La Sala de Prensa de la Santa Sede informó este viernes que durante el mes de julio se suspenderán las audiencias generales que el Papa Francisco preside los días miércoles, tal como se hace todos los años, y se retomarán en agosto.

“Según lo comunicado por la Prefectura de la Casa Pontificia, las Audiencias Generales serán suspendidas por todo el mes de julio por la habitual pausa de verano y se retomarán el miércoles 4 de agosto”, informó el Vaticano.

Sin embargo, señaló que el Papa mantendrá el contacto con los fieles “con el rezo del Ángelus”.

Desde el 12 de mayo el Santo Padre reanudó las Audiencias Generales con un número limitado de fieles en el Patio de San Dámaso, siguiendo las normas para evitar contagios de COVID-19.