Un grupo de mujeres católicas mexicanas expresó su rechazo al paro nacional #UnDíaSinNosotras #UnDíaSinMujeres convocada por feministas pro aborto para el 9 de marzo, y convocó a que ese día se realicen Horas Santas de Adoración Eucarística en todo el país, bajo el lema “católicas de rodillas por la paz”. 

En un video difundido en redes y por aplicaciones de mensajería, Brenda del Río, líder provida de la plataforma Que Viva México, lamentó que “el día 9 nos han engatusado en que hagamos un paro de mujeres, un día sin mujeres. Y la verdad es que atrás está el feminismo radical".

 

“Tú eres libre de participar con ellas”, dijo, pero advirtió que las feministas “necesitan un impulso social, un arrastre social, un acontecimiento que les haga decir ante diputados y senadores ‘miren todo el arrastre social que tengo, traigo toda esta gente, ahora dame el aborto a nivel nacional’”.

En vez de participar en el paro convocado por las feministas pro aborto, Del Río animó a las mujeres a “hacer un paro a la violencia, pero de rodillas. El día 9, lunes 9 de marzo, te invito, las que nos trabajen en la mañana, a estar en las capillas de Adoración perpetua de 12 del día a 1 de la tarde, de rodillas en una Hora Santa”.

La convocatoria al paro nacional el 9 de marzo, organizado por feministas pro aborto, surgió en medio de la conmoción social por los asesinatos contra mujeres y niñas registrados en las últimas semanas en México.

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) y diversas instituciones y universidades católicas anunciaron su apoyo al paro convocado por las feministas proaborto. La CEM rechazó una entrevista con ACI Prensa para explicar las razones que llevaron a los obispos de México a tomar esa decisión. 

Los colectivos feministas que organizan el paro nacional publicaron recientemente un comunicado poniendo el "aborto seguro y gratuito en todo el país" en el primer lugar de sus demandas.

Brenda del Río explicó que la jornada de adoración eucarística busca “que pare la violencia en México no solo contra las mujeres y las niñas sino contra los bebés, contra los bebés en el vientre de sus madres, contra todo varón que es asesinado brutalmente porque toda vida importa, toda vida vale”.

También, dijo, van a pedirle “perdón a Dios por todas las traiciones que este pueblo guadalupano le hemos hecho”.

Para quienes trabajen durante el día, la convocatoria es a tener una Hora Santa de 7:00 p.m. a 8:00 p.m.

Además, advirtió que en los eventos convocados por las feministas, que comienzan el 7 de marzo, “me preocupa mucho como católica que el día 8 de marzo es muy probable que profanen nuestros templos”.

“Estemos atentas a resguardar nuestros templos, pero sobre todo a resguardar la voluntad de Dios”, dijo.

En diálogo con la agencia de noticias ACI Prensa, Brenda del Río, quien participa en diversas instancias de defensa de derechos humanos en el país y fundó Los Inocentes de María, que da cristiana sepultura a bebés abortados y a los asesinados y abandonados después de nacer, advirtió que el 9 de marzo las feministas pro aborto “harán que nosotros nos encerremos en nuestras casas, estemos calladas y ellas van a tomar los micrófonos, van a ser entrevistadas por los medios de comunicación masivos que siempre favorecen la causa del aborto, de la destrucción de la familia natural y están contra la libertad religiosa”.

“Nosotras damos fuerza y arrastre y capital político, que es lo que ellas esperan tener como respuesta a su convocatoria, con la cual van a sentarse a negociar, habiendo dicho ‘mira, fui capaz de detener al 50% de la población durante 24 horas, sería capaz de tumbar tu gobierno. Ahora dame el aborto a nivel nacional’”, advirtió.

Para la líder provida mexicana “las mujeres católicas no podemos participar en esto. Estamos siendo utilizadas”. 

Campañas como la del paro nacional, dijo, son muy peligrosas, pues causan crean “en la mente de las jovencitas, de las mujeres y de la sociedad en general, una relación: no violencia contra la mujer es igual a aborto”.

Del Río destacó que la campaña de Adoración Eucarística para el 9 de marzo “surge del conocimiento que en el fondo de la causa del asesinato de los bebés por nacer está la maldad pura”. 

Sabemos que es la lucha del bien contra el mal, y por eso hemos decidido, como en Jericó, donde se derrumbaron las murallas, derrumbar estas murallas de muerte contra México, tomándonos de la mano de Dios, porque el amor no para y porque nada es imposible para Dios. Las mujeres vamos a derribar la violencia de rodillas y tomadas de la mano de Dios”, aseguró.

“La oración, y lo hemos tenido demostrado a lo largo de la historia de la cristiandad, de manera misteriosa, resuelve problemas gravísimos, nacionales e internacionales, amenazas, pestes, cambia la naturaleza de las cosas, frena tempestades”, añadió.

Del Río señaló luego que quienes creen que sumándose al paro nacional del 9 de marzo afectan al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y a su partido, Morena, cometen un error, pues “es precisamente un brazo de Morena que le ayudó a llegar al poder el que está exigiendo al Presidente la aplicación de la legalización del aborto a nivel nacional y no se les ha cumplido. Es una manera de exigirlo”.

Si bien hay grupos en Morena que no son proaborto, dijo, el sector que representan políticos como Olga Sánchez Cordero, Marcelo Ebrard y Porfirio Muñoz Ledo ayudó a López Obrador “a llegar al poder y ahora están exigiendo, no lo han recibido, este pago de aplicar el aborto en todo el país”.

Para la líder provida mexicana, es importante recordar que “a amar únicamente se aprende siendo amados. Si nosotros empezamos a vivir la maternidad de una manera positiva, hermosa y amando a nuestros hijos, estos hijos tendrán corazones educados y forjados para la paz”.