Francisco Lara/El Centinela
Lanzamiento de la Campaña Oregonianos Unidos contra el Perfil en Portland.
Francisco Lara/El Centinela
Lanzamiento de la Campaña Oregonianos Unidos contra el Perfil en Portland.

Santuario de nuevo es el tema de actualidad. Durante todos estos años siguiendo de cerca la labor de quienes trabajan por los derechos de los inmigrantes, es innegable que el tema del santuario surge como sinónimo de protección. Si lo analizamos, es protección a los derechos de los inmigrantes.

Ahora que los residentes del estado de Oregon pueden votar para abolir la Ley Santuario en el estado, es importante detenernos para ver la historia, de esta ley que durante 31 años ha permanecido vigente en el estado.

El Departamento de Elecciones de la Secretaría del estado de Oregon ha confirmado por medio de un tuit, que la Iniciativa 22, o IP 22, califica para aparecer en la boleta electoral el próximo 6 de noviembre. Esto quiere decir que los votantes pueden decidir en las próximas elecciones.

La medida fue presentada por tres legisladores republicanos que buscan que la Ley establecida en 1987 sea eliminada. En teoría, la ley establece que los gobiernos locales no pueden usar recursos para manejar asuntos migratorios si el único delito de la persona es estar sin documentos o ilegalmente en los Estados Unidos. 

En entrevista exclusiva con El Centinela Andrea Williams, directora ejecutiva de CAUSA, dijo que “creemos en la igualdad y en cuidar a nuestros vecinos. Pero si la Medida 105 pasa, podría abrir la puerta al perfil racial y a que las familias sean separadas, simplemente porque alguien es percibido como un inmigrante indocumentado. No podemos permitir este tipo de discriminación en Oregon”.

Así que los líderes comunitarios que trabajan en favor de los derechos de los inmigrantes se unieron en una coalición, que ha logrado la atención de los medios de comunicación.

“Hemos lanzado una coalición que se llama Oregonianos Unidos Contra el Perfil (Oregonians United Against Profiling) integrada por más de 100 organizaciones, negocios, líderes de fe, y policía local, porque todos estamos de acuerdo en que si se anula esta ley, esto puede resultar en más violaciones a nuestros derechos civiles”.

 “Tuvimos nuestro primer evento de lanzamiento el sábado 28 de Julio en varias ciudadades de Oregon”, explicó Andrea Williams a El Centinela. 

Es importante recordar que Oregon se convirtió en un estado Santuario, como respuesta a una demanada contra varios oficiales en el Condado de Polk, quienes fueron acusados de cuestionar a un grupo de hombres por su estatus migratorio, por el simple hecho de su apariencia física.

Eliminar la Ley Santuario en Oregon significaría exponer nuevamente a todas las personas a ser víctima del perfil racial.

Al analizar el futuro y la importancia de esta ley en el estado de Oregon, Andrea Williams lo explicó al decir: “Votando No a la Medida 105 mantendrá la ley en su lugar, asegurando que:

1. La policía local, fondos, equipos y las instalaciones no sean utilizadas para perseguir y detener a personas sospechosas solo de violar la ley federal de inmigración.

2.Los Oregonianos no pueden ser parados, detenidos o ser interrogados, sólo porque alguien piensa que pueden ser inmigrantes indocumentados.

3. La policía local puede continuar manteniendo a las personas responsables, incluidos los inmigrantes y no inmigrantes, si cometen crímenes y dañan a nuestra comunidad.

4. El dinero de los contribuyentes de Oregón se mantendrá en nuestras comunidades y no se desviará para hacer el trabajo de aplicar la ley federal. 

“Va a afectar a todos los oregonianos y especialmente si eres una persona de color. Esa ley es muy importante para proteger nuestros derechos civiles”, explicó Andrea Williams.

La movilización comunitaria ha sido masiva. Más de 100 entidades y organizaciones en pro de los derechos inmigrantes se han unido en torno a la campaña Oregonianos Unidos Contra el Perfil, la cual busca que Oregon se mantenga como un estado santuario. Las redes sociales han sido fundamentales para unir la voz de los líderes locales e invitar a participar de esta campaña.

“Hay que luchar muy duro, sabemos que el ambiente anti-inmigrante se vive en toda la nación. Pero creo que Oregon es diferente y hay que luchar,’’ comentó a los medios de comunicación Andrea Williams, quien no ha descansado en su labor de preservar los derechos de los inmigrantes.

Oregonianos Unidos Contra el Perfil llegó a las comunidades el pasado 28 de julio, con el fin de educar y buscar el apoyo para que la Medida 105 no sea aprobada el próximo mes de noviembre.

“CAUSA es un parte integral a la campaña que trabaja en contra de la medida.  Hemos apoyado un voto “No” por la Medida 105 porque un voto “no”, es un voto que protege los derechos de los  inmigrantes en Oregon”, dijo Williams. 

Por su parte, La Conferencia Católica de Oregón, canal de las  políticas públicas de la Arquidiócesis de Portland y la Diócesis de Baker, aún no se ha pronunciado sobre la medida, aunque sí lo hará en las próximas semanas. Incluso si los obispos recomiendan una votación en particular, “probablemente sea una cuestión de juicio prudente para los católicos”, dijo Todd Cooper, director de la conferencia.

Al igual que con todos los temas del debate sobre el tema migratorio, los católicos “deben ser guiados por la caridad y la preocupación por el prójimo”, dijo Todd Cooper.


      RocioR@ocp.org