WASHINGTON (CNS) — El presidente Joe Biden anunció el 24 de febrero la revocación de una proclamación hecha en 2020 por su antecesor, Donald Trump, que buscaba mantener a quienes solicitaban tarjetas de residencia permanente (conocidas popularmente como tarjetas verdes) fuera del país debido a la pandemia.

La administración Trump sostuvo el año pasado que estaba tomando esta medida para proteger a los trabajadores estadounidenses que perdieron sus empleos debido a la crisis del coronavirus. Sin embargo, en la reversión, Biden dijo que esta acción no "promovía los intereses de Estados Unidos".

"Por el contrario, esta acción perjudica a Estados Unidos, incluso al impedir que ciertos miembros de familia de ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes legales se encuentran con sus familias aquí.

También perjudica a las industrias en Estados Unidos, que utilizan talento de todo el mundo", expuso la nueva proclamación.

Organizaciones e instituciones católicas criticaron la medida de Trump cuando se anunció el año pasado.

Catholic Legal Immigration Network, Inc. lo llamó un "intento sutilmente velado para utilizar la pandemia de COVID-19 y sus consecuencias económicas como cobertura para la agenda racista y anti- inmigrante de la administración".

La Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos también se opuso, señalando que había "poca evidencia de que los inmigrantes le quiten el trabajo a los ciudadanos" y que "los inmigrantes y los ciudadanos juntos son socios para revivir la economía de la nación".

Esta medida es la última tomada por Biden para deshacer una serie de restricciones migratorias impuestas por la administración de su predecesor.

Casi desde el momento en que asumió el cargo de presidente, Biden revocó la "prohibición musulmana" del presidente Donald Trump que impedía que personas de diferentes países predominantemente musulmanes ingresaran a Estados Unidos.

El también fortaleció el programa para jóvenes que ingresaron ilegalmente a los Estados Unidos cuando eran niños —un programa que Trump intentó terminar.

Biden también anunció una suspensión de 100 días a las deportaciones y ha presentado un plan preliminar para proporcionar una vía a la ciudadanía para 11 millones de inmigrantes no autorizados.

Con respecto a la acción de Biden para pausar las deportaciones, el juez de distrito Drew Tipton en Texas emitió un fallo a fines del 24 de febrero prohibiendo indefinidamente la medida.

Texas había solicitado una orden judicial preliminar, argumentando que la detención de la deportación de Biden incluso violaba temporalmente la ley federal y corría el riesgo de imponer costos adicionales al estado.