, Be a Friend, Be a Duck (Sé un Guía, se un Amigo, sé un Pato). Si tiene hijos o hermanos en esta edad, hable con ellos, trate de acercarse, hábleles de Dios, pero sin molestar, recuerde que es una edad difícil, respete su espacio, pero no olvide que lo ama y nunca deje de orar por ellos”.

 

 

*franciscol@ocp.org