Cortesía Caridades Católicas
Cortesía Caridades Católicas

“Ser inmigrante siempre trae consigo muchos retos. Entre ellos el lenguage, la cultura; y dejar atrás los seres queridos y amigos. Encontrar una organización como Caridades Católicas prestando servicios legales de inmigración es una bendición, pues contar con un abogado o un representante legal que hable tu idioma y que preste un servicio de la más alta calidad a un precio tan asequible, o en ocasiones sin costo alguno es un verdadero regalo divino” dijo John Herrera, Director del Programa de Servicios Legales de Inmigración de Caridades Católicas.

Al decir que “es una bendición”, se refiere a que “Caridades Católicas hace honor a las enseñanzas de Nuestro Señor Jesús, de dar la bienvenida al extraño y ayudar al más necesitado y eso es lo que hacemos en nuestro programa de servicios legales”, indicó John Herrera.

Al hablar de cómo se ha guiado a la comunidad con respecto a DACA, John Herrera explicó: “Nuestro programa tomó la vanguardia de educar y hacer talleres para aplicar DACA. Es algo que siempre hacemos cuando hay algún beneficio nuevo para los inmigrantes; la educación e información a la comunidad son fundamentales”. Al hablar de cómo se va a llegar a la comunidad este año, con la información relacionada con los cambios en las medidas migratorias dijo: “Siempre estamos atentos al llamado de nuestra comunidad y cada vez que alguna parroquia necesita que presentemos talleres informativos, siempre atendemos el llamado”.
“Todavía es una opción renovar el DACA para todos los jóvenes que aplicaron alguna vez. No es una opción para quienes nunca lo han tenido. Mi recomendación es renovar DACA si pronto se va a vencer o si ya se venció también puede renovarse. Contáctenos para ayudarle”, dijo John Herrera.

Hablando de los Dreamers beneficiados por DACA en Oregón, dijo que “hay aproximadamente unos 10,000 beneficiarios en Oregon”. Caridades Católicas ha realizado los talleres “Conoce tus Derechos” en las parroquias. “Siempre vamos a brindar este servicio a la comunidad cuando se requiera. Es importante hablar con su parroquia y pedir que se haga este tipo de talleres, también es muy importante atender los talleres de conocer los derechos y actualizaciones sobre cambios en las reglas de inmigración”.

Con respecto a si habrá talleres enfocados sólo en el tema del DACA, explicó que “la comunidad debe ser activa y hablar con los líderes de sus parroquias para pedir que se realicen los talleres, de acuerdo con las necesidades de cada comunidad. Claro que siempre estamos dispuestos a ir para brindar los servicios que nuestra comunidad necesita”. Con respecto a la realidad de los inmigrantes que llegan a Caridades Católicas pidiendo ayuda, explicó que “cada semana recibimos muchas llamadas de nuestra comunidad buscando ayuda para sus casos de inmigración. Cada caso es particular y no siempre podemos ayudar a todos, pero tratamos de prestar un buen servicio, ya sea con una consulta individual, o brindando una lista de referencia para otros abogados o agencias sin ánimo de lucro”.

“La comunidad claro que tiene temor e incertidumbre, pues la actual política migratoria no es la mejor y se ha creado un clima de animadversión contra los inmigrantes. Nuestra comunidad siempre ha estado resistiendo los diferentes cambios en la política migratoria y siempre seguimos contribuyendo a la grandeza de este país”, reiteró Herrera.

“Lo más importante es no perder la fe y seguir luchando cada día por ser mejores y cumplir las leyes y reglas de este país. Es muy importante elegir a gobernantes que pretendan el bienestar de nuestras comunidades y por eso la invitación para que todos y todas la personas que puedan hacerse ciudadanos de este país, lo hagan pronto, para que puedan participar de la democracia. Recuerden que siempre es importante consultar sus casos individualmente con un abogado o con una organización sin ánimo de lucro, que tenga representantes acreditados, para no caer en la estafa”.


— Rocío Rios
    El Centinela