Foto Archivo El Centinela por Kim Nguyen
Francisco Garbayo durante el lanzamiento de este novedos seguro de salud.
Foto Archivo El Centinela por Kim Nguyen
Francisco Garbayo durante el lanzamiento de este novedos seguro de salud.
El no contar con un seguro de salud, lejos de brindar un ahorro a las familias, puede poner en riesgo su salud y sus finanzas. Dentro de la comunidad latina, las personas esperan a estar muy enfermas para ir a la sala de urgencias de un hospital.

“Esa es la manera más cara y menos eficaz de obtener una intervención médica”, explica Francisco Garbayo, director de Acceso sin Fronteras, la compañía de seguros que está comprometida en ayudar a la población latina que no cuenta con cobertura de seguro médico.

Una visita de un día a una sala de emergencia puede costar más de $5,000 dólares, cifra muy superior a lo que le costaría a un individuo un seguro de salud por todo un año.
“Nosotros buscamos que las personas puedan ir al doctor cuando se enferman, no cuando están graves; o que vayan a que les diagnostiquen el padecimiento para darle tratamiento, como es el caso de la diabetes que es una enfermedad muy común en nuestra comunidad. Cuando esta enfermedad se detecta a tiempo y se sigue un tratamiento, la gente puede tener una vida normal y evitar los sufrimientos. No tiene que ser una sentencia de muerte tener una enfermedad crónica”, explicó Francisco Garbayo a El Centinela.

Durante la segunda semana de mayo, Acceso Sin Fronteras lanzará al mercado nuevos seguros de vida,  salud y dentales, diseñados a la medida de los hispanos.  “Son productos que ya existen en el mercado, pero los vamos a integrar en una experiencia latina. De entrada, todos nuestros empleados son bilingües y bi-culturales. Entienden de las necesidades de la comunidad”.

Los hispanos en Estados Unidos, son los que tienen menor cobertura de seguros de salud. El 31 por ciento no cuentan con cobertura de salud, lo que contrasta con el  11 por ciento de la población anglosajona, según cifras del Pew Research Center. Pero la cifra es mucho mayor si sólo se considera a los hispanos que nacieron fuera de Estados Unidos pero que viven en este país, que asciende al 50 por ciento.

Problema a solucionar
Parte del problema se explica en el hecho de que en la mayoría de los países latinoamericanos existe la medicina social, y la gente no tiene que preocuparse por comprar un seguro médico. Contrariamente en Estados Unidos las personas sí tienen que comprar un seguro a una empresa privada. Si no lo hacen, se encuentran frente al riesgo de perder todos sus ahorros o hasta endeudarse si llega a enfermarse y necesitan tratamiento.

Otro de los fenómenos que Acceso sin Fronteras ha detectado es que aunque las personas tengan seguro no saben cómo usarlo, por eso existe el compromiso de enseñar a la población a que pueda utilizar su cobertura médica y le pueda sacar provecho.
Acceso sin Fronteras ofrece precios accesibles. Con un pago fijo de menos de 3 dólares al día por un individuo puede contar con cobertura.

Para motivar a que los asegurados vayan al médico y con esto prevengan enfermedades, Acceso sin Fronteras cuenta con un seguro de empresa que en cada visita al doctor, los pacientes reciban un reembolso que va de $60 a $80 dólares. Tienen derecho a visitar hasta 10 veces a su médico. En este tipo de programas no hay deducibles, no hay  co-seguro médico. El reembolso se da en cheque.

También se empezará a ofrecer un seguro tradicional pero con un deducible alto, lo cual abarata por otra parte el costo del seguro.

Acceso sin Fronteras ofrece productos para empresas y comenzará a ofrecer productos para individuos a finales de mayo.

Hay un dicho que dice “es mejor tener seguro y no tener que utilizarlo, que no tener seguro y necesitarlo”, por eso Acceso sin Fronteras también centra su atención en campañas de prevención.

El enfoque es educar a la comunidad para mantenerse sana. Fomentar reglas básicas como el tener un peso normal, comer sano, hacer ejercicio, no tomar alcohol con exceso, no fumar, entre otros. Pero también parte de la prevención es hacerse chequeos médicos regularmente.

“Podemos prevenir o retrasar el surgimiento de enfermedades. Todos sabemos que nos vamos a morir un día, pero la idea es que mientras estemos vivos podamos disfrutar y divertirnos, si uno no está sano no puede divertirse”, añade Francisco Garbayo.

Acceso sin Fronteras busca estar cerca de la comunidad, por ello fue uno de los patrocinadores del evento del 5 de Mayo, y convocó a “ponerse al sombrero” para romper el récord mundial de Guiness por la más grande participación de personas congregadas con sombrero. El récord que se tenía registrado era de 500 sombreros, pero la ciudad de Portland, Oregón alcanzó la cifra de 1.008 personas con sombrero.

“Yo me siento muy contento con la respuesta. Yo creo que la gente se entusiasmó y respondió tan bien porque les entusiasmó hacer historia. El sábado tuvieron que quedarse parados por 11 minutos, esto fue el sábado 5 de mayo, no solo hubo latinos sino también anglosajones. Muchas personas no pudieron participar porque se nos acabaron los sombreros”.

Pero más allá de estas actividades, Acceso sin Fronteras desea ayudar a la comunidad latina ofreciendo el mejor servicio en seguros disponible en el mercado. “Si la gente queda satisfecha con la experiencia del seguro, lo va a recomendar  a sus amigos y familiares”. Si usted desea obtener más información acerca de esta aseguradora puede visitar su página de internet  www.accesosinforonteras.com, o bien llamar al (503) 276-1863.