Un nuevo informe del Centro Católico Multimedial (CCM) señala que son casi 90 los sacerdotes fallecidos en México en los últimos meses a causa de la pandemia de coronavirus COVID-19.

En su noveno reporte sobre cómo ha afectado el COVID-19 a la Iglesia en México, publicado el 20 de septiembre, el CCM señaló que ya son 87 los sacerdotes fallecidos así como siete diáconos y cuatro religiosas.

Si bien la Arquidiócesis de Puebla no registró ninguna muerte de sacerdotes en los últimos 15 días, el CCM subrayó que permanece “como de las más afectadas por decesos”.

En las últimas dos semanas, de acuerdo al CCM, fallecieron a causa del COVID-19 el P. Felipe Orihuela Morales, de la Arquidiócesis de Toluca; el P, Alejandro Ibarra Trujillo, de la Diócesis de Huajuapan; el P. Jaime Rodríguez Montoya, de la Diócesis de Querétaro; el P. Francisco Aguilera Medrano, de la Congregación del Oratorio de San Felipe Neri en la Diócesis de Orizaba; el P. Sergio Gutiérrez Vázquez, de la Diócesis de san Juan de los Lagos; el P. Gilberto Sánchez Cantú, de la Diócesis de Piedras Negras; el P. José Guadalupe Valencia, de la Diócesis de Cuautitlán; el P. Fernando Félix Hernández Flores, de la Diócesis de Tenancingo; y el P. Jorge Hernández Ramírez, de la Arquidiócesis de Acapulco.

También se agregó en este informe al P. Andrés Bahena Álvarez, de la Arquidiócesis de Acapulco, fallecido en julio.

El CCM también destacó que en México solo se conoce de dos obispos infectados de COVID-19: El Obispo de Zacatecas, Mons. Sigifredo Noriega Barceló, y el Obispo de Cancún Chetumal, Mons. Pedro Pablo Elizondo Cárdenas. Ambos lograron sobreponerse a la enfermedad.

Para ver el informe completo del CCM, puede ingresar AQUÍ