CIUDAD DEL VATICANO (CNS) — Amar a los demás como Jesús les ama significa servir a los demás, llegar y ayudar a los necesitados, dijo el papa Francisco.

"Amar como Cristo significa decir 'no' a otros amores que el mundo nos ofrece: amor al dinero -- los que aman el dinero no aman como ama Jesús -- amor al éxito, vanidad, poder", dijo el papa el 9 de mayo antes de rezar la oración 'Regina Coeli' con cientos de personas reunidas en la Plaza de San Pedro.

La multitud incluía a decenas de personas de Colombia, quienes rezaban por un paro a la violencia en su país que comenzó a fines de abril con protestas por un plan del gobierno para aumentar los impuestos.

Las organizaciones de derechos humanos han criticado a la policía de Colombia por el uso excesivo de la fuerza contra los manifestantes, ya que más de 24 personas han muerto.

"Deseo expresar mi preocupación por las tensiones y los violentos enfrentamientos en Colombia, que han provocado muertos y heridos. Son muchos los colombianos que están aquí: oremos por vuestra patria", dijo a las personas reunidas en la plaza.

El papa Francisco también expresó su preocupación por los enfrentamientos recientes entre palestinos e israelíes en Jerusalén.

"Sigo con especial preocupación los acontecimientos que están sucediendo en Jerusalén", dijo. "Rezo para que sea lugar de encuentro y no de enfrentamientos violentos, lugar de oración y de paz. Invito a todos a buscar soluciones compartidas para que la identidad multi-religiosa y multicultural en la Ciudad Santa sea respetada, y pueda prevalecer la fraternidad. La violencia genera solo violencia. ¡Basta de enfrentamientos!"

Las tensiones comenzaron con protestas por el posible desalojo de varias familias palestinas de una zona en disputa de Jerusalén Oriental, una contraprotesta de miembros de Lehava, descrita por el periódico Times of Israel como un "grupo extremista judío", y por el acceso a la mezquita Al-Aqsa, para rezar durante Ramadán.

El papa Francisco también pidió a la gente que "rezara por las víctimas del ataque terrorista" el ocho de mayo en Kabul cuando un coche bomba explotó frente a una escuela de niñas y luego explotaron otras dos bombas, matando al menos a 85, la mayoría niñas.

"Recemos por cada una de ellas y por sus familias. Y que Dios conceda paz a Afganistán", dijo el papa.