Trabajadora humanitaria de la Diócesis de Pamplona, Colombia, conversa con la migrante venezolana Verónica Gómez a principios de octubre después de entregarle mochilas con alimentos y ropa para el frío. Gómez se dirigía hacia Perú con su familia con el plan de recorrer gran parte del trayecto caminando. (CNS Foto/Manuel Rueda)
Trabajadora humanitaria de la Diócesis de Pamplona, Colombia, conversa con la migrante venezolana Verónica Gómez a principios de octubre después de entregarle mochilas con alimentos y ropa para el frío. Gómez se dirigía hacia Perú con su familia con el plan de recorrer gran parte del trayecto caminando. (CNS Foto/Manuel Rueda)

El Papa Francisco se sumó a los obispos de Colombia en su agradecimiento al gobierno colombiano la adopción de un Estatuto de Protección Temporal para migrantes venezolanos, una iniciativa que, en opinión de la Conferencia Episcopal de Colombia, fomenta “la acogida, protección, promoción e integración de la población migrante”.

Al finalizar el rezo del Ángelus este domingo 14 de febrero en la Plaza de San Pedro del Vaticano, el Santo Padre afirmó que “siempre miro con agradecimiento el esfuerzo de aquellos que colaboran en favor de los migrantes. A todos les agradezco por lo que hacen por los migrantes”.

En ese contexto, “hoy, en particular, me uno a los obispos de Colombia para expresar mi reconocimiento por la decisión de las autoridades colombianas de implementar el Estatuto de Protección Temporal para Migrantes Venezolanos presentes en el país, favoreciendo la acogida, la protección y la integración”.

El Papa destacó que esa iniciativa no la impulsa “un país riquísimo, sobre desarrollado, no, lo hace un país con muchos problemas, de desarrollo, de pobreza, de paz, casi 70 años de guerrilla. Pero con este problema han tenido la valentía de mirar a esos migrantes y elaborar este estatuto. Gracias a Colombia”.

Este Estatuto, anunciado por el presidente de Colombia, Iván Duque, el pasado 8 de febrero, beneficiará a 1,7 millones de inmigrantes que se encuentran en el país.

Según el Ministerio de Relaciones Exteriores, el Estatuto permitirá que los migrantes de Venezuela permanezcan “de manera regular en Colombia por un periodo de 10 años, tiempo después del cual deberán adquirir una visa de residente si desean permanecer en el país”.