El sacerdote de la Diócesis Católica Siria de Mosul, Irak, padre George Fahola, afirmó que los cristianos de Baghdeda, Qaraqosh, ciudad destruida por el Estado Islámico, esperan con alegría la visita del Papa Francisco.

Del 5 al 8 de marzo el Santo Padre viajará Irak y su programa incluye una visita a Qaraqosh el domingo 7 para reunirse con la comunidad local, pronunciar un discurso y dirigir el rezo del Ángelus.

En un video de Ayuda a la Iglesia Necesitada —ACN— el padre Fahola aseguró que la visita del Papa Francisco tendrá un gran impacto en los cristianos y en el pueblo iraquí.

“Para los cristianos, porque este pueblo está arraigado en esta tierra que da testimonio del Evangelio”, indicó. 

El sacerdote señaló que los cristianos esperan con gran alegría al Santo Padre y recordó que la ciudad de Qaraqosh fue destruida por el grupo terrorista Estado Islámico (ISIS).

 

En agosto de 2014, luego de capturar Mosul, el ISIS invadió Qaraqosh, destruyendo casas, iglesias, la biblioteca y otros puntos importantes de la ciudad.

Decenas de miles de familias tuvieron que abandonar sus hogares a toda prisa y huir hacia Erbil, la capital del Kurdistán iraquí.

En octubre de 2016, luego de arduos combates, las fuerzas iraquíes y sus aliados recuperaron estos territorios y poco a poco se ha trabajado en la reconstrucción. Algunos cristianos han vuelto.

De acuerdo con los últimos datos publicados por ACN, el 43% de las familias cristianas que vivían en Qaraqosh antes de la invasión del Estado Islámico han podido regresar.

El sacerdote Fahola agradeció a las organizaciones ante la crítica situación en la que fue encontrada la ciudad, entre las que destacó el apoyo de ACN, “que tanto nos ayudó a reparar las casas destruidas por ISIS”.