La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) anunció el 23 de abril la creación de “Familias sin Hambre”, una “cadena solidaria de alimentos y medicinas” para los más necesitados debido a la crisis por la pandemia de coronavirus COVID-19.

En un comunicado, la CEM explicó que esta campaña es “fruto de la unión y de los esfuerzos de iglesias, empresarios a través de CompromisoSocialMx y diversas instituciones sociales, quienes atendiendo a la actual situación en la que nos encontramos a causa de la pandemia por el COVID-19”.

“Estamos viviendo una situación inédita la cual requiere de la ayuda de todos. Como mexicanos siempre hemos demostrado ser un pueblo solidario y unido, superando grandes retos en nuestra historia. Es por eso que hoy hacemos un llamado de auxilio para apoyar a las personas que han perdido su empleo o fuente de sustento o han visto reducido su salario, y ahora se encuentran en momento de gran dificultad”.

Los obispos explicaron que “Cáritas Mexicana ha sido delegada para el contacto, preparación, articulación y vinculación general para la ejecución de esta campaña, por la gran estructura nacional de Cáritas diocesanas (74), vicarías de pastoral (98) y Cáritas parroquiales (850) con las que cuenta a lo largo y ancho de nuestra nación”.

“Ya se han comenzado a recibir solicitudes de auxilio y necesidad desde diferentes partes del país, a través del teléfono nacional 01800 CARITAS (2274827) y de la plataforma digital donadespensas.mx las cuales están siendo atendidas por más de 100 generosos voluntarios”, indicó la CEM.

El Episcopado hizo un llamado a la generosidad con los más necesitados, pues “atender a quien tiene hambre es prioridad, muchos necesitan cubrir las necesidades básicas de su familia y no tienen cómo hacerlo”.

Para colaborar, puedes ingresar a donadespensas.mx.

La CEM señaló que también se puede hacer donaciones económicas a través de la cuenta de Cáritas Mexicana I.A.P. en Bancomer:

CUENTA 0123456781, CLABE: 012 180 00123456781 5.