CIUDAD DEL VATICANO (CNS) — A pesar de inicialmente pensar que la estadía del papa Francisco en un hospital de Roma seria de una semana, la oficina de prensa del Vaticano informó que el pontífice continuará su recuperación como paciente en el hospital Gemelli tras someterse a una cirugía de colon.

En un comunicado emitido el 12 de julio, el portavoz del Vaticano, Matteo Bruni, dijo que el papa "permanecerá hospitalizado unos días más para optimizar su terapia médica y de rehabilitación".

El día después de su cirugía del 4 de julio por estenosis diverticular, el Vaticano había dicho que se esperaba que el papa permaneciera en el hospital durante siete días, salvo complicaciones.

El papa se sometió a una hemicolectomía izquierda de tres horas, que es la extirpación de la parte descendente del colon, una cirugía recomendada para el tratamiento de diverticulitis, cuando las bolsas abultadas en el revestimiento del intestino o el colon se inflaman o infectan.

El papa Francisco apareció en el balcón de su suite en el hospital Gemelli el 11 de julio y se dirigió a los peregrinos y simpatizantes mientras rezaba su Ángelus dominical.

También visitó a los jóvenes "del pabellón de oncología y sus familiares, quienes luego lo acompañaron a la terraza del piso 10 para la oración Mariana". Después de su discurso del Ángelus, el papa, en silla de ruedas, se reunió con pacientes y personal médico del hospital.

A pesar de su estadía prolongada en el hospital, el Vaticano dijo que el 12 de julio el papa tuvo "un día tranquilo y completó su tratamiento posquirúrgico".

El Vaticano también dijo que el papa "compartió la alegría por la victoria de las selecciones de Argentina e Italia con los más cercanos a él".

La Argentina natal del papa derrotó a Brasil el 10 de julio en el campeonato de fútbol Copa América, mientras que su país ancestral, Italia, derrotó a Inglaterra el 11 de julio para ganar su primer campeonato europeo desde 1968.

El papa Francisco, dijo el Vaticano, resaltó la importancia del deporte y los valores que se pueden aprender de "esa capacidad deportiva para poder aceptar cualquier resultado, incluso la derrota".

"Así, de frente a las dificultades de la vida, uno siempre puede involucrarse, luchar sin rendirse, con esperanza y confianza", dice el comunicado.