WASHINGTON — El arzobispo de La Habana dijo que su antecesor, el cardenal Jaime Ortega Alamino, se encuentra en condición estable, pero su salud se ha debilitado y "quebrantado sensiblemente en los últimos días".

"Se han recibido en este arzobispado innumerables llamadas y mensajes manifestando un cálido interés por la salud del Sr. Cardenal Jaime Ortega", escribió el arzobispo de La Habana Juan García Rodríguez en una carta publicada en Facebook el 24 de junio. El arzobispo García tomó cargo del arzobispado cuando el Vaticano aceptó la renuncia del cardenal en 2016.

Católicos cubanos han recurrido a Facebook para buscar y publicar noticias sobre la salud del cardenal y comunicarse con otros acerca de su condición. Una publicación del 22 de junio en la página de Facebook de la parroquia San Antonio María Claret en la ciudad de Santiago de Cuba pidió a los católicos rezar por el cardenal de 82 años, quien "padece un cáncer en estado terminal".

"Desde anoche la salud de nuestro hermano obispo y cardenal por muchos años Jaime Ortega se debilitó en extremo, se espera que en cualquier momento pase a la Casa del Señor", decía el mensaje en Facebook.

El 19 de junio, Palabra Nueva, la revista del arzobispado de La Habana, publicó fotos en Facebook de una visita con el cardenal, rodeado de sus hermanos obispos y sonriendo con los prelados.

El cardenal Ortega desempeñó un papel fundamental en el restablecimiento de las relaciones entre el Vaticano y el gobierno cubano, que en última instancia permitió que los últimos tres papas visitaran la isla. Al mismo tiempo, algunos lo criticaron por no pronunciarse más fuerte en contra del gobierno cubano, que comenzó a perseguir a los cristianos poco después de que la revolución cubana llevó a Fidel Castro al poder en 1959.

Sin embargo, parece ser una figura muy querida dentro de Cuba y ha sido testigo y ha jugado un papel fuerte durante momentos importantes en la historia reciente de la isla, que incluye el acercamiento del gobierno con los Estados Unidos en 2015 después de décadas de aislamiento.

Signis-Cuba, el afiliado local de una organización mundial de comunicaciones católicas, también ha mantenido informados a los católicos cubanos sobre la salud del cardenal a través de Facebook. El cardenal, dijo la organización el 22 de junio, se encuentra "rodeado del clero que le acompaña en su enfermedad ... La iglesia Católica Cubana reza por su salud y desde sus hogares le acompañan con su oración".