Trabajadores de la salud se observan haciendo rondas en la Unidad Cardio-torácica de Cuidados Intensivos del Hospital Buen Samaritano (Good Samaritan Hospital Medical Center) en West Islip, N.Y., el Día Mundial de los Enfermos, 11 de febrero de 2021. La observancia, instituida por San Juan Pablo II en 1992 y que se celebra anualmente en la fiesta de Nuestra Señora de Lourdes, ratifica el deber de la iglesia de recordar y servir a los enfermos y a los que sufren. (CNS Foto/Gregory A. Shemitz)
Trabajadores de la salud se observan haciendo rondas en la Unidad Cardio-torácica de Cuidados Intensivos del Hospital Buen Samaritano (Good Samaritan Hospital Medical Center) en West Islip, N.Y., el Día Mundial de los Enfermos, 11 de febrero de 2021. La observancia, instituida por San Juan Pablo II en 1992 y que se celebra anualmente en la fiesta de Nuestra Señora de Lourdes, ratifica el deber de la iglesia de recordar y servir a los enfermos y a los que sufren. (CNS Foto/Gregory A. Shemitz)

Con ocasión de la Jornada Mundial del Enfermo que se celebra cada 11 de febrero, fiesta de Nuestra Señora de Lourdes, el papa Francisco expresó su cercanía especialmente a quienes sufren por la pandemia del coronavirus y a los que los cuidan e invitó a orar por ellos.

Así lo indicó el papa en un mensaje a través de su cuenta oficial de Twitter @Pontifex_es en el que también expresó su cercanía a los más pobres. 

“En la Jornada del Enfermo brindemos una atención especial a las personas enfermas y a quienes cuidan de ellas. Pienso, en particular, en quienes sufren en todo el mundo los efectos de la pandemia del coronavirus. A todos, especialmente a los más pobres, les expreso mi cercanía”, escribió.

El santo padre exhortó en otro mensaje a invocar la intercesión de Nuestra Señora de Lourdes, patrona de los enfermos, para pedir al Señor que “conceda la salud de alma y cuerpo a todos los que sufren a causa de alguna enfermedad y de la actual pandemia, y fortalezca a quienes los asisten y acompañan en este tiempo de prueba”. 

De esta forma, el papa recordó las palabras que pronunció ayer miércoles durante la Audiencia General.